22 de marzo de 2019 notifications search
menu
Columnas Social

¿Sigues con la 'cuesta de enero'?

AGENCIAS
AGENCIASAGENCIAS, sábado 02 de febrero 2019, actualizada 4:30 am

Los inicios de año se han convertido, para muchos, en un verdadero desafío desde hace mucho tiempo. La llamada "cuesta de enero" es uno de los fenómenos más temidos en temas de economía y también de salud, alimentación y bienestar.

Los mexicanos tratamos de estabilizar nuestras finanzas para afrontar el resto de 2019 sin mayores contratiempos, y la cocina juega un rol muy importante en ello. Buscamos comer de manera inteligente y saludable, después del derroche en las pasadas fiestas decembrinas.

Enero, e incluso principios de febrero, puede resultar un mes complicado, pero con estas recomendaciones, se le puede hacer frente de manera exitosa...

Utiliza productos de temporada

Existen algunos ingredientes que permanecen fijos en nuestras recetas a pesar de no ser fáciles de encontrar en ciertas épocas del año. Por ello, "el mejor consejo que puedo dar es utilizar los de temporada, utilizar los que tenemos al alcance", comentó Pablo Salas, chef y propietario de Amaranta, un restaurante de comida mexiquense contemporánea, incluido en la lista de los mejores en Latinoamérica. Aguacate, limón, piña, naranja y mandarina son frutas que se encuentran en producción durante el invierno. Mientras que el brócoli, la lechuga, espinaca, coliflor, zanahoria, alcachofa y el apio, son sólo algunos ejemplos de verduras que abundan en primavera.

"No son forzados y, al ser algo que se da en ese momento, debe ser más económico y debe estar en abundancia; hay que valorarlos, apreciarlos y sacarles el mejor provecho", explica el cocinero afincado en Toluca.

Consume local

Los mercados, donde se puede elegir entre una gran variedad de vegetales y carnes, sin tener un gasto excesivo, pueden ser los mejores aliados. "Así trabajamos en mis restaurantes. Cocinamos con productos locales, porque es lo que tenemos en los mercados, en la zona, y sale mucho más rico y mejor".

"Además de ser frescos, apoyamos a la economía regional e incluso podemos reinventar nuestros menús diarios con ingredientes que no conocíamos. Lo barato no está peleado con lo bueno. Hay cosas caras que pueden no estar ricas, y también existe lo bueno y barato".

No gastes tanto en comidas

Lo ideal es preparar tus alimentos en casa, "por supuesto que es una manera bastante inteligente de ahorrar dinero, sabes qué te preparas, qué te comes y escoges ingredientes de tu preferencia", explicó.

Pero, para la gente que diariamente se traslada a la ciudad, resulta muy difícil la labor de cocinar diariamente, y las fonditas - cocinas económicas - son una grandiosa opción para disfrutar de deliciosa comida a un precio razonable. "Restaurantes pensados para la gente trabajadora, personas de la ciudad que no tenemos para ir a un restaurante todos los días".

Pablo Salas creó Público Comedor, un lugar que se apega al concepto de las tradicionales fonditas. "Hacemos comida 100% mexicana, con algunos productos del Estado de México que no se encuentran fácilmente en la ciudad. Buscamos la parte orgánica y saludable".

Aprovecha al máximo

Asegúrate de que no se desperdicie nada, utiliza hasta el último gramo. Con una buena organización y planificación, se puede lograr.

En caso de sobrar, no hay que tirar nada a la basura, ya que se puede utilizar. Aprovecha todos los tallos y hojas de las verduras. Si compraste manzanas de más, haz un puré o un jugo. "Con el tomate, hacemos unas tortitas de carne en salsa verde acompañadas con sus tortillas, pero también podemos hacer unos chilaquiles para el desayuno", dice.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...