17 de junio de 2019 notifications
menu
Espectáculos

Le hubiera gustado ser curandero

Viendo la música como una medicina, Santana dice que espera ayudar a generar otra época

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, miércoles 20 de marzo 2019, actualizada 9:13 am

Enlace copiado

"Tenía ganas de llorar", dijo una mujer luego de escuchar hablar -a unos metros- a Carlos Santana.

A día después de cerrar el Vive Latino, el guitarrista mexicano se reunió con algunos seguidores en la Ciudad de México para compartir un poco de su próximo disco Africa Speaks, y responder 18 preguntas que en realidad fueron un pretexto para hablar de todo: su infancia, su madre, su esposa, de los muros, abusos y de las drogas y la posibilidad de llevar su historia a la pantalla.

Durante la plática, guiada por Charo Fernández, Santana dejó ver que es un hombre de fe, ya que agradeció constantemente a Dios por sus logros.

"El propósito más intenso (de mi trabajo) es conectar los corazones de la gente con su propia luz, lo demás es puro polvo, fama. Que una persona se dé un baño de luz es el mayor trofeo", señaló sobre el objetivo de su música.

Aunque no estuvo acompañado de su guitarra, dijo que convivir cotidianamente con ella es como hacerlo con una mujer.

"Es como tener una conversación con una mujer, no debes interrumpir, debes escuchar y saber cuándo y cómo bailar".

Su nuevo disco, Africa Speaks, cuenta con la voz de Concha Buika. Aún no se tiene la fecha de salida pero se mostró contento por este logro, ya que desde siempre ha sido un apasionado de África y en especial de sus voces femeninas.

"Yo soy mexicano, pero mi fascinación primera es la música africana, cuando cantan son más ricos que los ricos, cantan sin miedo, con una pasión increíble". Y agregó que su nuevo disco tiene todos los ingredientes para tocar en la copa de oro, si los invitan.

Una de las preguntas de la audiencia fue sobre algo que lo hubiera conmovido mucho en la vida y que quisiera compartir; él, con calma y con un poco de nostalgia, habló de su madre.

"Ver los ojos de mi madre cuando nos sacó de Tijuana, siempre siguiendo a mi padre. Sin mi madre, yo me hubiera muerto tocando en la calle Revolución, ella fue el centro de mi salvación física". Pese a las dificultades, reiteró que no hay mayor fortuna que ser mexicano. "La cualidad más grande de los mexicanos es que somos nobles y eso es integridad. Aparecemos en el mundo con mucho orgullo divino que no es falso, somos guerreros y guerreras".

A raíz de otra pregunta, habló del perdón al abuso sexual que sufrió de niño, y la forma en que este hecho transformó su presencia en el mundo.

"Yo crecí con un concepto de víctima. Viví lo mismo que pasan estos niños con los curas, pero tuve la oportunidad de enfrentarlo, yo no soy lo que me pasó. A esa persona lo mandé a la luz, lo perdoné porque si lo mandaba al infierno, me iría yo también, cambié eso y ahora sé cómo transformar el miedo y la oscuridad. Yo soy una criatura pura y con inocencia igual que ustedes, ahora puedo articular música con más convicción y fuerza y no le tengo miedo a nada".

De no haberse dedicado a la música, a Carlos Santana le hubiera gustado ser curandero, la respuesta sorprendió a la audiencia y él explicó la razón.

"Me hubiera gustado ser curandero porque sé cómo articular el lenguaje de la hierba. Algunos le dan una connotación negativa pero es medicina, la hacen los rayos del sol, le dicen de qué color ser, entre el sol y la tierra hacen la medicina, los hombres hacen las drogas y allí está la diferencia". Viendo la música también como una medicina, Santana dice que espera que esta ayude a generar otra época, una donde haya mejores condiciones de vida para todos, en especial para las mujeres.

20

AÑOS

cumplirá su emblemático disco

Supernatural, y también medio siglo de su participación en Woodstock.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...