25 de abril de 2019 notifications
menu
Nacional Archivo

2005: Ve la última luz Antonio Fernández Molina, creador de una amplia obra literaria y plástica

UN DÍA COMO HOY...

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, miércoles 20 de marzo 2019, actualizada 11:24 am


El español Antonio Fernández Molina, creador de una amplia obra literaria y plástica que abarca piezas teatrales, guiones, ensayo artístico y literario, la pintura, el dibujo y la ilustración de libros, es recordado este miércoles a 14 años de su fallecimiento.

De acuerdo con la Gran Enciclopedia Aragonesa (GEA), Antonio Fernández Molina, nació en Alcázar de San Juan, Ciudad Real, municipio de España, el 20 de septiembre de 1927.

Su carrera de escritor comenzó en 1951, año en que fundó la revista de poesía Doña Endrina, lo cual lo llevó a vincularse en el ámbito poético zaragozano; posteriormente se convirtió en redactor jefe de la revista Despacho Literario 3, de Miguel Labordeta (1921-1969).

Entre 1964 y 1972 fue secretario de redacción de Papeles de Son Armadans y en sus últimos días dirigió la revista Almunia.

Algunos de sus textos en verso y prosa, con alrededor de seis mil colaboraciones no recogidas en libro, fueron traducidas al portugués, italiano, francés, inglés, alemán, holandés, danés, rumano y búlgaro.

Fernández Molina recibió premios de poesía y novela; uno de sus últimos reconocimientos fue el premio “Jano” de Ensayo por un trabajo de la obra literaria de Picasso, al que tituló Picasso, escritor.

Su doble visión artística la expresó también como pintor autodidacta. Comenzó en este campo en 1951, pero hasta 1972 inició con estampado, linóleos, aguafuertes y serigrafías.

Su creación gráfica fue situada dentro del surrealismo, con representaciones de peces y símbolos antropomórficos. Lo poético estuvo muy presente y fue el sello característico de su obra.

Según la revista española Media vaca, en una entrevista que tuvo con el autor, gran parte de sus libros fueron escritos a mano con rotulador y pluma sobre papeles reciclados en un ambiente de “taberna”.

En dicha entrevista, el también pintor habló un poco de su infancia, pero dejó en claro que era una etapa de su vida de la cual prefería no hablar, ya que la muerte repentina de su padre lo hizo sentirse bastante mal.

La producción total de Antonio Fernández Molina es considerada como una de las más destacadas aportaciones a la vanguardia española.

De acuerdo con lo reseñado por el portal menoscuarto.es, los principales textos del célebre escritor son: En el terreno de la novela Solo de trompeta (1965); en el ámbito del relato En Cejunta y Gamud (1969).

Mientras que su legado como escritor teatral puede conocerse en toda su magnitud en el texto recopilatorio Todos los días son espléndidos (1994), y su visión como guionista, está representada en La guerra de los Cien Años y otros guiones cinematográficos (1990). El genio del autor dejó de brillar el 20 de marzo de 2005.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...