27 de febrero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Nacional

Recorte en estancias afecta a los más pobres

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, jueves 14 de febrero 2019, actualizada 7:36 am

Enlace copiado

Tres de cada 10 de las 9 mil 126 guarderías que hasta diciembre de 2017 estaban en el Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras (PEI) se encuentran en municipios en donde más de 50% de la población vive en pobreza, según las mediciones del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). Estos 2 mil 628 establecimientos se encuentran principalmente en el Estado de México, Guerrero, Chiapas, Veracruz y Puebla.

Un ejemplo son las que están ubicadas en el Estado de México: de las mil 170 estancias que se tienen registradas en la entidad, 430 se ubican en municipios con altos índices de pobreza, cuatro de cada 10 se localizan en Ixtapaluca, Chimalhuacán, Chalco, La Paz y Tenancingo, municipios en donde 57% de los mexiquenses tienen más de un tipo de carencia. Ecatepec, Nezahualcóyotl y Toluca son los tres sitios con más estancias: 30% de las de toda la entidad se ubican ahí y se calcula que cuatro de cada 10 habitantes de estas zonas son pobres. Luvianos, un municipio rural localizado el sur del Estado de México, tiene sólo una guardería de este tipo, pero 82% de su población se encuentra en situación de pobreza.

Y aunque en Guerrero sólo se encuentran 306 estancias y ocupa el décimo lugar a nivel nacional, la mitad de estos centros se localizan en Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Zihuatanejo y Tlapa de Comonfort, municipios en donde, en promedio, 50% de los pobladores viven en condiciones económicas adversas. Pero también hay 11 estancias que están ubicadas en las regiones más pobres del estado: Xalpatláhuac, Copanatoyac, San Miguel Tololapan, Zapotitlán Tablas, Tlacoachistlahuaca, General Heliodoro Castillo y Xochistlahuaca son municipios en donde se ha identificado que nueve de cada 10 de sus pobladores viven con carencias. Chiapas muestra uno de los panoramas más graves.

A nivel nacional ocupa el séptimo lugar, pero de sus 366 estancias, 132 están ubicadas en zonas en donde 84% de la población vive en pobreza. Chanal, un municipio en el centro del estado y que cuenta con apenas 13 mil habitantes, tiene tres de estas guarderías, pero 99.5% de sus pobladores son pobres, según el Coneval.

Una situación similar se vive en la zona de Zinacantán, lugar en el que se tiene el registro de dos estancias infantiles, una de ellas abrió hace 11 años y el miércoles 13 de febrero cumplió más de un mes con las puertas cerradas. Este centro atiende a niños provenientes de una comunidad con altos índices de marginación.

De los 212 municipios que componen Veracruz, en 140 hay desde una hasta 66 estancias infantiles. Estos centros cubren principalmente a personas de escasos recursos, pues en 80% de estos puntos la pobreza supera 50% de la población.

En el estado hay 577 guarderías, de las cuales existen 100 que se ubican en municipios con grados de marginación que llegan casi a 80% sus pobladores. Boca del Río, Veracruz, es el que cuenta con el indicador más bajo, puesto que de acuerdo con la medición del Coneval, sólo 29% de la población vive en condición de pobreza, pero en ese municipio se registran sólo nueve estancias infantiles.

En Puebla se localizaron 480 guarderías repartidas en 81 de sus 217 municipios, lo cual lo posiciona como el quinto estado con más lugares de este tipo, pero dos de cada 10 están localizadas en sitios en donde se considera que más de 70% de los habitantes tienen carencias económicas y sociales altas.

Las zonas en las que se encontró un mejor indicador socioeconómico fueron en las estancias ubicadas en Baja California y Baja California Sur.

Exigen mantener subsidio a estancias infantiles

Madres de familia, maestras y encargadas de estancias infantiles reclamaron ayer al Gobierno federal por la cancelación de un subsidio para las guarderías, y exigieron que el apoyo sea restituido.

Dulce Reyna Rodríguez Durán, responsable de “Mi Dulce Estancia”, en Guadalupe, señaló que en Nuevo León hay 211 estancias, que atienden a 5 mil 586 niños.

El apoyo federal que recibían era de 950 pesos por niño, pero desde diciembre ya no se otorgó a nivel nacional.

“Gobierno federal prácticamente nos ha abandonado”, recalcó, “y ha lanzado toda clase de descalificaciones hacia las estancias infantiles. Se nos acusa de corrupción, de estancias fantasmas y que no tenemos a los niños en el padrón”.

El programa de estancias infantiles cuesta 11 mil pesos anuales por niño, expuso, cuando en un Cendi cuesta 70 mil pesos.

“La cantidad de niños que nosotros logramos atender equivale a lo que atienden el IMSS, el ISSSTE y los Cendis juntos”, aseguró Rodríguez.

El grupo se reunió en la esquina de Juan Ignacio Ramón y Zaragoza, en el Centro de Monterrey, y posteriormente acudió al Congreso local.

A nivel nacional, indicó, se convocó a un paro, pero en Nuevo León no quisieron afectar a los padres de familia.

El Gobierno federal ha dicho que se entregará a los padres mil 600 pesos bimestrales, pero Rodríguez advirtió que esto implica disminuir los recursos por cada niño.

Manifestó que han realizado rifas para reponer los apoyos y que los padres de familia no eroguen más de lo que ya pagan.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...