20 de marzo de 2019 notifications search
menu
Cultura Archivo

1852: Nace José Guadalupe Posada, relevante grabador, ilustrador y caricaturista mexicano

UN DÍA COMO HOY...

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, sábado 02 de febrero 2019, actualizada 6:54 pm

Originario del barrio de San Marcos, en Aguascalientes, José Guadalupe Posada nació el 2 de febrero de 1852, en una familia compuesta de trabajadores y artesanos. Su infancia se vio marcada por un entorno conflictivo, producto de las luchas del poder de la guerra de Reforma.

De acuerdo con sus biógrafos, el caricaturista mexicano comenzó a crear sus primeros dibujos a temprana edad, pues ayudaba a su hermano mayor, quien fue profesor de primaria, a cuidar a los alumnos.

Su formación la obtuvo en la Academia Municipal de Artes y Oficios de Antonio Varela y siendo adolescente trabajó en un taller a cargo del impresor José Trinidad Pedroza, quien lo instruyó en grabado, reseña su biografía publicada en el catálogo de la exposición Posada. El juego de la vida de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Pronto, Posada se reveló como un extraordinario dibujante, aunque sus mejores habilidades siempre se centraron en el grabado, especialmente en lo que era entonces una nueva técnica, la litografía, a la que también incursionó gracias a Pedroza.

En esta primera etapa, creó ilustraciones satíricas que se publicaron en la revista El Jicote. En 1872 realizó litografías y grabados en madera que ilustraban cajetillas de cerillos, documentos y libros, además creó imágenes para periódicos como Argos y El Ahuizote, entre otros.

Posteriormente, se trasladó a León, Guanajuato, lugar en el que permaneció hasta 1888. Se dedicó a la estampería religiosa y al ámbito comercial, fue profesor de litografía e ilustro, entre otros diarios, La Gacetilla y La Educación.

La obra de Posada deja ver su ingenio y creatividad, a través de sus diferentes estilos y técnicas que dieron fuerza a sus imágenes, que retrataban escenas cotidianas.

De sus caricaturas, imágenes y grabados se mezclan el humor, la curiosidad, el horror y la indignación. A decir de los expertos, reprodujo una sociedad en crisis, marcada por la desigualdad e injusticia de la sociedad porfiriana, a la par que describió el espíritu del pueblo mexicano en la política y la vida cotidiana.

Luego de una trágica inundación en León, en 1888, se trasladó a la Ciudad de México invitado por el abuelo del poeta Octavio Paz, Irineo Paz, y colaboró en La juventud libertaria, como el primer caricaturista, convirtiéndose en el primer dibujante que tendría México.

Ilustró miles de hojas volantes con un sinfín de temas, paralelamente colaboró con otras imprentas y periódicos como El monitor del pueblo, El teatro, Gil Blas y alrededor de 70 periódicos más.

La obra de Posada es vasta, sin embargo, se le reconoce especialmente por ciertos íconos de la identidad mexicana, pues fue creador de las calaveritas y posteriormente diseñó la figura de La Catrina, este grabado se pensó con la idea de hacer burla a la clase alta del Porfiriato.

Fue precursor de grandes artistas y muralistas, entre ellos, José Clemente Orozco, Diego Rivera, Francisco Díaz de León y Leopoldo Méndez.

El 20 de enero de 1913 murió solo y abandonado en una deteriorada vecindad del barrio de Tepito.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...