24 de marzo de 2019 notifications search
menu

Bioneuroemoción® en la empresa

(*)
jueves 28 de febrero 2019, actualizada 12:58 pm

Un método vanguardista para transformar las empresas en organismos emocionalmente inteligentes.

 El éxito de una empresa no solo es cuestión de la responsabilidad operativa que tienen sus empleados. Hay otro tipo de responsabilidad, llamada responsabilidad emocional que tiene igual o más importancia que la primera y se ha obviado durante mucho tiempo como un factor importante en el avance humano, tanto en el ámbito personal como profesional.

 Las personas capaces de responsabilizarse de sus estados emocionales y sentirse capaces de superar los conflictos y problemas del día a día seguramente sean mucho más productivas que aquellas que solamente priman la responsabilidad racional, técnica y operativa. Las emociones son el motor que nos mueve para avanzar en la vida y promueven nuestra salud y bienestar.

 Cuestiones como: no perder los nervios, manejar los conflictos, las prisas o abordar los momentos de incertidumbre, son habilidades que no provienen de la inteligencia racional o de la experiencia laboral, sino de la inteligencia emocional de los empleados.

 Se estima que el 75% de los fracasos humanos individuales o grupales no son atribuibles a la falta de capacidad técnica, si no de una actitud inadecuada, muchas veces enraizada por una mala gestión de los conflictos. El 3,5% de los hombres y el 6,5% de las mujeres indican que tienen problemas de salud, tales como depresión o ansiedad. De ellos, el 60% considera que este problema ha sido agravado o causado por el trabajo.

 

Gran parte del éxito de una organización está intrínsecamente ligada a la gestión de los sentimientos y creencias de las personas.

 En la actualidad, los riesgos psicosociales laborales como el estrés, la ansiedad o el desgaste (burnout) se relacionan principalmente con factores emocionales que más tarde desencadenan problemas físicos. A corto plazo, estos pueden causar dolores de cabeza, dolores musculares, calambres, dificultades para conciliar el sueño, entre otros.

 En este caso, el método de la Bioneuroemoción, como veremos más adelante, busca apoyar a la medicina del trabajo, definida por la Organización Mundial de la Salud como: “La especialidad médica que, actuando aislada o comunitariamente, estudia los medios preventivos para conseguir el más alto grado de bienestar físico, psíquico y social de los trabajadores, en relación con la capacidad de éstos, con las características y riesgos de su trabajo, el ambiente laboral y la influencia de éste en su entorno, así como promueve los medios para el diagnóstico, tratamiento, adaptación, rehabilitación y calificación de la patología producida o condicionada por el trabajo”.   

              

Las empresas para combatir este tipo de riesgo psicosociales acuden a la medicina convencional, una vez los problemas ya empiezan a agravarse. Sin embargo, el impacto del estrés y otros conflictos psicosociales que afectan la salud física deben y pueden prevenirse. He aquí la importancia de herramientas para la gestión emocional que tengan en su base el objetivo de complementar y encontrar en la colaboración con la medicina convencional un camino para llegar a potenciar la salud y bienestar de los trabajadores.

Las personas que han desarrollado habilidades para gestionar sus emociones son más propensas a sentirse satisfechas en sus puestos de trabajo.

En este contexto nace el método de la Bioneuroemoción, una potente herramienta creada por Enric Corbera y su equipo de especialistas, capaz de ofrecer a las personas recursos para gestionar sus dificultades por sí mismas y puedan realizar cambios positivos en su vida de una manera más adecuada, resolutiva y saludable.

Enric Corbera es hoy en día unos de los pensadores más reconocidos a nivel internacional por ser un referente en el campo de la salud emocional y el desarrollo personal. Para ello, Enric ha estudiado durante más de veinte años la relación entre el cuerpo, la mente y las emociones desde distintas perspectivas a fin de unificar el conocimiento que se encuentra tanto en las disciplinas más científicas como en las más espirituales.

