23 de mayo de 2019 notifications
menu
Gómez Palacio y Lerdo

La Villa Juan E. García

Crónica lerdense

José Jesús Vargas Garza, Cronista Oficial de Lerdo
domingo 24 de febrero 2019, actualizada 11:31 am

Lo que inició como un rancho, luego ejido y núcleo urbano, sus visionarios habitantes lo convirtieron en un ente del desarrollo económico, agrícola, social y poblacional urbano. Con el tiempo llegó aumentar el número de vecinos y su zona urbanizada sumando a más de cinco mil habitantes. Ante esta transformación, los vecinos realizan gestiones para que el asentamiento cambiara de rango, lo cual dio margen a que el congreso del Estado de Durango dictara un acuerdo con fecha 28 de diciembre de 1970, para su elevación a Villa con el nombre del revolucionario Juan E. García, erigida a tal rango por un decreto expedido por la Legislatura de Durango y sancionado el 4 de enero de 1971 por el Jefe del Ejecutivo, Ing. Alejandro Páez Urquidi, el secretario general de Gobierno Lic. Sergio Guerrero Mier y publicado el 25 de febrero de 1971.

Con motivo de la erección de Juan E. García a Villa, tuvo lugar una ceremonia a la que se pensó que era probable concurriera el Ing. Páez Urquidi. Al no asistir el Sr. Gobernador, la ceremonia se realizó el mero día de San Juan, el 24 de junio de 1971, presidida por el alcalde lerdense, Sr. Diego Martínez Ramírez. El alcalde dio lectura al decreto No. 398, donde se estableció la erección de Juan E. García en Villa, convirtiéndose el poblado en pueblo libre y formándose una Junta de Gobierno, cuyos integrantes fueron nombrados por el Ayuntamiento de Lerdo, de acuerdo al decreto publicado en el Periódico Oficial del Estado, que fue el 25 de febrero de 1971.

No obstante, a la lluvia que fue tupida en ese día, asistió en gran número las familias, para celebrar la proclamación de Villa con el nombre Juan E. García. En el desarrollo del sencillo programa se tomó protesta de ley a los integrantes de la Junta de Gobierno encabezada por el Sr. Juan Estrada Villela, y al comandante de la policía, Sr. J. Ascensión Gutiérrez: luego el alcalde lerdense exhortó a las autoridades y vecinos del lugar a trabajar conjuntamente para el mejoramiento de la comunidad. De inmediato tomaron posesión los funcionarios de la nueva Villa y se encargaron de designar a sus colaboradores; contando con todo el apoyo del Ayuntamiento de Lerdo. Mientras tanto en esa época Eusebio Vargas, ("Chevo" de cariño) fungía como comisariado ejidal. Así mismo se había constituido el comité del Sistema de Agua Potable, formado por el Sr. Benjamín Beaña Rodríguez, Presidente, Roberto Pardo, Tesorero.

El año 1971 fue sucesivo para la reciente Villa, empezando las obras de la Plaza Pública. Las primeras gestiones se dieran el 23 de marzo por parte del Prof. Fausto Álvarez B. Director de la escuela, quien solicitó al C. Presidente Municipal de Lerdo, 15 arbotantes para el alumbrado del paseo público en la Villa. Para agosto 1971, estaba instalado y en servicio el nuevo alumbrado ornamental de la plaza pública, siendo los vecinos los que se hicieron cargo de la instalación de lámparas y cables conductores de en energía eléctrica, inaugurándose la obra por el alcalde Leobardo Martínez Amador. Más adelante el 23 de enero de 1974, a solicitud del Prof. Pedro Mendoza Bocanegra de la Misión Cultural No. 23 de la Villa, se donó 3 toneladas de cemento para la terminación de las obras.

En ese mismo año de 1971 el Gobernador de Durango, Ing. Alejandro Páez Urquidi, arrancó un programa de construcción de escuelas. En ese plan se tomó en cuenta a la Villa, obra que fue autorizada por el Programa Federal de Construcción de Escuelas (CAPFCE) en Durango, a cargo del Arq. Hassan Zain Chamut, consiguiéndose nueve aulas, dirección, servicios sanitarios y anexos, invirtiéndose cuatrocientos setenta y un mil seiscientos sesenta pesos. Por otro lado, en ese año mencionado, la liga femenil de Lerdo, representada en la Villa por la Sra. María del Refugio García, gestionaron ante la Compañía Distribuidora de Subsistencias Conasupo, S. A. cuatro máquinas para la creación del Costurero Público para la confección de prendas de vestir, para lograr al abaratamiento de la vida y en beneficio de las de familias.

