20 de marzo de 2019 notifications search
menu
Doctor en Casa

Estudios auditivos pueden mejorar la integración social

NOTIMEX
CIUDAD DE MÉXICO, lunes 11 de marzo 2019, actualizada 12:52 pm

La detección oportuna de problemas auditivos es vital para tener un buen lenguaje, aprendizaje, comprensión y una vida plena, señaló la audióloga Laura Jardínes.

En entrevista con Notimex y en el marco del pasado Día Mundial de la Audición, la especialista dijo que, “es primordial que nosotros escuchemos bien para tener una vida normal, con una integración social y un desarrollo en educación normal”.

Sostuvo que es trascendental, sobre todo en los bebés y en los recién nacidos que tengan una audición normal para garantizarles que van a tener acceso a ese código de comunicación humana llamado lenguaje.

“Es importante que la detección de problemas sea en el primer mes de vida para que sea hagan una serie de estudios hasta los tres meses de edad, y entre los tres y seis meses elegir un tratamiento”, afirmó la experta.

Entre los tratamientos se encuentran los auxiliares auditivos que van en conjunto con una terapia auditivo-verbal, así se evita un desfase con los niños que nacen con una audición normal y los que nacen con hipoacusia mejor conocida como sordera.

Comentó que a mayor edad, es complicado que los papás identifiquen el problema y resulta más difícil el tratamiento, ya que se dan cuenta cuando el niño tiene 3 años, edad en la que ya forma una frase y es muy tarde que se adapte a la sociedad, esto a un nivel alto dehi poacusia

“Desafortunadamente el test auditivo neonatal, no se ha logrado que realice por decreto en nuestro país, como el tamiz metabólico que se le hace a todo bebé, debido a que se le dio poca importancia a este hecho, entonces sólo se hace en algunas clínicas”, apuntó.

Laura Jardínes también explicó existen pérdidas a nivel superficial o media que pueden ocasionar ligeros problemas en el lenguaje, y los pequeños pueden hablar casi normal, pero hay algunas palabras que les cuesta trabajo pronunciar.

Explicó que los niños con problemas de lenguaje deben ser valorados antes en audición, pues sufren mucho ya que son tachados de tontos, debido a que esta incapacidad no se ve a simple vista.

También mencionó que se han identificado pérdidas auditivas por daño inducido por ruido en jóvenes de primaria y secundaria, antes de los 18 años de edad, situación que antes solo se veía en adultos por su trabajo.

Refirió que en la actualidad, existen casos por la exposición al ruido, por el uso de reproductores de música, pero en otros pacientes es simplemente por vivir en la ciudad, y estos daños son irreversibles.

No escuchar bien, significa que pierden el sonido de algunas palabras, por lo tanto, terminan por no entender las conversaciones y de acuerdo al tiempo de atención, hasta se podría olvidar el idioma por falta de estimulación al cerebro.

En los adultos, la primera causa es la edad, también por infecciones crónicas, enfermedades específicas del oído, por la exposición al ruido o por problemas vasculares y metabólicos.

Indicó que “en todas las etapas se usan los auxiliares auditivos, los cuales son elegidos de acuerdo al tipo de pérdida de audición del paciente, ya que no son aparatos genéricos ni intercambiables entre pacientes”.

Los aparatos se eligen primero de acuerdo a la edad, a las necesidades y actividades del paciente, a la causa y pérdida de ese sentido, posteriormente se calibra de forma digital y se personaliza, agregó.

Subrayó que los mayores casos de hipoacusia no se dan por herencia, sino por factores adversos al nacimiento como pacientes prematuros que tuvieron alguna complicación, que estuvieron hospitalizados o que hayan tenido hiperbilirrubinemia o ictericia.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...