Actualmente Enric Corbera Institute describe la Bioneuroemoción un método basado en disciplinas científicas, filosóficas y humanistas que ofrece una comprensión profundad el origen de nuestros conflictos emocionales. Poco a poco, este método se ha consolidado como una herramienta de vanguardia en el sector de la gestión emocional. Es por ello que, dentro del mundo empresarial, la Bioneuroemoción está tiendo una práctica cada vez más empleada por aquellas empresas que quieren tener un impacto positivo en la vida de sus trabajadores y en la sociedad en general.

Enric Corbera junto con su equipo trabajan cada día para investigar e innovar en el método de la Bioneuroemoción y en el estudio de la gestióndelasemociones. La finalidad es encontrar la vía más rápida y efectiva para la toma de conciencia. Por eso, pese a tener un método ya consolidado, la Bioneuroemoción está en constante evolución.

La Bioneuroemoción aplicada en la empresa nos enseña a relacionarnos con nosotros mismos, dejando a un lado las justificaciones y los juicios

Enric Corbera Institute clasifica en términos generales dos tipos de organizaciones. Aquellas que son emocionalmente inmaduras y aquellas que son emocionalmente inteligentes. Las primeras, experimentan consecuencias laborales negativas que afectan a su competitividad. Se definen por tener una comunicación interna deteriorada, un manejo de las relaciones interpersonales sesgada, una disminución de la productividad, de la calidad del trabajo y, por tanto, del rendimiento de los servicios que se ofrecen. Algunas de las características que presentan son las siguientes:

Se culpabiliza a la empresa constantemente por las adversidades personales.

• Existen altos niveles de absentismo y rotación

• A menudo aparecen problemas de salud derivados del estrés o depresión.

• Se producen constantes choques con la autoridad.

• Se hace difícil llegar a acuerdos en las reuniones.

• Se buscan más culpables que soluciones.

• No existe la aceptación de la crítica.

• Se utilizan estilos de comunicación pasivos, agresivos o pasivo-agresivos.

• Existe una voluntad por negarse a trabajar con personas de diferentes opiniones y convicciones.

 En este sentido, el equipo de Enric Corbera Institute aplica laBioneuroemocióna lasempresas para ayudar a transformarlas en organizaciones emocionalmente inteligentes. Ofreciendo herramientas a los trabajadores y trabajadoras para enseñar a relacionarse mejor con si mismos/as, a dejar a un lado las justificaciones y los juicios y a empezar a escuchar sus emociones para poder dar soluciones más positivas y eficientes a los conflictos y problemas del entorno laboral.

Constantemente proyectamos nuestras creencias, emociones, sentimientos y juicios, y más adelante estos crean las experiencias que vivimos. De esta forma, cada acontecimiento que experimentamos con nuestros compañeros de trabajo refleja aspectos ocultos de nosotros mismos, que acostumbran a reflejar nuestro ambiente emocional familiar.

Actualmente el método de la Bioneuroemoción trabaja en 4 aspectos fundamentales para ayudar a las personas a sentirse más empoderadas en sus puestos de trabajo y mejorar su salud emocional.

1. Aportar herramientas para gestionar el estrés y tener estrategias de regulación emocional.

• Enseñar a reflexionar sobre el concepto de estrés e identificar los factores psicológicos que intervienen en el momento de su aparición.

• Comprender cómo la personalidad de cada individuo puede afectar a la percepción del estrés y, por lo tanto, a su salud y bienestar.

• Comprender el poder que tienen las palabras para provocar efectos en nosotros, nuestro estado emocional y nuestro comportamiento.

• Aprender cómo la escucha activa y la empatía favorecen la resolución de conflictos.

 

2. Identificar el potencial de cada individuo explorando sus creencias y motivaciones.

• Ayudar a las personas a reconocer cómo las creencias limitantes que se consolidaron en la primera fase de nuestras vidas y que pueden estar afectando a nuestro estado presente.

• Comprender los procesos internos que actúan en las situaciones de cambio, así como en los bloqueos.

• Consolidar la motivación innata en cada persona.

• Mejorar la autoestima a través del autoconocimiento.

