22 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Nacional

Ruiz Massieu ve al PRI lejano a la ciudadanía

La renovación en el partido, destacó la presidente del tricolor, será en un proceso democrático

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, martes 05 de marzo 2019, actualizada 7:54 am

Enlace copiado

Tras nueve décadas de cargar con la ideología revolucionaria, al Partido Revolucionario Institucional (PRI) se le pidió transformarla y actualizar las ideas liberales de Francisco I. Madero, Venustiano Carranza, Plutarco Elías Calles, Lázaro Cárdenas y hasta las de Luis Donaldo Colosio.

La noche de este lunes, en el Auditorio Plutarco Elías Calles de la sede nacional, al encabezar la ceremonia por el 90 aniversario de este organismo político, su presidenta Claudia Ruiz Massieu llamó a asumir que la revolución es un proceso permanente de transformación, siempre inacabado y en el que se tiene que concurrir con principios firmes y congruencia ideológica para defender a las instituciones que han dado estabilidad y modernidad al país.

"Articulemos la definición ideológica que nos aglutine en este momento complejo del siglo XXI, reformulemos nuestra oferta programática para plantear la alternativa de desarrollo e inclusión, de democracia y justicia social que el pueblo de México exige del partido histórico de la Revolución Mexicana", exclamó la dirigente partidista.

La priista puso en su discurso el proceso de renovación que vivirá el partido y que deberá permitirle responder a los nuevos tiempos. "Porque si bien impulsamos la democracia hacia afuera, no lo hicimos al interior del partido, lo que nos hizo alejarnos de la ciudadanía y de nuestra propia militancia", indicó.

La renovación en el partido, destacó, será en un proceso democrático, con la participación libre y directa de la militancia. Confió en que así como el PRI supo construir instituciones, hoy tendrá la madurez política para llevar a cabo un proceso interno ordenado, basado en las propuestas y no en las descalificaciones. "Sé que la generosidad de todos los militantes sabrá evadir los riesgos de la división y el encono", subrayó.

Tras defender que el PRI tiene historia y el país no se entiende sin el instituto político, indicó: "Pero también asumamos que tenemos que imaginar las formas y medios que permitan avanzar en el cumplimiento de la oferta revolucionaria de que todos los mexicanos tengamos igualdad en las oportunidades y disfrutemos de los mismos derechos".

Con el eslogan "Historia y Porvenir", unos mil 500 priistas se dieron cita para recordar que hace 90 años el partido vio la luz. Un festejo de apenas unos 50 minutos y en donde se dieron cita apenas cinco de los 12 gobernadores que aún conserva el PRI: Guerrero, Héctor Astudillo; Tlaxcala, Marco Mena; Oaxaca, Alejandro Murat; Colima, Ignacio Peralta, y Estado de México, Alfredo del Mazo.

Al evento llegaron tres de cuatro aspirantes a la candidatura para competir por la dirigencia nacional del partido: Ivonne Ortega, José Narro y Ulises Ruiz. Faltó Alejandro Moreno, gobernador de Campeche, pero sí llegó su compañera de fórmula, Carolina Viggiano.

Unidad. Ante 386 consejeros nacionales presentes, de poco más de 700, así como invitados especiales, Ruiz Massieu aseveró que el PRI inició una nueva etapa y hacia afuera debe consolidarse como la mejor alternativa.

En donde se gobierne debe hacerse con transparencia, eficacia, honestidad y cercanía. Como oposición es necesario hacer crítica con propuesta y defender las instituciones que han dado estabilidad al país, aseguró. "Pensemos la manera de recrear el presidencialismo democrático y hacer realidad nuestros compromisos de justicia social", exclamó.

Ruiz Massieu pidió defender a la militancia, mirarla, porque solamente así se puede construir el PRI del siglo XXI, abierto y democrático, más horizontal, flexible, congruente y cercano a la gente.

Con un discurso leído de corrido, sin interrupción alguna, la Presidenta nacional del PRI afirmó que el PRI llegó a sus 90 años con la cara en alto, mirando hacia adelante y con la respuesta de unidad y firmeza. "Listos para recuperar la confianza ciudadana, para seguir sirviendo con pasión y amor a México", afirmó.

Porque si bien IMPULSAMOS la democracia hacia fuera, no lo hicimos al interior del partido, lo que nos hizo alejarnos”.—CLAUDIA RUIZ M. Presidente del PRI

Las secuelas de la debacle tricolor

La celebración en la que el PRI conmemora su 90 aniversario comienza temprano y termina igual. Esta vez ya no hubo, como en el pasado, las mareas rojas de priistas que en otros tiempos inundaron la sede de Insurgentes Norte, al final se respiraron en una fría noche las secuelas de la debacle que vive el tricolor.

El evento se realiza en el Auditorio Plutarco Elías Calles. Se convierte en la alfombra roja perfecta para que los interesados en dirigir las ruinas de lo que fue el partido hegemónico se paseen entre quienes les muestran preferencia. Pero faltó uno.

Primero llega la yucateca Ivonne Ortega. Viene fresca, la llovizna de la noche le sienta, usa vestido rojo, completamente priista. Luego aparece Ulises Ruiz,más sencillo,más popular, sonríe de oreja a oreja. Varios minutos después aparece el ex rector de la UNAM, José Narro, le gritan el “¡Goya!”, pero con sonrisa se niega a recibir la ovación y la porra se apaga.

En algún momento, mientras los gritos de consignas de los sectores del PRI ensordecen a los presentes, aparecen juntos, en la misma foto, Ortega, Ruiz y Narro. Los tres competidores van por la medalla de oro, pero falta el campechano Alejandro Moreno Cárdenas.

Siguen desfilando frente a la audiencia los senadores y diputados priistas. No son en cantidad lo que alguna vez fueron las bancadas tricolores, pero sí en calidad.

Expresidentes del partido, líderes de sectores y organizaciones. Se ve sentados en la misma fila a Beatriz Paredes, DulceMaría Sauri, Jorge de la Vega, José Antonio González, Manlio Fabio Beltrones, René Juárez, Roberto Madrazo.

A las 19:10 llega la presidente nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, acompañada por el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, quien viene atrás. Apenas entra la nueva figura del priista más destacado en la actualidad, cuando el auditorio lleno de militantes se funde en un solo grito: “¡Alfredo, Alfredo, Alfredo!”.

Del Mazo opaca con su presencia a todos los líderes nacionales. Es su figura, enfundada en el traje de gobernador de la entidad más priista del país, la que más impone en la sala llena de grandes personajes.

Enseguida de ellos aparecen César Camacho, Emilio Gamboa y el exsecretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Entonces el diputado y priista mexiquense Ernesto Nemer llama a todos los asistentes a tomar asiento. La cuenta son 386 consejeros. Callan las porras.

Claudia Ruiz Massieu toma el micrófono y lanza los primeros dardos al gobierno en el poder. Con nostalgia, ante un auditorio donde solo están los necesarios, el PRI celebra sus 90 años.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...