23 de abril de 2019 notifications
menu
Nosotros

las palabras tienen la palabra

MISMA FRUTA, DIFERENTES NOMBRES
lunes 18 de marzo 2019, actualizada 4:33 am


Misma fruta, diferentes nombresMisma fruta, diferentes nombres

Ya estamos en marzo y para los que andamos atrasados con la dieta de este año, nos urge incluir una buena ración de frutas y verduras a nuestras comidas. Frutas tales como el chayote… ¿Qué? ¿El chayote es fruta? ¿Qué no es una verdura u hortaliza? Pues le diré que no; el chayote es el fruto de la chayotera, miembro de la familia de las cucurbitáceas a la cual pertenecen también las sandías, los pepinos y el melón. ¿Lo sabía?

El nombre del chayote, como puede usted imaginar, viene del náhuatl chayotli, que significa "calabaza espinosa". Encontré la etimología en un diccionario especializado y dice que la palabra chayote viene de tzapitli, que significa "espina", y ayotli, que quiere decir "calabaza".

Ya que estamos con el náhuatl, también le digo que tzilac ayotli quiere decir "calabaza tortuga" y se refiere al chilacayote porque efectivamente es una calabaza y tiene forma parecida a la del caparazón de una tortuga, con la que se hace una conserva en dulce muy sabrosa, la famosa conserva de chilacayote.

Otra fruta que llama la atención por sus formas redondeadas, sus colores matizados, su consistencia carnosa y la textura de su piel que es como una pelusita, es el durazno. Al menos así le llamamos aquí en México a esa seductora fruta que se nos antoja sabrosísima y muy sensual.

El durazno tiene muchos rostros y usted se puede encontrar en los mercados diferentes variedades que se identifican como prisco, nectarina y otras, aparte del chabacano, que es como el hermanito menor del durazno porque tiene muchas similitudes.

Se dice que el árbol del durazno viene de China - ¿qué no viene de China hoy en día? -, pero su nombre científico en latín prunus persicus nos hace pensar en que es más bien de origen persa. La palabra durazno viene del latín duracinus, que es un adjetivo que significa "de fruto duro" y que puede igualmente aplicarse a uvas, a ciruelas o a cerezas.

Un poco menos conocido es el prisco, que nosotros lo vemos como una variedad del durazno, pero en algunas latitudes se le conoce con ese nombre al durazno en sí. Este nombre viene del latín persicum, que confirma lo que ya dije, que es como si hubiera nacido en Persia, pero los académicos de la lengua insisten en remitirnos a la palabra albérchigo… pues ellos sabrán mejor.

El vocablo albérchigo parece no tener relación con los anteriores, pero sí la tiene porque en el árabe se deformó persicum y se convirtió en bérchigo y luego se le agregó la partícula al, que en árabe es equivalente al artículo el y entonces albérchigo es igual a el prisco y ya estamos otra vez insistiendo en que es "el que viene de Persia". Así sí tiene sentido.

Si le conocen a este fruto como melocotón quiere decir que está en España, aunque a veces se le confunde con el chabacano, que allá se llama albaricoque, que es una palabra que significa: "el que madura temprano".

¿Más nombres para este fruto? ¡Claro, cómo no! También, se le llama abridor, pavía, fresquilla y de otras formas, aparte de su variedad en que se presenta un poco aplastado a la que se conoce como paraguayo.

Soy don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios: [email protected] Twitter: @donjuanrecaredo.

ME PREGUNTA:

Israel Junco: ¿Es lo mismo decir: la mazorca o el elote?

LE RESPONDO:

La mazorca es el fruto del maíz. El elote es la mazorca cuando todavía está tierna.

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA:

Dicho por cualquier hombre casado: "sí, ya lo sé, todos los demás maridos son perfectos".

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...