Muy pronto que tarde, la Villa de Juan E. García contó con la dependencia del Registro Civil, que, para el 16 enero de 1972, el gobierno del Estado de Durango, designó al C. Macedonio Hernández, como oficial del Registro Civil, tomando posesión el 10 febrero 1972. Anterior al año de 1971, la autoridad del se manejaban por un Jefe de Cuartel, y a partir del cambio de Villa a Juan E. García, se formó la Junta de Gobierno. Posteriormente desde 1995 los funcionarios fueron elegidos en forma democrática por medio del voto libre y secreto. En 1999, fungió como Presidente el Sr. José Fernando Rodríguez Vargas, 2 Concejales y 6 auxiliares. En el 2001 el Sr. Felipe Uribe Altamirano como Presidente y en 2013 Juan Portillo García.

El simpático pueblo de Juan E. García, tiene una representación como centro estratégico, donde convergen los vecinos de las comunidades de Sapioriz, San Jacinto, Salamanca, León Guzmán y hasta de Lerdo, a donde acuden a los festejos de toda índole. En la entrada principal del pueblo porta un sencillo arco con el nombre de la Villa; luego una antigua acequia, más adelante se observan las oficinas de la Junta de Gobierno. Por la calle principal en una esquina de la Plaza, se observa el monumento en memoria del legendario revolucionario Gral. Juan E. García. Cuenta con un trazo urbano armonioso con sus calles anchas y con un buen alineamiento.

En el centro de la Villa, tiene una plaza distribuida con jardines en gajos, con plantas y arboleda. Un sencillo kiosco en el centro y bancas en sus corredores. En uno de ellos luce una escultura a la Madre. Así mismo en un costado de la plaza se encuentra una planta purificadora de agua potable, además en las orillas del pueblo se encuentra en construcción un megatanque para deposito de agua. Existe tambien una clase de puestos de construcción material solido muy sencillos y los utilizan con fines comerciales, que por su misma característica arquitectónica afean el lugar. También se tienen sanitarios, los cuales en opinión de los lugareños estos se encuentran siempre cerrados; en si la placita se observa ceniza y seca, pues bien se ve que las plantas no se riegan con agua, el piso disparejo y basura, como si no se le diera mantenimiento por los responsables.

Como la mayor parte de sus habitantes son católicos tienen su templo de la oración dedicado a la Santísima Virgen de Guadalupe y para de otras creencias dos centros evangelistas. Un Centro de Salud. En educación: Una primaria, secundaria Técnica EST 65, Kínder para niños y niñas, y Biblioteca. Su actividad económica la componen esencialmente la agricultura, establos de vacas, cabras, granjas avícolas de pollos de engorda. Además, están establecidos pequeños comercios. Sin embargo, existe bastante desempleo por la falta de fuentes de trabajo, lo cual orilla de que un gran conglomerado de mano de obra se lance a la ciudad de Lerdo, a los municipios vecinos, y a Estados Unidos del Norte, a buscar el sustento de sus familias.

Día a día el pueblo noble y trabajador de Juan E. García, ha ido formando su cultura y tradiciones, es así como festeja sus fiestas patronales y agrarias: como el aniversario de la elevación de la Villa, el 24 de Junio, rindiéndole honores al General Juan E. García, con desfile, justas deportivas, una gran comida y baile. También el 12 de Diciembre las fiesta religiosa de la Santísima Virgen de Guadalupe y en algunos hogares se levanta el nacimiento celebrando el 24 y 25 la Navidad y el 6 de enero Día de los Santos Reyes. Fiestas Patrias: 16 de Septiembre y 20 de Noviembre. Además, los jóvenes tienen vocación deportiva en la afición de béisbol, para lo cual cuenta con un pequeño estadio.

La ubicación de la Villa, está en el entronque de la antigua carretera nacional No. 40, con el poblado La Goma, Dgo., se voltea a la derecha y como a 200 metros aproximadamente de la mencionada vía federal; localizada al sur y a 20 kilómetros de Ciudad Lerdo. Por la gran importancia urbana de la Villa, se le debe dar más atención, para que sea una opción atractiva para los visitantes.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...