20 de marzo de 2019 notifications search
menu
Internacional

Arreaza dice que Ejército no atacará a desarmados

EFE
NACIONES UNIDAS, viernes 22 de febrero 2019, actualizada 8:26 pm

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, aseguró este viernes que el Ejército no va a atacar a personas desarmadas ante la operación humanitaria que la oposición prevé llevar a cabo este sábado, pero dejó claro que los militares defenderán el territorio de "cualquier agresión armada".

"Los militares venezolanos están para defender el territorio venezolano de cualquier agresión armada contra nuestro país", señaló Arreaza en una conferencia de prensa en Naciones Unidas.

El ministro, preguntado al respecto, aseguró que los militares "jamás tendrían órdenes de disparar al pueblo desarmado" ni actuarían de manera desproporcionada contra los ciudadanos.

Arreaza denunció en la ONU que la operación humanitaria apoyada por Estados Unidos y otros países es una "violación" del derecho internacional y un intento para justificar una intervención militar.

El canciller trasladó ese mensaje al secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, y a varias decenas de países aliados, que se han comprometido a apoyar diplomáticamente a Caracas ante las acciones de Estados Unidos.

Según Arreaza, la entrada de ayuda humanitaria prevista para este sábado es "una operación peligrosa" y de "propaganda", que supone una "violación al derecho internacional" y que se hace sin autorización de organizaciones como Naciones Unidas o la Cruz Roja.

"¿Cómo pretenden forzar teórica ayuda humanitaria en territorio venezolano sin que se hayan cumplido los más mínimos principios para tal fin?", se preguntó el ministro en una conferencia de prensa.

Según Arreaza, la operación impulsada por la oposición es un "espectáculo" que sigue "el guión" de Estados Unidos y busca realmente "que ocurra algo con las Fuerzas Armadas".

El canciller aseguró que a su Gobierno le inquieta en especial que pueda haber violencia en la frontera colombiana, dado que en ese país operan "bandas criminales" y "paramilitares" y es necesario "evitar que la violencia de Colombia" llegue a Venezuela.

"Nos preocupa que pueda ocurrir una situación que lamentar", advirtió, subrayando además que Estados Unidos y sus aliados van a tratar de responsabilizar al Gobierno de Maduro de cualquier incidente.

Arreaza defendió que eso fue lo que ocurrió hoy con el enfrentamiento con una comunidad indígena en la frontera con Brasil, en el que supuestamente murieron dos personas y quince resultaron heridas, según diputados opositores, que responsabilizaron al Ejército.

"Lo que ocurrió esta mañana nada tiene que ver con las versiones que han circulado. De hecho, algunos de los heridos están heridos por armas blancas, machetes, incluso flechas", dijo Arreaza.

El titular de Exteriores insistió en que las armas utilizadas no se corresponden" con las de las Fuerzas Armadas Bolivarianas y calificó lo sucedido de "falso positivo".

La ONU dijo hoy que aún está recopilando detalles de este incidente, pero subrayó que la organización se opone contundentemente "al uso de fuerza letal en esas circunstancias".

Guterres, en su reunión con Arreaza, urgió al Gobierno venezolano a no utilizar ese tipo de respuesta contra manifestantes, según informó su portavoz, Stéphane Dujarric.

Antes de reunirse con Guterres, el canciller venezolano encabezó una reunión de un grupo de unos sesenta países que respaldan al Gobierno de Maduro ante las amenazas de Washington.

Ese grupo, que se reunió por primera vez la semana pasada, insiste en la necesidad de proteger principios básicos de Naciones Unidas como la soberanía nacional y está preparando iniciativas en la ONU en su defensa.

En la alianza participan Rusia y China, dos miembros permanentes del Consejo de Seguridad, junto a países como Cuba, Bolivia, Nicaragua o Irán, entre muchos otros.

"No sólo se trata de Venezuela. Es también sobre cómo se van a resolver crisis en el futuro. ¿Se van a resolver en base a la Carta de Naciones Unidas y la ley internacional o con el uso flagrante de la fuerza y las amenazas", explicó a los periodistas el embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia.

El diplomático adelantó además que su país convocará de urgencia al Consejo de Seguridad en caso de que Estados Unidos lleve a cabo una "provocación" en Venezuela.

Arreaza, mientras, volvió a arremeter contra las políticas de EUA hacia su país y denunció, entre otras cosas, que la CIA está ofreciendo dinero, casas y visados a personal diplomático y asesores militares venezolanos para que se distancien de Maduro y reconozcan como presidente encargado al jefe del Parlamento, Juan Guaidó.

Para el canciller, sin embargo, el intento de "golpe de Estado" de Guaidó con apoyo de EUA "ha fracasado" y Venezuela vive ahora "en calma" y en "paz".

"Ya vienen los carnavales, ya la gente se está preparando para las vacaciones", dijo Arreaza para terminar su conferencia de prensa.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...