20 de febrero de 2019 notifications search
menu
Gómez Palacio y Lerdo

Resaltan la importancia de valores

Un parte fundamental de la educación es el maestro, ya que es considerado un guía

CLAUDIA LANDEROS/EL SIGLO DE TORREÓN
GÓMEZ PALACIO, DURANGO, lunes 11 de febrero 2019, actualizada 9:25 am

En el marco del Congreso de Integridad y Honestidad Académica que organizó la Universidad La Salle Laguna (ULSA), Jorge Melguizo y Jason Stephens, ambos con experiencia en el trabajo social, de investigación y en temas relacionados a los que se trabajó en este congreso, visitaron la Comarca Lagunera para hablar sobre temas diversos, principalmente relacionados con el plantenamiento de que tipo de sociedad se construye actualmente y qué se tendrían que preguntar los ciudadanos en torno a la situación actual.

GÓMEZ PALACIO.-

Uno de los aspectos importantes que generan una manera diferente de pensar y de vivir en la sociedad actual es la educación, la importancia del conocimiento y las habilidades tecnológicas que se privilegian en las instituciones académicas, por encima del ser y del verdadero desarrollo integral y personal de cada ser humano.

Jorge Melguizo, comunicador social, periodista, vinculado a proyectos sociales de transformación de Medellín, Colombia y parte del colectivo Ciudadano Envigado y de la Consejería Ciudadana de Medellín, considera que se puede avanzar desde la educación en temas como la violencia, la corrupción, la pobreza y otras problemáticas sociales que en la actualidad son cada vez más fuertes en todos los países de Latinoamérica.

"No puede ser que hoy las instituciones educativas estén tan alejadas de la construcción de nuevas realidades y que no se estén preguntando por lo que se debe llamar el nuevo sujeto; a qué están dedicadas las universidades, están pensando en el proyecto académico, las tecnologías pero no en la sociedad

"Yo me pregunto si la gente que sale de las universidades realmente está hecha para ser una mejor sociedad o estamos alimentando a ese tipo de personas que siguen sumiendo a los países en situaciones cada vez peores", destacó.

La corrupción es actualmente uno de los principales problemas de las sociedades de los países de América y muchos de los casos de personas que están vinculadas a casos graves son egresadas de buenas instituciones, con preparación profesional importante, por ello se plantean que es lo que se hace en el papel de la educación que se brinda.

El especialista cree que la concepción general de la educación debería ser fortalecer la democracia, superar la pobreza, generar una nueva economía y que cada estudiante sea mejor persona y considera que la educación debe ser menos disciplinaria y más multidisciplinaria e interdisciplinaria, más pensada en el proyecto de vida personal y las emociones de los estudiantes.

Los colegios poco se dedican a asuntos claves en primaria y secundaria como la construcción de la objetividad de la creatividad, el cuerpo, la sexualidad, las emociones, ya que los alumnos saben mucho de cosas que no interesan tanto y saben muy poco de cosas que son fundamentales para vivir, pero las instituciones deben ser un antídoto contra la indiferencia, donde se enseñe a vivir con el otro a ser más empáticos, aprender a preciar la vida, ya que la situación de violencia de Latinoamérica es un problema cultural y que cada vez es mayor.

En el sistema educativo de estos países, se privilegia el conocimiento, los temas como la ciencia, la tecnología, pero se deben de ofrecer otro tipo de herramientas que ubiquen a los niños y jóvenes en la realidad de la sociedad, pero también debe existen una mayor accesibilidad a las oportunidades educativas y que los proyectos sean de integración real.

Los centros educativos deben reconstruirse para poder generar un cambio en las personas y buscar la transformación de la sociedad, en la formación de nuevos seres humanos, más allá de lo tecnológico y que sean dominados por las emociones, donde la alegría sea el propósito, que la música sea importante, que la pregunta sea la clave y no las respuestas, que el proyecto pedagógico involucre a las familias para una reinvensión del proyecto educativo.

"Sin embargo, si una gran parte de la sociedad no tiene acceso a una buena educación se pierde un derecho; no hay derechos sin oportunidades y necesitamos también generar una buena educación rural, por lo que se debe generar acceso pero también con una calidad distinta", comentó Jorge Melguizo.

Por su parte, Jason Stephens, doctor en Filosofía en Estudios Psicológicos en Educación y especialista en educación y trabajos sociales, explicó que un aspecto importante que inicia desde la etapa de formación académica es la idea de la "trampa", lo cual es el inicio de la corrupción y por lo tanto de las problemáticas actuales de la sociedad que genera decadencia.

