19 de abril de 2019 notifications
menu
Deportes

La defensa es su mejor ataque

Las santistas Melissa Sosa y María Cristina Núñez viven el futbol con profesionalismo

AARÓN ARGUIJO GAMIOCHIPI / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, viernes 08 de marzo 2019, actualizada 8:34 am

Romper esquemas es parte de la mujer actual y si para ello se necesitan patadas, barridas, cabezazos y mucha disciplina, Melissa y Cristina están listas para hacerlo. Ellas son defensas centrales del Club Santos Laguna en su categoría Femenil.

Melissa Sosa tiene 26 años de edad y es nacida en Chihuahua; María Cristina Núñez nació hace 24 años en Torreón, ambas viven el sueño de ser jugadoras profesionales de futbol, un deporte que no hace mucho tiempo, estaba destinado exclusivamente a los varones.

Son jóvenes disciplinadas, enamoradas del balompié y parte de una generación pionera en la Liga MX Femenil, pero también son mujeres en toda la extensión de la palabra, coinciden en sus planes de un día casarse con el hombre correcto, tener una familia.

Las zagueras del equipo albiverde son producto de la formación estudiantil y hoy forman parte de la Liga MX, circuito que aún busca consolidarse: "jugué siempre futbol, en la secundaria, preparatoria y la Universidad Autónoma de Chihuahua, ahí aprendí a jugar a buen nivel, fui a una Universidad en China, pensaba que tendría que retirarme del futbol, estuve esperando muchos años una liga femenil profesional y fue muy emocionante cuando se hizo realidad, luego me ofrecieron venir a Santos y decidí aportar a este club", relata Melissa, quien es graduada como licenciada en Educación Física.

Son futbolistas profesionales, pero no manejan autos de lujo ni viven los excesos en los que caen muchos varones que juegan en la Liga MX, tampoco viven en exclusivas colonias o van de vacaciones al otro lado del mundo, Melissa renta una casa cerca del TSM y Cristina vive con sus papás, ambas coinciden en que "nos dan un salario que si bien no es mucho, tampoco es algo mínimo, va creciendo conforme tú vas mejorando en tu juego. Lo importante es que somos futbolistas de verdad profesionales, el club nos da ropa, entrenamientos, nutriólogos, fisioterapias, viajes, todo lo necesario para que no estemos preocupadas por ninguna otra cosa que no sea el futbol, tenemos lo que necesitamos para hacer lo que nos gusta hacer", explicó "Cristi", quien es ingeniera en mecatrónica, por el Tec de Monterrey y actualmente estudia una maestría en línea.

El ser profesional no consiste solamente en que les paguen por jugar futbol, ellas entienden que ponerse los tachones y shorts, es su trabajo, por lo que las 24 horas del día, respiran el deporte: "despierto a las ocho de la mañana, desayuno y voy al gimnasio, es un extra que hago, luego regreso a casa y preparo la comida, como y reposo un poco para venir a entrenar, llego a casa, me baño, ceno y duermo, mi día es totalmente futbol. Vivo con dos compañeras y siempre estamos hablando de comer bien, descansar y hacer cosas que nos permitan ser mejores jugadoras", describe Melissa.

Vivir el sueño de ser futbolistas profesionales implica para las jugadoras el dedicarle todo el día a esa labor, no trabajan en otras cosas y visualizan toda la semana el día de partido, lamentando un poco que las Guerreras jueguen los lunes por las noches, pues creen que le dificulta un poco el acceso a los aficionados. Jugaron desde pequeñas en equipos de niños, ya que era prácticamente imposible conformar una escuadra exclusivamente de mujeres, desde temprana edad rompieron el molde, trabajaron duro para ganar becas académicas en base al futbol y hoy, aunque quizá nunca lo planearon, son jugadoras profesionales del Club Santos Laguna.

"Me acuerdo que siendo estudiante, me tocó venir al estadio Corona en un curso de verano para niños discapacitados, me tocaba cuidarlos. Estuve observando la cancha y pensé qué se sentiría jugar ahí, por lo que fue un sueño cumplido vestirme de jugadora y saltar a la cancha, ver a mi familia en las tribunas, es un sueño cumplido y hoy el futbol es mi vida, nunca pensé ser futbolista, me enfoqué a mis estudios y me especializaba en energías renovables, de hecho quiero trabajar con eso posteriormente, pero hoy hacer otra cosa o tener pareja, formar una familia, no podemos, porque estamos comprometidas al cien por ciento en el futbol", señalaron.

Cristina y Melissa soñaron un día con ser futbolistas, a pesar de ser un ámbito dominado por los varones, pero saben que todo lo que una mujer se proponga, pude lograrlo, por lo que dejaron un mensaje a las jóvenes damas laguneras: "no desistan, todo lo que puedan soñar, lo pueden lograr, hoy nosotras trabajamos para abrir espacios en el futbol y estamos contentas con eso, porque sabemos que antes de nosotras, hubo mujeres para que se nos abrieran oportunidades. Busquen ser esa mujer que les abra el paso a las generaciones que están por venir, pónganle ganas, las mujeres podemos hacer todo, grábense eso en la mente", culminaron.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...