24 de abril de 2019 notifications
menu
Deportes

Van tres a prisión por escándalo en NCAAB

Penas de nueve y seis meses para implicados en pagos a familias de jugadores

EFE / NUEVA YORK, EUA.-
NUEVA YORK, EUA, miércoles 06 de marzo 2019, actualizada 8:47 am

Un antiguo alto ejecutivo de Adidas y un consultor de la firma deportiva fueron condenados ayer en Nueva York a penas de cárcel en una ofensiva contra la corrupción en el baloncesto universitario de Estados Unidos.

El mayor castigo fue para James Gatto, antiguo encargado de mercadotecnia de baloncesto de Adidas, sentenciado a nueve meses en prisión.

Mientras, Merl Code, exconsultor de la compañía recibió una pena de seis meses de cárcel, la misma que el agente Christian Dawkins, también sentenciado.

Los tres individuos habían sido declarados culpables el pasado octubre de conspirar para defraudar a universidades, al dirigir pagos a familias de jugadores de baloncesto, algo prohibido en estas competiciones.

Según el veredicto, más allá de violar las normas de la Asociación Nacional Atlética Universitaria (NCAA, en inglés), Gatto, Code y Dawkins cometieron fraudes con las universidades como víctimas, escondiendo los pagos que habrían impedido a los jugadores estar en sus equipos y llevando a los centros a ofrecerles becas que no deberían haber recibido.

Su objetivo central, según los fiscales, era llevar a los jóvenes deportistas a equipos universitarios patrocinados por Adidas y asegurarse conexiones con ellos para el momento en que diesen el salto a la NBA.

El caso se centró en los pagos hechos entre 2015 y 2017 a las familias de tres prometedores jugadores de instituto para que optasen por jugar en los equipos de las universidades de Louisville, Kansas y la estatal de Carolina del Norte, las tres vestidas por Adidas.

De los jugadores implicados, el más conocido hoy en día es Dennis Smith Jr., actualmente jugador de los Knicks de Nueva York.

"Las sentencias de hoy envían un claro mensaje a aquellos que puedan estar tentados a corromper el deporte universitario para su propio beneficio personal", señaló en un comunicado el fiscal federal Robert Khuzami.

El fiscal recordó que estas acciones no son únicamente violaciones de las normas de la competición, sino crímenes que resultan en penas de prisión.

Las condenas de ayer son las primeras derivadas de una amplia investigación anunciada en septiembre de 2017 por el FBI, en la que fueron arrestadas diez personas.

Algunos de los acusados, incluidos entrenadores asistentes de varias universidades, han alcanzado acuerdos con los fiscales, mientras que otros irán a juicio en los próximos meses.

Code y Dawkins se enfrentan también a cargos adicionales por supuestos pagos a esos entrenadores.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...