Dijo que esta condición está en la naturaleza humana; sin embargo, también se tiene la alternativa de poder tomar decisiones y elegir la manera correcta de reaccionar en las diferentes situaciones que se presentan.

La forma en la que se maneja el sistema educativo actual, genera mayor sentido de competencia que para un desarrollo personal, "antes la educación se preocupaba y ocupaba más del ser humano, se tenían clases de filosofía, de ética y ahora se está formando a las personas para el materialismo para tener mejor casa, carro, más dinero, por eso esto de hacer trampa se vuelve una epidemia porque hay que competir para ser el mejor y para tener más", apuntó.

Como se privilegia más ahora la competencia se provoca que exista cada vez más deshonestidad porque así se puede avanzar más rápido sin importar si se está creciendo como persona, por lo que se genera mayor problemática social como la delincuencia, pero también problemas de salud como estrés y depresión.

En las escuelas se debe fortalecer el pensamiento, la resolución de problemas, privilegiar al ser humano en la búsqueda de soluciones para la vida, la integración al resto de las persona, resaltar los talentos y complementarse en equipo todos los alumnos y generar ese sentido de colaboración y apoyo en la sociedad entera, en busca de una reconstrucción de la misma.

La educación debería ser más vivencial, adentrarse al tejido social, explorar y cuestionar lo que se quiere saber, generar más preguntas que respuestas en los niños y jóvenes, menos evaluaciones teóricas y considerar más el aprendizaje real dependiendo de las habilidades e intereses de cada niño a fin de que todos tengan la oportunidad de sobresalir y avanzar.

Jason Stephens reiteró que es importante dar reversa a estas conductas que llevan a la corrupción, por lo que la educación debe propiciar mayor empatía entre unos y otros, ya que actualmente se actúa bajo el precepto de que el fin justifica los medios; por lo tanto, hay que enseñar a compartir, a aprender a trabajar escuchando y apoyando al otro.

Sin embargo, no sólo la educación es un factor determinante para la construcción de una mejor sociedad, mucho se repite que la familia es la base de la sociedad y que el aprendizaje, la educación y la formación comienzan en el seno del hogar; ante esto, el doctor Stephens señaló que en realidad es un trabajo conjunto donde también lo religioso, político y cada sector de la sociedad, tiene un papel en la creación de mejores ciudadanos.

"Sería sorprendente que los niños no copien, por que es una condición inherente a la raza humana, es por institnto y se hace para sobrevivir, pero el papel de las instituciones sociales es precisamente orientar y darles las herramientas para que aprendan a elegir las acciones y actitudes correctas, por lo que son fundamentales para que puedan sensibilizarse", argumentó.

Se debe trabajar en fortalecer las cualidades, las bondades y resaltar más el valor que un niño o un joven puede tener como ser humano, más allá de formarlo para una competencia y para siempre ganar y generar mayor bienestar alrededor del aspecto material, lo cual generará mayor tolerancia a las frustraciones que genera crimen, deshonestidad y corrupción.

"La misma sociedad va a determinar qué tipo de seres humanos vamos a tener", agregó.

En otro sentido, en la etapa de la formación de los seres humanos se debe trabajar sobre la consecuencia, si al realizar una acción que se sabe indebida, debe actuarse a que el niño o joven se hagan responsables de sus actos y que no solo se le otorgue un castigo, sino que principalmente se le haga saber lo que hizo mal, qué consecuencias tiene, afectaciones y cómo debe corregirlo.

Dentro de este contexto, ambos especialistas en materia social y de educación señalaron que otro aspecto fundamental es el del maestro. Se debe retomar la importancia de este papel, debe ser una guía de vida, asumir el contexto en el proceso de aprendizaje, conocer a sus alumnos y ser un importante transmisor no solo de vida sino de experiencia y ser receptor de las vivencias del alumno.

Finalmente, es necesario dejar de destacar los aspectos negativos que se tienen como sociedad, seguir informando y presentando a la gente los sucesos que hacen figurar a los malos personajes, a las personas corruptas, delincuentes y que no son el mejor ejemplo par el resto, cuando hay millones de personas construyendo múltiples hechos de vida, grandes epopeyas, que no se les da a conocer, no se les valora y que sería de lo que la sociedad se debe de nutrir.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...