25 de abril de 2019 notifications
menu
Espectáculos

Lo meten a prisión por no pagar manutención

AP
CHICAGO, EUA, jueves 07 de marzo 2019, actualizada 8:45 am

El cantante estadounidense R. Kelly, que en estos momentos afronta un proceso judicial acusado de abuso de menores, ingresó ayer a prisión por una deuda de 161.000 dólares derivada del impago de la manutención de uno de sus tres hijos, informaron medios locales.

El artista fue trasladado a una cárcel del condado de Cook, donde deberá permanecer, por lo menos, hasta que se celebre la siguiente audiencia sobre el caso, el próximo 13 de marzo, según el diario USA Today, que cita fuentes de la oficina del sheriff. En el estado de Illinois deber una cantidad superior a los 20.000 dólares en gastos de manutención de un hijo supone un crimen que se castiga con pena de prisión.

En el estado de Illinois deber una cantidad superior a los 20.000 dólares en gastos de manutención de un hijo supone un crimen que se castiga con pena de prisión.

Además Kelly, de 52 años, se encontraba en estos momentos en libertad bajo fianza por las acusaciones de acoso sexual presentadas por tres presuntas víctimas que acusan al artista de un total de diez cargos.

De ser declarado culpable, R. Kelly podría ser condenado a entre tres y siete años de prisión por cada una de las acusaciones.

Por otro lado, R. Kelly lloró y despotricó contra quienes lo han "asesinado" durante su primera entrevista desde que fue imputado de abuso sexual, calificó a sus acusadoras de "mentirosas" y dijo que la gente solo quiere su dinero.

Kelly, uno de los artistas más exitosos de todos los tiempos, dijo a Gayle King de CBS This Morning, que nunca abusó sexualmente de mujeres ni controló sus vidas. El cantante fue acusado formalmente el mes pasado de haber abusado sexualmente de cuatro mujeres, incluidas tres menores de edad, en casos que datan desde 1998.

"Todas están mintiendo", dijo Kelly en segmentos de la entrevista transmitidos el miércoles. "Me han asesinado". En un momento durante la entrevista, Kelly se paró y gritó furioso con la voz entrecortada: "¡Yo no quería esto! ¡Este no soy yo!" Lloró, junto las manos y agregó: "Estoy luchando por mi (grosería) vida".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...