16 de septiembre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Recuerdos del Ayer

¿QUÉ HACEN ONNIS Y CIBEIRA?

SERGIO ROSAS
miércoles 06 de marzo 2019, actualizada 8:49 am


Enlace copiado

Alejandro Juan Onnis y Aníbal "El Loco'' Cibeira, jugadores argentinos de los desaparecidos equipos Laguna y Diablos Blancos de Torreón en la década de los años setenta, a su retiro del futbol profesional se dedican a dirigir dos instituciones geriátricas en su natal Argentina, denominadas Instituto Geriátrico de Todos Los Santos y Geriátrico del Buen Aire, respectivamente.

Entrevistados el fin de semana vía telefónica a Argentina para que cuenten sobre su nueva actividad, totalmente ajena al futbol, deporte en el que destacaron y tuvieron un paso importante por la Comarca Lagunera, de la cual guardan gratos recuerdos y donde son apreciados por su entrega y profesionalismo en la cancha.

En su última visita a Torreón el ex jugador Miguel Ángel Micó nos platicó de la importante labor que realizan ahora Alejandro Onnis y Aníbal "El Loco'' Cibeira en favor del adulto mayor en un país donde las personas de edad requieren de una atención especializada para tener una buena calidad de vida, pese a la difícil situación económica por la que atraviesa Argentina.

El primero en ser entrevistado fue Alejandro Juan Onnis, exjugador del Laguna de 1975 a 1977, al cual llegó en 1975 por intervención de Miguel Ángel Micó procedente del equipo Atlanta, en el cual había debutado el nueve de noviembre de 1970. A su regreso a Argentina en 1977 jugó en Estudiantes La Plata y en el Atlético Bucaramanga de Colombia, habiéndose retirado en el equipo Excursionistas de Primera C de Argentina en 1985.

Onnis recuerda que ese año del 85 un amigo suyo, don Livio Prado, a quien considera como su segundo padre, lo invitó a que se uniera al proyecto de un Geriátrico, ubicado en Buenos Aires, siendo de esta forma como empezó a trabajar de tiempo completo en el Instituto Geriátrico de Todos los Santos, que actualmente cuenta con un edificio de cinco pisos y alberga a 80 personas adultas, entre ellas a su madre Lucía de 93 años de edad.

"Yo llegó a las ocho de la mañana y trabajo hasta las cuatro o cinco de la tarde con un equipo de 30 colaboradores, entre doctores, enfermeras, asistentes, cocineras y empleados de limpieza. La verdad, me siento bárbaro, contento, tranquilo, a pesar de ser una tarea difícil, pero estoy feliz de poder servir a las personas mayores que requieren de atención especializada'', comentó Onnis.

Reconoció que cuando inició actividades con su Geriátrico contó con el apoyo de Aníbal "El Loco'' Sibeira, su gran amigo de la infancia, con quien trabajó en equipo durante ocho años, hasta que éste se independizó para dirigir su propio Geriátrico en Williams Morris a cuatro horas de Buenos Aires.

Recordó Onnis con agrado su estancia en Torreón junto a su esposa Ana Lía, quien falleció el diez de febrero de 2010 en un accidente automovilístico. En su tarea actual cuenta con el apoyo incondicional de sus hijos Alejandro y Gabriela. Reconoce que fue muy bien tratado en La Laguna y desea visitar la Comarca para saludar a sus excompañeros de equipo residentes en la misma.

Geriátrico del Buen Aire.

Por su parte, Aníbal "El Loco'' Cibeira militó en el desaparecido equipo Torreón de 1972 a 1974 y tiene el récord de haber anotado tres goles olímpicos en la temporada 1978 con el equipo Emelec de Ecuador contra su acérrimo rival el Barcelona de Guayaquil en el llamado "Clásico del Astillero''. Una hazaña sin precedentes en el futbol mundial que cumplió 40 años en 2018.

Cibeira llegó a los Diablos Blancos como refuerzo para la segunda vuelta de la temporada 1972-1973, en la que había tomado el mando del equipo su compatriota Enzo Gennoni, quien se encargó de traerlo a México junto con don Juan Abusaid Ríois. Aníbal llegó procedente del River Plate de Argentina, en el cual había debutado en 1967 a la edad de 18 años, después de haber sido campeón con la Selección Sub 20 de Argentina en el IV Campeonato Sudamericano celebrado ese año en Paraguay.

Radicado actualmente en la localidad de William C. Morris, ubicada al Noroeste de Buenos Aires, atiende en compañía de su esposa María Cristina Abraham y de su hijo Pablo Cibeira el Geriátrico del Buen Aire con una población de 41 adultos mayores. Recordó que cuando regresó de Ecuador fue invitado por su amigo Livio Prado a trabajar en un proyecto de "Casa de Abuelos'' en Buenos Aires en compañía de Alejandro Onnis.

Posteriormente se trasladó con su familia a William C. Morris para dedicarse de tiempo completo al Geriátrico del Buen Aire. Comenta que es difícil la tarea pues la economía argentina es un desastre por el aumento constante de los insumos, sin embargo, "damos el mayor esfuerzo para que nuestros abuelitos no se queden solos'', expresó con gran satisfacción.

Manifestó que tiene grandes recuerdos de Torreón, pues en esta ciudad se casó con su esposa María Cristina, vivió muy a gusto y anhela visitar México, lamentablemente cuando se vendió la franquicia de los Diablos Blancos a la Universidad de Guadalajara el técnico de los Leones Negros en ese entonces no quiso a jugadores argentinos en el plantel.

Después de jugar en Torreón tuvo un breve paso por el Junior de Barranquilla y Atlanta. En 1977 llegó al Boca Juniors para el Torneo Metropolitano, sin embargo, a pesar de haber jugado en River Plate y Boca Juniors, los dos equipos más grandes de Argentina, son muy pocos los que recuerdan este dato. No así en el Ecuador, país donde es considerado como un verdadero ídolo.

El retiro de un jugador profesional es difícil, entre ellos existe esta máxima: "No me digas cuánto ganaste, mejor dime cuánto ahorraste''. En el caso de Onnis y Cibeira siguieron el consejo de su amigo Livio Prado e invirtieron sus ahorros en Geriátricos. No cabe duda que el futbol no es todo en la vida para los jugadores en retiro y existen otras actividades en las que pueden realizar grandes obras.

Quienes tuvimos la oportunidad de verlos jugar los recordamos por su entrega y profesionalismo en los desaparecidos equipos Laguna y Torreón de la década de los años setenta, y es digno de todo reconocimiento la labor que realizan ahora Alejandro Juan Onnis y Aníbal "El Loco'' Cibeira en favor de los adultos mayores de su país.

¡Hasta el próximo miércoles!

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...