22 de mayo de 2019 notifications
menu
Gómez Palacio y Lerdo

Evaluán árboles y especies para reforestar Cañón de Fernández

DIANA GONZÁLEZ/ EL SIGLO DE TORREÓN
LERDO, DURANGO, martes 19 de marzo 2019, actualizada 1:17 pm

La Facultad de Biología de la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED), se encuentra a cargo del estudio para el cual se apoyará con el uso de tecnología como drones para saber en qué proporción se habrá de reforestar el Cañón de Fernández.

Como se informó, se realizaron trabajos de limpieza de la zona dañada por los incendios, pues se espera que en este mes de marzo se pueda iniciar con los trabajos tendientes a mejorar el área afectada, así como otros espacios que buscarán reforestar en el Cañón de Fernández.

La Facultad de Biología realizará una evaluación del tipo de árboles o especies con las que deberá poblarse el Cañón de Fernández y que éstas sean endémicas, es decir, que sean del tipo que se encuentra en forma natural en este lugar. Hasta ahora no se ha establecido la cantidad de árboles o especies que pudieran colocar para que puedan desarrollarse y poblar nuevamente las áreas que hayan resultado afectadas por incendios, y es que de noviembre pasado a la fecha, se han registrado más de 20 incendios en el parque estatal Cañón de Fernández en Lerdo, aunque en su mayoría han sido conatos.

El Cañón de Fernández abarca una superficie de 17 mil hectáreas y está catalogado como Área Natural Protegida (ANP), en menos de quince días ha registrado varios incendios.

De forma semestral, la Secretaría de Recursos Naturales y Medio Ambiente del estado de Durango destina al Cañón de Fernández casi 450 mil pesos, pero el recurso es utilizado para empleos que se otorgan a los habitantes de las seis comunidades que rodean al ANP y que se encargan de trabajos encaminados a la preservación y conservación del parque.

En el área conocida como Cañón de Fernández, atravesada por el Río Nazas, ubicada en la subcuenca del Alto Nazas y en la parte sur del Municipio de Lerdo.

Ahí se encuentran ecosistemas desérticos característicos del desierto chihuahuense, así como ecosistemas acuáticos y riparios, en donde predomina una vegetación de matorrales micrófilos y bosques de galería, caracterizados por la abundancia de vegetales leñosos.

Estos árboles permiten la existencia de un gran número de aves, mamíferos, reptiles y anfibios, que de acuerdo con los estudios realizados en el área, es necesaria su protección y conservación, además, por su gran contribución.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...