16 de junio de 2019 notifications
menu
Finanzas

CONTEXTO LAGUNERO

LA CULTURA DEL AJETREO

JUAN MANUEL GONZÁLEZ
lunes 04 de febrero 2019, actualizada 10:47 am


Enlace copiado

El pasado 26 de enero, Erin Griffit, periodista de negocios, publicó en The New York Times, el artículo "¿Por qué los jóvenes fingen amar su trabajo?". Esta periodista se pregunta ¿Por qué en los Estados Unidos muchos jóvenes trabajan más de 14 horas al día en sus computadoras y alardean de ello en las redes sociales?, ¿Cuándo la adicción al trabajo se convirtió en un estilo de vida?

Erin visito recientemente las instalaciones de We Work -empresa estadounidense dedicada a proveer espacios de trabajo compartidos para emprendedores, consultores y pequeños negocios, con sede en Nueva York-, ahí encontró letreros como los siguientes: "Échale todos los kilos aunque estés cansado", "No te detengas cuando te canses", "¡Gracias a Dios es lunes!", "¡Levántate y a darle!"

Lo que encontró Erin en sus visitas a We Work es una muestra de la llamada "Cultura del Ajetreo". Esta cultura está obsesionada con el esfuerzo excesivo, no tiene sentido del humor y cuando entras, es imposible escapar de ella. Las empresas y personas de esta cultura glorifican la ambición, no como un medio para llegar a un fin, sino cómo un estilo de vida. Se considera que el estado actual del emprendedurismo es más grande que la profesión en sí, uno no solo nunca deja de ajetrearse, sino que nunca sale de un embeleso laboral en el que, se hace ejercicio o se asiste a un concierto, no por salud o por esparcimiento, sino para inspirarse de nuevo para volver al escritorio del trabajo.

En esta cultura, el hecho de que simplemente te guste tu trabajo no basta, los trabajadores deben amar lo que hacen y, además, promover ese amor en las redes, promoviendo también a sus patrones.

Las empresas de tecnología iniciaron la cultura del ajetreo al darse cuenta que proporcionar alimentación a los jóvenes tecnólogos e incluso, darles masajes y tener un médico disponible en el lugar de trabajo, son prestaciones que ayudan a tener a los trabajadores en sus escritorios por más tiempo.

En San Francisco, California, los expertos tecnólogos dicen que el trabajo no es lo que uno hace para obtener lo que uno quiere, no, ellos dicen que el trabajo en sí lo es todo. Por lo tanto, todo lo que la compañía haga para lograr que los trabajadores realicen aun más trabajo, es inherentemente bueno.

En este sentido, hace tres años, la directora ejecutiva de Yahoo dijo que trabajar 130 horas a la semana es posible "si eres estratégico respecto a cuándo duermes, cuando te bañas y con que frecuencia vas al baño". Sus comentarios fueron muy criticados, pero desde entonces, hay quienes han compartido sus propias estrategias para lograr que la gente trabaje más.

En la parte original, lo que llamamos cultura del esfuerzo, se reconoce el esfuerzo y se premian los resultados. Lo más notable de esta cultura es la perseverancia y se complementa con tenacidad, compromiso, disciplina, pasión y vocación. Y aunque es obvio que nadie ha cambiado al mundo trabajando 40 horas a la semana, también es sabido por todos que la vida no puede ser solamente trabajo. se requiere un balance que cada persona establece en su propio estilo de vida.

El fundador de una compañía de software y autor del libro "No tiene uno que estar loco por el trabajo", dijo: "La gente que promueve la idea de la obsesión por el trabajo, no es la gente que hace el trabajo real, son los gerentes, los financieros y los dueños". Además, las largas jornadas no mejoran la productividad ni la creatividad.Las exigencias del neoliberalismo ponen en grave peligro el tiempo libre del que disponemos. Pero los trabajadores, los sindicatos y los activistas de toda Europa están organizando el contraataque.

Lo fundamental, es que gran parte del entusiasmo en torno a la reducción de las horas de trabajo se basa en la creencia de que no se trata solo de una respuesta defensiva de los trabajadores, los sindicatos y los activistas, sino que es una iniciativa transformadora porque plantea una relación fundamentalmente nueva con el trabajo y conlleva la promesa de una sociedad distinta. Estimado lector ¿Usted qué opina?

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...