18 de abril de 2019 notifications
menu
Gómez Palacio y Lerdo

Política y escenarios electorales

Enfoque

Raúl Muñoz De León
domingo 24 de febrero 2019, actualizada 11:33 am


Tiempos son éstos en que la política es una actividad socialmente devaluada; los políticos profesionales son vistos por la gente con desprecio, desconfianza y desdén porque ha tenido experiencias amargas y dolorosas de quienes han ocupado puestos de elección popular y han fallado en sus expectativas. Alguien habló y dijo que la política y los políticos son un "mal necesario".

Estando el proceso electoral abierto en Durango para la renovación de los ayuntamientos, es una oportunidad que tienen quienes sean candidatos de los diferentes partidos para dignificar la política con acciones nobles de orientación y aplicación correcta; que la política sea un instrumento de servicio y no un medio para servirse y aprovecharse; la política es apasionante y seductora cuando se ejerce con vocación de servicio.

Es indudable que ahora habrá una real competencia electoral, en la que se enfrentarán las tres principales fuerzas políticas que operan en el Estado; candidatos y partidos buscarán atraer la voluntad del electorado, ofreciendo lo posible y hasta lo imposible con tal de alcanzar el triunfo. Por vez primera no se puede decir a "priori", no es posible adelantar, quien saldrá con la victoria. Ganarán quienes diseñen y pongan en práctica una estrategia política de trascendencia electoral que atraiga la confianza de la ciudadanía.

La ventaja parecen llevarla los candidatos de Morena, por ser el partido del presidente de la República, que apenas "ayer", por decirlo de algún modo, triunfó rotundamente en las elecciones federales del 2018; los candidatos postulados por esta organización política seguramente contarán con el apoyo de todo el aparato oficial, desde la misma oficina de la Presidencia hasta las secretarías de Estado, pasando por los organismos autónomos y las empresas paraestatales.

El PAN no se quedará atrás en cuanto a respaldar a sus abanderados. El gobierno neopanista de Durango desplegará propaganda y publicidad político-electoral en apoyo de los candidatos que postule para los ayuntamientos. Para empezar, son insistentes los "spots" radiofónicos y los videos y grabaciones televisivas, con los que el gobierno estatal, está inundando el ambiente con mensajes subliminales de contenido electoral, como éstos: "gracias al apoyo del gobierno del PAN pudimos abrir un negocio de panadería o tortillería..."; "con el crédito que nos dio el gobierno del PAN, pagamos las deudas y ampliamos el negocio"; "yo votaré por el PAN porque su gobierno en Durango me ayudó para...", y otros de parecida o idéntica naturaleza, que taladran los oídos de los potenciales votantes.

En cuanto al Partido Revolucionario Institucional, otrora poderoso y hegemónico, factor de dirección y decisión política, para nadie es desconocido que la dependencia que del gobierno tuvo por largo tiempo, lo enfermó de una esclerosis múltiple y una discapacidad permanente imposibilitándolo para valerse por sí mismo; como si el infante perdiera repentinamente a su padre sin estar preparado para enfrentar problemas y necesidades, quedándose en completa orfandad, con muchas tareas y actividades por desarrollar.

Los candidatos que postule el PRI en los treinta y nueve municipios del Estado, que se perfilen para disputar el triunfo electoral, tendrán que desarrollar campañas de gran alcance, de penetración en la gente para recuperar su confianza y convencerla de que los golpes recibidos y fracasos obtenidos son experiencias que han dejado lecciones de las que mucho se ha aprendido; que el partido que representan en la contienda electoral, es un partido cercano a la gente, que oye a sus a sus militantes y tiene capacidad y voluntad política para dar respuesta a sus planteamientos y peticiones.

Recuérdese que la inercia y la indiferencia ante los reclamos colectivos, cualquiera que sea su tamaño, cavaron la tumba del PRI. Los candidatos priístas deben definir actitudes y prácticas ante el panorama de mayor competencia político-electoral. La indolencia, la ineptitud, la corrupción, el despotismo y la desviación de metas en los diferentes niveles de gobierno fueron los clavos de su cruz.

La tarea no es nada fácil; solamente dejando atrás vicios, defectos y errores que tanto han costado, sus candidatos en la justa electoral que está en proceso podrán tener posibilidades de triunfar en las urnas; el escenario político electoral en el que se desenvuelven no es alentador, pues enfrentarán a candidatos postulados por los otros partidos que vienen pisando fuerte.

Para enfrentar a la maquinaria aplanadora de Morena y la exquisita bipolaridad política panista, el tricolor habrá de seleccionar a los mejores perfiles, con atributos y cualidades que los hagan competitivos, y sobre todo, sin antecedentes oscuros o negativos, que "no tengan cola que les pisen".

Están equivocados los que reiteradamente afirman que "la política es como la mujer: rara, excéntrica y caprichosa; por eso tiene nombre femenino". Esta deleznable consideración, además de ofender a la mujer, desacredita la práctica de actuar en beneficio de los demás.

¿Por qué y para qué quiere ser presidente municipal?; ¿por qué aspira a la sindicatura?; ¿Qué te motiva buscar la regiduría? Son algunas de las cuestiones que conviene plantear a los que son o quieren ser candidatos. Y ya de manera más profunda, preguntarles: ¿Cuáles son los ordenamientos legales que rigen la actividad de un ayuntamiento? ¿Conoces la Constitución Política de México?, ¿Y la particular del Estado? ¿Tienes información sobre la Ley Orgánica del Municipio Libre? ¿Has oído sobre los reglamentos municipales? ¿Qué hace o debe hacer el síndico municipal? ¿Cuáles son los deberes y atribuciones de un regidor?

¿Cuáles son los principales problemas de la ciudad y cuál tu estrategia para solucionarlos? ¿Qué ofreces para mejorar la seguridad pública? ¿Cuál es tu propuesta para terminar con el problema del desabasto de agua potable?

Son cuestiones que usted, amable lector, debe y tiene derecho a formular cuando lo busquen y se acerquen a pedirle su voto; quedará sorprendido con las respuestas que le darán.

Falta cultura general y cultura legal en quienes participan en política y aspiran a un puesto de elección popular. Es lamentable el cuento del niño aquel que decía que no le importaba aprender ni saber nada porque iba a ser político, que lo que le interesaba era como llegar a tener poder y hacer dinero. ¿Es esto lo que están aprendiendo nuestros niños?

[email protected]

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...