23 de marzo de 2019 notifications search
menu
Gómez Palacio y Lerdo

Analizan reabrir bodegas para acopio de frijol

IGNACIO ESPINOZA/ EL SIGLO DE TORREÓN
CUENCAMÉ, sábado 16 de febrero 2019, actualizada 11:52 am

Luego de que las empresas autorizadas para el acopio de frijol, en la zona de los Llanos, hicieron una pausa para la recepción del grano dentro del esquema de comercialización, en virtud de que se saturaron por la cantidad recibida en sus bodegas, la semana entrante, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader, antes Sagarpa) analizará si dichas bodegas se reabren.

Sobre el particular, el jefe de Distrito 03 de la Sader, Gamaliel Ortiz Torres, refirió que actualmente las empresas que están operando en dicha región son Agronegocios, Almer y Segalmex, ésta última con bodegas en la cabecera municipal de Guadalupe Victoria y en la comunidad Antonio Amaro, de este mismo municipio.

Cuestionado sobre si a estas alturas del proceso de comercialización de frijol aún falta una cantidad importante de grano por llevar a las bodegas autorizadas por la Agencia de Servicios de Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios (Aserca), el servidor público federal subrayó que, si bien, carece de datos específicos, la realidad es que sí existe aún una cifra considerable por captar en las empresas que participan en el actual esquema.

También, interrogado sobre cómo ha fluido el esquema de comercialización, Ortiz Torres aseveró que ha transcurrido de manera normal, sin contratiempos; además, complementó que comunidades del sur del municipio de Cuencamé, como Cuauhtémoc, además de otras del municipio de Guadalupe Victoria como Antonio Amaro, Ignacio Allende y la cabecera, forman parte de las localidades que más frijol captan en las bodegas autorizadas para el proceso de acopio.

Asimismo, el Jefe del Distrito 03 de la Sader adelantó que la semana entrante se analizará cómo ha operado el esquema de comercialización, concretamente en aquellas comunidades donde actualmente las bodegas tuvieron que hacer una pausa ante la saturación de sus espacios, y ahí mismo se determinará si esos centros de acopio reabrirán sus puertas para continuar captando el grano que falta por llevar.

Agregó que a pesar de que la cosecha de frijol obtenida en el ciclo agrícola primavera-verano de 2018 no fue la esperada, el precio fijado dentro del esquema de comercialización sí ha beneficiado a los campesinos, con 11.50 pesos el kilo, sumando además 3.00 pesos por el incentivo que aportan los gobiernos estatal y federal.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...