23 de abril de 2019 notifications
menu
Deportes

Mamaev anota 7 goles en prisión

AP
MOSCÚ, RUSIA, sábado 16 de febrero 2019, actualizada 10:07 am

Pavel Mamaev quizá nunca esperó que jugaría su mejor partido de esta temporada tras las rejas.

El integrante de la selección rusa de fútbol, bajo arresto mientras espera juicio por presuntas agresiones, anotó siete goles en la semana, en un partido de seis contra seis que formó parte de los festejos de San Valentín en un centro de detenciones previas a juicio en Moscú.

En un terreno para ejercicios nevado y cercado, y en compañía de otros detenidos, Mamaev vistió el número 17 _mismo número que usualmente utiliza para el club Krasnodar de la liga rusa. A fin de equilibrar las cosas para el resto de los jugadores, Mamaev jugó una mitad para cada equipo.

Mamaev y Alexander Kokorin, su compañero en la selección de Rusia, fueron detenidos en octubre después de participar en un altercado en Moscú y esperan juicio por cargos relacionados con agresiones.

"Sensación inolvidable. Luego de estos meses me alegra que se haya jugado un partido como este", declaró Mamaev al periódico ruso Sport Express. "Se lo dediqué a mi esposa".

Kokorin no jugó en el partido del jueves tras reportes de que sufre una lesión de rodilla.

Incluso antes de que inicie el juicio contra los futbolistas, el caso ha causado revuelo en Rusia debido a varias polémicas audiencias.

Mamaev y Kokorin, quien juega para el Zenit de Petersburgo, son dos de los futbolistas más reconocidos del país, si bien ninguno de los dos participó en la Copa del Mundo del año pasado. Mamaev ha disputado 15 encuentros con la selección nacional de 2010 a 2016, año en que generó la indignación pública tras la revelación de un video en que aparecían él y Kokorin de fiesta en un club nocturno de Mónaco poco después que la selección rusa fuera eliminada de la Eurocopa.

Mamaev agradeció también al servicio penitenciario ruso, que aprovechó el partido como una oportunidad de mostrar un lado más amable de una de las prisiones más temidas del país.

La cárcel Butyrka fue construida en el siglo XVIII bajo el periodo de los zares rusos, quienes la utilizaron para detener a rebeldes cosacos y potenciales revolucionarios socialistas. En la era de la Unión Soviética fue centro de detención para conocidos disidentes y víctimas de las purgas de la década de 1930.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...