24 de abril de 2019 notifications
menu
Nacional

Familia de Mario Aburto pide reabrir el caso Colosio

Aclara activista que Obrador no cenó con Luis Donaldo, solo fue una reunión con café

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, sábado 23 de marzo 2019, actualizada 6:57 pm

La familia de Mario Aburto, asesino confeso del excandidato presidencial mexicano Luis Donaldo Colosio, envió una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador pidiéndole que reabra el caso ahora que se cumplen 25 años del homicidio.

En el Palacio Nacional, el corresponsal del canal Estrella TV en Los Ángeles, Jovanny Rivera Huerta, compartió este viernes al mandatario una carta escrita por los padres de Aburto, único culpable del asesinato cometido en Tijuana el 23 de marzo de 1994.

"Le piden que reabra el Caso Colosio. Ellos confían mucho en su palabra y en la transparencia que ha dado usted al gobierno y al país", explicó el periodista, que indicó que los familiares de Aburto quieren regresar al "país que vio crecer a ellos y a sus hijos".

López Obrador recibió la carta y aseguró que la leería y la turnaría a la Secretaría de Gobernación (Segob) para ver "qué procede desde el punto de vista legal".

Además, instó a "seguir indagando" sobre el caso.

"Lamenté mucho, y sigo lamentando, el asesinato de Luis Donaldo Colosio. Lo conocí, y nos vimos dos días antes de que lo asesinaran", recordó.

El líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) dijo que "hay que indagar e insistir" sobre este caso para que no quede impune, y lo calificó de "crimen de Estado".

Colosio era considerado seguro sucesor del presidente Carlos Salinas de Gortari debido al férreo control que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) mantenía sobre el Gobierno.

Aunque se detuvo en el momento al presunto asesino material, Mario Aburto, quien actualmente cumple condena en prisión, las investigaciones se prolongaron durante años en busca de un posible autor intelectual o de un complot.

Su asesinato se considera el magnicidio más grave en México desde 1928, cuando fue asesinado el presidente electo Álvaro Obregón, quien ya había sido presidido el país en el periodo 1920-1924.

En otros asuntos, el Tribunal Electoral de México confirmó el pasado miércoles, por unanimidad, la pérdida de registro como agrupación política del Partido Encuentro Social (PES), parte de la coalición que llevó a la presidencia a López Obrador.

Cuestionado sobre ello, el mandatario dijo estar agradecido con la militancia y la dirigencia del PES, de raíz evangélica.

"Se les canceló el registro, pero pienso que tienen opciones y alternativas en el marco de la legalidad", apuntó.

LA POLÉMICA CENA

Por su parte, luego de que Andrés Manuel López Obrador reveló en la conferencia mañanera que dos días antes del asesinato del candidato presidencial Luis Donaldo Colosio cenó con él en la casa de la activista Clara Jusidman, la defensora de derechos humanos comentó que no se trató de una cena, sino de una reunión en la que platicaron.

"Fue más bien una reunión en la que Luis Donaldo Colosio y el presidente López Obrador platicaron durante hora y media o dos horas en mi casa. [Bebieron] un café, no fue una cena, fue una plática más por la tarde", comentó.

Jusidman recordó que los políticos se reunieron en más de una ocasión; sin embargo, la charla a la que hizo referencia el Presidente duró aproximadamente unas horas. Además, dijo, el encuentro se hizo en su casa a petición de López Obrador.

La activista afirma que ella en ninguna de las reuniones estuvo presente, solo los recibió por la tarde y los dejó conversar los temas que ellos pactaron. Asimismo, recuerda, el aspecto del candidato era de agobio por la campaña.

"Se reunieron aquí en la casa a petición del licenciado López Obrador, yo no estuve presente, yo no participé en la conversación, facilité mi casa para que ellos pudieran reunirse, pero fue en la tarde, yo me acuerdo que aún había sol. Recuerdo muy bien que cuando llegó Donaldo yo le abrí la puerta y había luz. Entonces, lo vi muy agobiado por las giras, estaba muy asoleado, se me quedo muy grabada la imagen", recordó.

De acuerdo con Clara Jusidman, en las reuniones que se realizaron en su propiedad únicamente estuvieron presentes Luis Donaldo Colosio y Andrés Manuel López Obrador.

Obrador dijo ayer que había cenado dos días antes de su muerte con Colosio.

"Lo conocí y nos vimos dos días antes de que lo asesinaran. Un 21 de marzo [de 1994], cenamos en casa de una amiga en común, de la licenciada Clara Jusidman, cenamos el 21 en la noche", detalló el Presidente.

El Presidente, que en ese entonces era candidato del PRD al Gobierno de Tabasco, lamentó el asesinato del abanderado priista.

A la mañana siguiente del asesinato de Luis Donaldo Colosio Murrieta había fila en los puestos de periódicos con personas a la espera de las noticias de lo que con estupor habían visto y escuchado toda la noche en la televisión y la radio.

