26 de marzo de 2019 notifications search
menu
Columnas Social

Historia de los récords Guinness

(Primera parte)

Dr. Leonel Rodríguez R.
martes 12 de marzo 2019, actualizada 9:37 am


Se pretende el primer Récord Guinness Lagunero a través de la Universidad Autónoma de La Laguna con "La clase de Negocios más larga del mundo"

En 1951, sir Hugh Beaver, director ejecutivo de Guinness Brewery, había salido a cazar y debatía con sus compañeros si el pájaro de caza más rápido de Europa era el chorlito dorado o el urogallo. Se le ocurrió que un libro que proporcionara la respuesta a este tipo de preguntas podría llegar a ser muy popular.

La idea de sir Hugh Beaver se convirtió en realidad cuando decidió encargarles a Norris y Ross McWhirter, que llevaban un tiempo a cargo de una compañía de investigación en Londres, que compilaran lo que se convirtió en El libro Guinness de los récords. La primera edición se publicó el 27 de agosto de 1955, y en Navidad, fue número uno de los libros más vendidos en el Reino Unido.

Desde entonces, Guinness World Records se ha convertido en una marca conocida en todas partes y en una compañía líder en materia de récords mundiales. Ninguna otra empresa recopila, confirma, acredita y presenta datos sobre récords mundiales con el mismo nivel de exhaustividad y veracidad.

El equipo de Administración de Récords mantiene un estricto control para garantizar la exactitud de cada uno de nuestros Guinness World Records, y el equipo de Administradores de Récords trabaja con insobornable imparcialidad y compromiso absoluto con la verdad. Un hecho sólo se convierte en Guinness World Record cuando se ha comprobado y verificado sin ninguna sombra de duda.

Es la empresa que recolecta las estadísticas acerca de plusmarcas mundiales, al conseguir a la persona del récord, le dan un título de la empresa y la colocan en una foto (ya sea de lo impresionante del récord o del espacio en la página). Guinness World Records es una subsidiaria de la empresa de acciones británica HIT Entertainment.

El libro es un récord en sí mismo. Con ventas superiores a los 100 millones de ejemplares en 100 países y 23 idiomas, Guinness World Records es el libro más vendido de todos los tiempos, si no se consideran las obras exentas de derechos de reproducción, como la Biblia.

A pesar de que en un principio se establecían Récords Guinness básicos como levantamiento de peso, animales más grandes, etc., en los últimos años la clasificación ha derivado a cualquier acción posible de realizarse, desde saber quién es la persona que más horas dedica a un videojuego concreto hasta el máximo de perritos calientes que puede consumirse en 10 minutos.

El libro se ha convertido en un récord en sí mismo. Con ventas superiores a los 100 millones de ejemplares en 100 países y 37 idiomas, Guinness World Records es el libro más vendido de todos los tiempos, si excluimos obras exentas de derechos de reproducción.

México es un país lleno de ingenio e imaginación y a través de algunas de sus marcas mundiales, desde las más absurdas e inimaginables hasta las de mayor motivo de orgullo, nos podemos dar cuenta de hasta dónde podemos llegar como país para demostrarlo. Según el banco de datos del sitio oficial de Guinness World Records, México cuenta con 2766 registros de récord mundiales.

En 2005, se designó el 9 de noviembre como Día Internacional de Guinness World Records. Sería un día para celebrar la diversión y la emoción de batir récords que no sólo se creó para romper los récords mundiales, sino que fue descrito como "un éxito fenomenal", ya que cada año participan más personas convirtiéndose en un verdadero evento internacional de donde han surgido nuevos récords.

Guinness World Records actúa como árbitro imparcial en los establecimientos o superación de récords en todo el mundo y no podemos implicarnos en la organización de un intento de récord. Además, nuestros titulares de récords no suelen perseguir una compensación económica, sino la satisfacción de establecer, conseguir y superar sus metas, y recibir por ello el certificado oficial de Guinness World Records. Nunca paga a las personas que baten récords, ni cubren sus gastos, ni les patrocina, ni les proporciona el equipo necesario.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...