20 de marzo de 2019 notifications search
menu
Finanzas

¿Cuál es la vida últil de un billete?

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, miércoles 20 de febrero 2019, actualizada 9:24 am

Los años no perdonan, y menos a los billetes que utilizamos diariamente en nuestras transacciones.

Maltratos, rayones o rompeduras, pueden determinar cuánto va a durar un billete en las calles. Anteriormente un papel de 20 pesos tenía una duración media en la calles de 8.1 meses según los datos del Banco de México.

El tráfico de los billetes en nuestro país ha cambiado con los años, pues como sabemos cada cierto tiempo los materiales o señas de seguridad han provocado cambios en la duración del efectivo.

El billete de 20 pesos comenzó a realizarse con polímero para septiembre de 2003, lo que aumentó su rango de vida a 28.6 meses aproximadamente. No aumentó significativamente los siguientes años, pues es bien sabido que se usa en la gran mayoría de pagos cotidianos. Sin embargo, para diciembre de 2018 se registró un lapso de 42.9 meses.

El de 50 pesos inició el siglo con un promedio de 11.6 meses, siendo en ese tiempo realizado con papel. En noviembre de 2007 se comenzó a utilizar polímero para estos billetes, lo que aumentó de forma significativa su duración a 33.2 meses. Para enero de 2011, subió a 37.4 meses. Aún se mantiene como uno de los billetes más utilizados y de mayor tráfico.

Billetes de 100 pesos en adelante, se realizan con papel de algodón. Los denominados billetes de centena contaban con 14.6 meses a inicios del 2000, para enero de 2011 subió a tener una duración de 21.1 meses. Eso no es todo, ya que para diciembre del pasado 2018, su edad se multiplicó de forma significativa llegando a durar 39 meses.

El billete de 200 pesos comenzó el milenio con 18.5 meses de duración, más elevado que el resto y no se detuvo ahí. Tan sólo en enero de 2003 tenía la media de 31.3 meses y para inicios de 2016 llegaba a 40.3 meses. 2018 determinó su edad más avanzada con 50.6 meses. Esto delata que conforme más valiosos sean los billetes, más difícil puede ser para un ciudadano gastarlo, lo cual aumenta su período de vida.

El de 500 pesos, por su parte, comenzó el 2000 con 30.4 meses de duración. Siendo de una denominación grande y difícilmente aceptado en algunos locales, su rango sube. Para el año 2007 ya se encontraba en una media de 55.5 meses para llegar a los 73 meses en 2017 y cerrando el pasado 2018 con 80.9 meses.

El billete de 1000 pesos, el más joven y difícil de ver en circulación, recién se manifestó en el año 2010 con 41.3 meses de vida. Considerando que no es común cargar con efectivo de esta denominación, no hizo más que subir, para enero de 2014, 73.7 fue su media de aguante. Nuevamente para finales de 2018 se vio en 119.9 meses.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...