Aquellas escenas impregnadas de incertidumbre nunca más se volvieron a ver. Durante los 25 años siguientes México cambió en diversos aspectos, principalmente en uno de ellos: la reforma del poder, de la cual habló el sonorense 17 días antes de llegar a Lomas Taurinas.

El levantamiento zapatista y la muerte de Colosio, coinciden analistas políticos, generaron condiciones que un par de años después abrieron paso a un modelo equitativo de contienda por los cargos de elección, el cual todavía sucede.

José Fernández Santillán, profesor de Humanidades del Tecnológico de Monterrey Ciudad de México, y Alberto Aziz Nassif especialista del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), por separado, observan al 23 de marzo de 1994 con un ambiente político complicado.

Siguen en la política

Algunos cercanos a Colosio que siguen en la Política:

*Luis Donaldo Colosio Riojas. Hijo del político sonorense, Tenía 9 años en 1994, es diputado local de Movimiento Ciudadano, en Nuevo León. Siempre se desmarcó del PRI y está en su primera incursión en política.

*Alfonso Durazo Montaño. Secretario particular del candidato presidencial en 1994; secretario particular de Vicente Fox, en 2006. Con Andrés Manuel López Obrador es secretario de Seguridad Pública y Participación Ciudadana.

*José Narro Robles. Presidente de la Fundación Cambio XXI del PRI con Colosio; funcionario en Sedesol. Fue rector de la UNAM, secretario de Salud con Enrique Peña Nieto. Es aspirante a presidente del PRI.

*Beatriz Paredes Rangel. Secretaria general de la CNC, en 1994. Fue gobernadora de Tlaxcala, presidenta del PRI como oposición, embajadora en Cuba y Brasil. Presidenta de la Cámara de Diputados. Actualmente es senadora del PRI.

*Andrés Manuel López Obrador. Candidato en 1994 a gobernador de Tabasco, por segunda ocasión, bajo las siglas del PRD. Fue jefe de Gobierno del Distrito Federal. Tres veces candidato presidencial. Es presidente de la república.

*Marcelo Ebrard Casaubón. En 1994 fue asesor de Manuel Camacho Solís en la Comisión de Concordia y Pacificación (Cocopa) en Chiapas. En 2000, declinó la candidatura del PRD a jefe de Gobierno a favor de Andrés Manuel López Obrador. Es titular de la SRE.

*Ricardo Monreal Ávila. Senador del PRI, en 1994. Gobernador de Zacatecas por el PRD, coordinador de campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador, en 2012. Coordina la bancada de Morena en el Senado.

*Luis Raúl González Pérez. Cuarto fiscal del caso Colosio. Fundador de la CNDH; investigó matanza de Aguas Blancas, Abogado General de la UNAM. Es presidente de la CNDH hasta noviembre.

Revelan spots inéditos

Tras aquel famoso discurso que Luis Donaldo Colosio Murrieta pronunció al pie del Monumento a la Revolución, el 6 de marzo de 1994, la campaña presidencial tomó otro aire. Hubo que arrancar con todo y hacer que se conociera realmente al candidato priista. El publicista Carlos Alazraki recuerda cómo fue que el entonces coordinador de la campaña presidencial priista, Ernesto Zedillo, lo buscó: había que generar spots para el candidato Colosio.

Fueron dos materiales los que se quedaron en el cajón. No vieron la luz y estaban listos tres días antes de que Colosio Murrieta fuera asesinado en Lomas Taurinas, Tijuana.

"Nunca salieron esos spots, ya no hubo tiempo. Lo mataron", comentó Carlos Alazraki. En entrevista, relató que fue Ernesto Zedillo quien lo buscó apenas pasado el 6 de marzo de 1994, para encargarle la elaboración de la campaña de spots que lanzarían casi a finales de mes. "Ernesto Zedillo me contrató después de que corrió a dos agencias [publicitarias] que no le funcionaron. Me preguntó que cómo podíamos repetir el discurso del 6 de marzo. Yo le dije que cómo quería repetirlo si ya estaba en todos lados. Él me respondió que debía repetirse para que no se olvidara".

Durazo no cree versión de asesino solitario

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, reiteró su rechazo a la versión del asesino solitario en el magnicidio de Luis Donaldo Colosio.

En la víspera del aniversario 25 de la muerte de quien fuera candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la presidencia de México, el funcionario federal hizo votos por que en algún momento alguien aporte datos adicionales que lleven a retomar el caso y a llegar a una conclusión de lo ocurrido en Lomas Taurinas. "Yo lo único que puedo decir es que no creo ni creeré por razones subjetivas y objetivas en el tema del asesino solitario. Creo que en ese asesinato, cometido en la lucha por la madre de todas las disputas que es el poder presidencial, la mano armada resulta irrelevante", dijo quien fuera secretario particular de Colosio.

Durazo afirmó que sin duda el asesinato de Colosio marcó la vida del país. "En lo personal, pero con independencia de ello, creo que fue a partir del 94 que se acelera y precipita el proceso de descomposición del país", agregó.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...