23 de abril de 2019 notifications
menu
Columnas Deportes

Voz de Palco

EDUARDO SEPÚLVEDA
viernes 22 de marzo 2019, actualizada 11:40 am


Hoy, México comienza un nuevo proceso mundialista y, otra vez, con un director técnico nuevo.

Gerardo el "Tata" Martino está al frente del combinado nacional y parece que lo más importante, para algunos, es su nacionalidad.

Y es que nacer fuera del país (en este país) es un "pecado", a Juan Carlos Osorio nunca se lo perdonaron. Hay quien siempre está viendo qué criticar; siguen sin entender que las nacionalidades no son sino solo accidentes.

Martino es un tipo con experiencia y si hoy se hace cargo del máximo representativo del futbol nacional es por mérito propio. Y sí, Martino (para su desgracia) es argentino.

Llegar al banquillo del Tri no es cualquier cosa, puede significar un triunfo o casi el adiós como entrenador para algunos; ¿qué le pasó a Sven Goran Eriksson después de México? ¿Al "Ojitos" Meza?

El "Chepo" de la Torre tuvo una oportunidad con Santos y la dejó ir, como dejó ir sus sueños en el Tricolor.

Como sea, Martino debería llegar al partido de hoy (ante Chile) con mucha calma. Y no es así.

El entrenador ya sufrió su primer revés al no contar con uno de los futbolistas mexicanos más talentosos, Jesús "Tecatito" Corona, quien le fue negado por su club, el Porto de Portugal.

Obvio, el técnico de los llamados "ratones verdes" levanta la voz y cuestiona la decisión del equipo portugués, y deja abierta la posibilidad a una sanción para el extremo mexicano; hay que imponer disciplina desde ya, porque si no...

Martino tal vez aún no tenga muy claro adónde llegó, al futbol del país donde "no pasa nada" y todo pasa.

Donde el equipo que desciende no desciende, aunque a falta de seis encuentros de que concluya la etapa regular del torneo Clausura 2019 el Veracruz esté más muerto que los sueños de un joven recién egresado de una carrera universitaria en Torreón.

El Veracruz se hundió junto a su técnico, el uruguayo Robert Dante Siboldi, a quien una bronca con un jugador le costó el puesto en el equipo campeón de México en ese entonces.

Hoy, Siboldi no sonríe, ni el equipo al que hizo campeón.

Pero Santos aún tiene tiempo de revertirlo. Y aunque en la Liga ya parece difícil, luego de un empate tonto ante Veracruz y una derrota inesperada en casa ante Necaxa, en la "Concachampions", los Guerreros apuntan a otra historia gloriosa.

El primer obstáculo se llama Tigres, un viejo conocido, dominado en años recientes.

El segundo, sería el ganador de Rayados o Sporting de Kansas City; y qué mejor que el equipo regio para beneplácito del aficionado albiverde.

Santos está a cuatro partidos (que no tienen que ser triunfos) de levantar su primer trofeo internacional de peso oficial, el sueño de su presidente. Y cuando eso suceda, atrás quedarán las tantas críticas al vecino norteño sobre las estrellas "que no valen".

Tri, Santos, descenso, Concacaf... lo mejor está por llegar. ¿Le seguimos?: @Foko_54

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...