18 de marzo de 2019 notifications search
menu
Nacional Archivo

1969: Muere Leopoldo Méndez, el grabador más importante del México Contemporáneo

UN DÍA COMO HOY...

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, viernes 08 de febrero 2019, actualizada 11:04 am


Un artista reconocido en el ámbito internacional y en México por plasmar en sus grabados los problemas sociales del país fue el pintor Leopoldo Méndez, de quien se conmemora este viernes su 50 aniversario luctuoso.

Leopoldo Méndez nació el 30 de junio de 1902 en la Ciudad de México, provino de una familia de escasos recursos económicos, hijo de un zapatero y madre campesina, quedó huérfano a temprana edad junto con sus siete hermanos.

De acuerdo a la biografía publicada en el portal uom.edu.mx, el pequeño Leopoldo ingresó a la Academia de San Carlos a seguir sus impulsos creativos, allí fue alumno de Saturnino Herrán y Germán Gedovius. Más tarde, ingresó a la Escuela de Pintura al Aire Libre del maestro Alfredo Ramos.

Los intereses de Leopoldo no se limitaron a la plástica sino a todo el ámbito cultural, por lo que junto con Manuel Maples Arce, Germán Cueto, Arqueles Vela, Fermín Revueltas, Ramón Alva del Canal, Germán List Arzubide y otros, integró el grupo "Los estridentistas".

Méndez fue un autodidacta, según el portal aceroarte.com, pues enriqueció su cultura a través de lecturas, con la observación de obras de los grandes maestros y al aplicar su fino sentido crítico. Recorrió el país y se adentró en el arte popular, del que conformó una gran colección personal.

Hacia 1928, participó en las revistas Norte y Ruta de Veracruz, ilustró la revista Zig-Zag y algunas ediciones tales como Los de abajo, de Mariano Azuela. En 1929, laboró como maestro en las Misiones Culturales de la Secretaría de Educación Pública en Jalisco y en el Estado de México.

Colaboró para las revistas El Sembrador y El Maestro rural, publicaciones destinadas a los campesinos y material de apoyo didáctico rural, de este modo visitó diversos lugares de la provincia mexicana.

Para 1930, expuso en Los Ángeles, California, su obra junto con Carlos Mérida. Narciso Bassols, y a su regreso fue nombrado secretario de Educación y jefe de la Sección de Dibujo del Departamento de Bellas Artes, en 1932. El siguiente año, fundó la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios (LEAR).

En 1939, obtuvo la beca Guggenheim, se trasladó a Nueva York. En 1945, expuso en el Instituto de Arte de Chicago y al siguiente año cumplió funciones para el Instituto Nacional de Bellas Artes.

Al sentir que la LEAR, se extraviaba de sus propósitos, Leopoldo junto con Pablo O´Higgins, Ángel Bracho y Luis Arenal, decidieron continuar la tarea de aplicar los recursos de la plástica a las luchas sociales y satisfacer las aspiraciones del pueblo mexicano al fundar el Taller de Gráfica Popular.

Su curiosidad y deseo de que el arte sirviera al pueblo lo guiaron al teatro infantil y de títeres, iniciado en casa del escultor Germán Cueto. En 1946, ganó el Primer Premio Nacional de Grabado y su trabajo como ilustrador fue reconocido durante la Feria del Libro de la ciudad de México.

En 1960, se publicaron grabados suyos en el álbum 450 años de lucha. Homenaje al pueblo mexicano. En 1962, el Museo Nacional de Arte Moderno exhibió una muestra retrospectiva de su obra, y en agosto de ese año, sus amigos y el INBA le rindieron homenaje en la sala Manuel M. Ponce.

Fundó la Academia de Artes de México en 1968. Finalmente, el 8 de febrero de 1969, víctima de hepatitis, Leopoldo Méndez falleció en la ciudad de México. Dejó preparada su quinta colaboración para el Fondo Editorial de la Plástica Lo eterno y lo efímero del arte popular mexicano.

El artista creó una gran cantidad de grabados y dibujos que sirvieron para ilustrar la edición de libros y revistas, carteles y películas. Además, es recordado como un hombre sencillo, poseedor de una humildad proverbial que huyó de los reconocimientos.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...