 

3. Enseñar sobre el concepto de proyeccióny como atribuimos a los demás virtudes o defectos propios pensando que son exclusivos de los otros.

• Profundizar en la relación entre percepción e interpretación del entorno y su influencia en nuestra vida.

• Comprender nuestra forma de interpretar el mundo para liberarnos del victimismo

• Entender que nuestras interpretaciones condicionarán nuestra conducta una y otra vez hasta que seamos capaces de reconocerlas, identificarlas y modificarlas conscientemente.

• Comprender que nuestra percepción subjetiva siempre está condicionada por la proyección que hacemos en los demás de nuestra propia historia. Reflexionar sobre la propia responsabilidad en un conflicto y, por tanto, la capacidad de elegir y transformar nuestra vida.

 

4. Reconocer la conexión entre la familia y la empresa y como existen roles repetidos en ambos lados.

• Identificar nuestras reacciones emocionales en el trabajo como proyecciones del pasado con el objetivo de cambiar nuestra percepción.

• Comprender la influencia de la familia y la sociedad en la creación de la personalidad.

• Identificar la resonancia entre las experiencias de la infancia y los conflictos personales que influyen en el entorno laboral actualmente.

 

El método enseña a la empresa a identificar sus fortalezas y debilidades como un organismo emocionalmente inteligente.

Tras el trabajo emocional realizado con cada empleado, la última parte es ofrecer a la dirección de la empresa los resultados y el diagnostico. Esta reunión es clave para tomar conciencia de la situación emocional de la empresa e identificar dinámicas de estrés que debilitan el funcionamiento, y cómo estas situaciones repetitivas podrían debilitarla en el futuro. La Bioneuroemoción permite a la dirección implementar las modificaciones oportunas para desarrollar el potencial del capital humano y, en consecuencia, el potencial de la empresa en el mercado. Algunos de los puntos a desarrollar como objetivo son:

Incentivar tener menos conflictos

Ayudar a expresar las frustraciones de una manera más asertiva generando relaciones saludables entre las personas.

Reforzar la confianza entre empleados

Expresar lo que sentimos de una manera respetuosa, sin fingir actos ni sentimientos, para generar espacios de confianza y credibilidad.

Renovar la comunicacióninterna

Mejorar la capacidad de observación, escucha activa y la empatía promueve una mejor comprensión tanto del mensaje como con las emociones que expresan los empleados.

Reducir el absentismo laboral

Aumentar la autoestima de los empleados y promover herramientas para la autogestión de los conflictos reduce las tensiones en el trabajo, minimiza el impacto del estrés y previene de aquellos problemas de salud que tanto abundan en los ambientes laborales.

Incentivar procesos de innovación

Los espacios emocionalmente saludables ayuda a que las personas se sientan más relajadas y libres de expresar y “buscar ser mejores proponiendo ideas” que nunca hayan sido exploradas.

Conclusiones

En el trabajo pasamos la mitad de nuestra vida. Por ello Enric Corbera Institute, entiende que una de las prioridades en la mejora de la salud social es convertir las empresas en organismos emocionalmente inteligentes.

¿Quién no ha repetido el mismo tipo de roles en cada puesto de trabajo? ¿Cuántas veces discutimos por lo mismo con nuestros jefes y compañeros o compañeras? Cuando somos rígidos en nuestras creencias, somos incapaces de percibir la realidad de otra manera. En cambio, cuando flexibilizamos la forma de pensar, nos abrimos a nuevas posibilidades y empezamos a tener experiencias distintas, que éramos incapaces de concebir.

Los miles de casos que el equipo de Enric Corbera ha estudiado sugieren que incidir sobre la percepción del individuo favorece el bienestar emocional y por ende el físico, psicológico y social. Por ello, la finalidad última del método de la Bioneuroemoción es ofrecer recursos para que las personas puedan dejar de sentirse víctimas de lo que les sucede y ver su vida desde otra percepción. Bajo este prisma, quedan obsoletos conceptos como el azar y la aleatoriedad, evita el victimismo y la creencia de que no podemos hacer nada para cambiar nuestra experiencia.

 

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...