18 de abril de 2019 notifications
menu
Gómez Palacio y Lerdo

Mitad de adictos se recupera

Según CIJ, 50% de los pacientes no se recupera totalmente, ya que abandonan el tratamiento

DIANA GONZÁLEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
LERDO, DGO , lunes 18 de marzo 2019, actualizada 11:19 am

De cada 300 pacientes solo el 50 por ciento logra dejar definitivamente las drogas porque la mayoría de ellos no concluye el tratamiento, asegura la Dirección del Centro de Integración Juvenil (CIJ) de la Laguna de Durango, por lo cual los exhortan a acudir a las terapias como se indica.

"De las 300 personas, sólo el 50 por ciento logra salir satisfactoriamente de las adicciones por completo debido a que la mayoría no sigue el tratamiento como debe ser ni por el tiempo que debe durar", dice Patricia Ruvalcaba Torres, directora del Centro de Integración Juvenil en La Laguna de Durango.

La autoridad indica que se debe de tratar a los pacientes con un mínimo de 8 semanas de tratamiento de forma continua y es que el problema, dice, es que muchas familias o incluso los mismos pacientes dejan de acudir a las terapias porque notan una ligera mejoría muy pronto y eso les hace creer que pueden dejarlas.

"Aun así hay mejoría, pero cuando no terminan el proceso son recurrentes las recaídas, que de hecho siempre hay posibilidades de ellas pero este riesgo se reduce en las personas que terminan su tratamiento como debe ser", dice Ruvalcaba.

Del 2017 al 2018 hubo un incremento en el consumo de todas las drogas legales e ilegales de entre el 10 y 12 por ciento.

El primer lugar en cuanto a las adicciones en jóvenes lo ocupan las drogas legales como el alcohol y el tabaco y de ahí le sigue la marihuana, la cual como ya se dio a conocer, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) completó los cinco amparos necesarios para generar jurisprudencia obligatoria a nivel nacional y que, con el amparo de un juez, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) autorice el consumo lúdico de la marihuana a las personas a quienes anteriormente negó el permiso para esa práctica.

El cuarto lugar de adicción atendida en el CIJ es el cristal.

El tratamiento para la drogadicción tiene como finalidad ayudar al adicto a dejar la búsqueda y el consumo compulsivos de la droga.

El tratamiento puede darse en una variedad de entornos, de muchas formas distintas y por diferentes periodos de tiempo.

La drogadicción suele ser un trastorno crónico caracterizado por recaídas ocasionales, por lo general no basta con un solo ciclo de tratamiento a corto plazo.

Para muchas personas, el tratamiento es un proceso a largo plazo que implica varias intervenciones y supervisión constante. Existen varios enfoques con base científica para tratar la drogadicción.

El tratamiento puede incluir terapia de la conducta (como terapia individual o de grupo, terapia cognitiva o manejo de contingencias), medicamentos o una combinación de ellos.

El tipo específico de tratamiento o la combinación de tratamientos varía según las necesidades individuales del paciente y, con frecuencia, según el tipo o los tipos de drogas que use. La gravedad de la adicción y los intentos anteriores para dejar de consumir drogas también pueden influir en el enfoque del tratamiento.

Finalmente, los adictos suelen sufrir de otros problemas de salud (incluyendo otros trastornos mentales), ocupacionales, legales, familiares y sociales, los cuales deben tratarse de forma concurrente.

Los mejores programas de tratamiento ofrecen una combinación de terapias y otros servicios para satisfacer las necesidades individuales de cada paciente. Las necesidades específicas pueden relacionarse con aspectos como la edad, raza, cultura, orientación sexual, sexo, embarazo, consumo de otras drogas, problemas de salud concurrentes (por ejemplo depresión o VIH), crianza de hijos, vivienda y trabajo, además de antecedentes de abuso físico y sexual.

El problema de las adicciones en los jóvenes pese a los esfuerzos, va en ascenso pues una encuesta tipo muestra, realizada por la Dirección de Salud Municipal de Lerdo únicamente en cinco secundarias de dicha ciudad, indica que, de 1,719 alumnos, son 966 los que ya consumen alcohol (es decir, más del 56 %), 117 ya utilizaron marihuana y 10 de ellos ya utilizaron cocaína. Todos ellos tienen edades de entre 11 y 14 años.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...