25 de marzo de 2019 notifications search
menu
Gómez Palacio y Lerdo

Deuda de Sapal crece a 600 mdp

Se le adeuda a la empresa concesionaria de la planta tratadora de aguas residuales

DIANA GONZÁLEZ/ EL SIGLO DE TORREÓN
LERDO, DURANGO, lunes 28 de enero 2019, actualizada 9:48 am

La deuda de Lerdo por la planta tratadora de aguas residuales ya ronda los 600 millones de pesos, según confirmó el Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Sapal).

"Hemos estado en pláticas con ellos (los propietarios de la planta), pero es un tema impagable. Se busca una negociación con la Comisión Federal de Electricidad (CFE); es algo que está viendo la alcaldesa", dijo el director del Sapal, Gustavo Samaniego Holguín.

La autoridad aseguró que en el contrato viene una tercería, es decir, se abre la posibilidad de que un tercero pueda ayudar al Sapal a pagar y por eso buscan acuerdos con la CFE.

Como se sabe, la deuda del Sapal y por consecuente del Municipio de Lerdo es con la empresa concesionaria de la planta tratadora de aguas residuales. Esto debido al volumen de agua tratada que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no ocupa para sus procesos internos porque así fue convenido hace más de 10 años.

La deuda es considerada como impagable por parte de la Dirección del Sapal y por el propio Ayuntamiento de Lerdo.

Los 600 millones de pesos que se deben, equivalen a cinco años del presupuesto que tiene Lerdo etiquetado para Obra Pública a través de diferentes fondos y ramos asignados.

Por lo anterior es impagable para la administración municipal; no obstante, existe un convenio de por medio, por lo cual se trata de un problema que tarde o temprano estallará, causando daños en las finanzas municipales, ya sea a corto, mediano o largo plazo.

El Ayuntamiento de Lerdo lleva todos estos años con este problema y ningún presidente municipal ha podido hasta ahora renegociar la deuda o encontrar una solución viable con alguna otra instancia de gobierno.

Y es que en el convenio, las condiciones que se firmaron no favorecen en realidad al Municipio en el sentido de que tiene que pagar por el agua que la CFE no ocupa.

Este convenio fue firmado con el consentimiento Gobierno del Estado y el Gobierno municipal hace 10 años con la CFE, y con la participación del Gobierno federal a través de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), en donde se acordaron las condiciones en las que operaría la planta tratadora de aguas residuales que mandaría agua a la Central Termoeléctrica Guadalupe Victoria.

La deuda es porque el Sapal tiene que pagar a la empresa concesionaria de la Planta Tratadora el volumen de agua convenido, pero la CFE ocupa un volumen de agua inferior para sus procesos, por lo que el volumen excedente lo tiene que pagar el Sapal.

Hace años se informó entre las generalidades que el costo por metro cúbico sería cubierto directamente por el Municipio al prestador de servicios con los recursos obtenidos del pago de CFE por el agua tratada, pero la CFE no ocupa el total del agua y no hay recuperación.

La construcción de la tratadora permitió en su momento al Municipio, cumplir con las normas ambientales y alcanzar al 100 por ciento la cobertura de saneamiento, puesto que sí brinda el servicio, pero en unas condiciones que son poco favorables para el Municipio en materia económica.

Hasta ahora, el Ayuntamiento de Lerdo no ha podido encontrar una solución, mientras que otras instancias se mantienen al margen.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...