26 de marzo de 2019 notifications search
menu
Columnas Finanzas

Empresa

Intentan salvar a Escandón Cusi

ALBERTO BARRANCO
martes 12 de marzo 2019, actualizada 6:40 am


De acuerdo con Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, el Instituto Mexicano del Seguro Social habría caído en tráfico de influencia al haber incrementado sustancialmente entre 2015 y 2018 la compra de medicamentos a la distribuidora Marzam, propiedad de un hijo de Héctor Doporto Ramírez, miembro suplente del Consejo Técnico.

El salto se habría dado tras la compra de la firma por parte de Luis Doporto Alejandre, saltando en el lapso de 95 millones a 526 millones de pesos. El caso es que éste en realidad es el abogado de la empresa y en su momento el artífice de la presunta compra de 50% de la distribuidora de medicinas propiedad de Genomma Lab por parte de un fondo prácticamente desconocido denominado Moench Corporate, con una erogación de mil 500 millones de pesos.

Aunque la Comisión Federal de Competencia Económica aprobó la operación, ésta se volvió dudosa tras la aparición en escena de los llamados “Papeles de Panamá” en que se desnuda la participación de Marina Matarazzo, esposa de Pablo Escandón Cusi, propietario de la firma similar Nacional de Drogas.

El asunto, contenido en documentos del despacho panameño Mossack Fonseca, le daba un giro de 180 grados al asunto, dado que la presunta compradora alcanza 29% del mercado, y con la adquirida llegaría a 49%.

El asunto, como se recordará, fue investigado por la Comisión Federal de Competencia Económica, la cual determinó la existencia de “ciertos indicios que apuntan a un esquema de financiamiento y garantías contractuales, que bajo determinados supuestos podrían entregar aNacional de Drogas el control de Marzam”.

De hecho, bajo amenaza de multar al fondo con el equivalente a 8%de sus ingresos actuales, la instancia dejó claro que éste y Doporto Alejandre estaban obligados a demostrar que la adquisición no involucró a Nacional de Drogas.

El hecho es que el propio Doporto trató de manipular el asunto señalado que la resolución confirmaba la legalidad y validez y de la adquisición por parte del fondo, apuntalándose en que no había habido sanción.

Lo cierto es que ésta no llegó al acogerse los acusados al derecho de dispensa. La investigación quedó trunca.

La denuncia de tráfico de influencia en el IMSS, bajo la certeza de que Doporto Alejandre es el dueño de Marzam, indirectamente daría la “prueba” solicitada por la Cofece.

Lo cierto es que el asunto tiene otras dos vertientes: Desde un ángulo, el hecho es que hace unos meses el actual jefede la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo Garza, adquirió un porcentajede Nacional de Drogas. En las ceremonias oficiales, ya en el cargo, Pablo Escandón Cusi procura sentarse al lado de su amigo Romo.

El caso es que éste estaría aplanando la presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador al cambio de estafeta de la Fundación Mexicana de la Salud de la que Escandón es presidente.

Carambola de dos bandas.

BALANCE GENERAL

En el sigilo existe una sorda lucha en los tribunales, concretamente en el juzgado 30 de lo Civil de la Ciudad de México, entre bancos por la disputa de los activos de Casas Geo tras ser declarada en quiebra.

En la pelea están el CitiBanamex, Scotiabank, Inbursa, Santander y Nacional Financiera… contra Banorte. La acusación concreta es que éste se apoderó de los bienes vía su sociedad financiera de objeto múltiple Sólida Banorte. Estamos hablando de terrenos, casas construidas y a medio construir.

Durante el concurso mercantil al que entró la promotora de vivienda se había pactado el canje de deudas por posiciones accionarias de ésta.

PRECIO ÚNICO

En el marco de la iniciativa de ley planteada por Morena que se discute en el Congreso, cuyo objetivo es acotar o detener el disparo permanente en el precio de medicamentos, se baraja la posibilidad de fijarles precio único.

La modalidad se maneja en el caso de los libros, para impedir el vaivén de márgenes por parte de librerías grandes y pequeñas. Se calcula que las ganancias por comercialización de los fármacos de patente alcanzan entre 12% y 18%, aunque los distribuidores sólo reconocen entre 8% y 10%.

En los genéricos el margen se reduce de 1.8% a 2.8%.

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...