19 de abril de 2019 notifications
menu

Hace tres semanas, el secuestrador conocido como La Horda (James McAvoy) escapó de la policía tras raptar a tres chicas y asesinar a dos de ellas. El criminal padece Trastorno de identidad disociativo y alberga en su interior 24 personalidades, la más peligrosa conocida como La Bestia. El exguardia de seguridad David Dunn (Bruce Willis) posee habilidades especiales que emplea para atrapar delincuentes, actividad que realiza al margen de la ley y le ha valido el sobrenombre de El Centinela. David rescata a cuatro porristas secuestradas por La Horda y ambos son atrapados por las autoridades. Confinados en un hosptital psiquiátrico, se encontrarán con Glass (Samuel L. Jackson).

<>ESTA NO ES UNA HISTORIETA

En el 2000 el guionista y director M. Night Shyamalan estrenó El protegido (Unbreakable), filme que explora el tema de los superhéroes. Debido a que no consiguió el éxito de su película El sexto sentido (The Sixth Sense, 1999), el cineasta desarrolló otras cintas antes de retomar la premisa y generar Fragmentado (Split, 2016), filme que costó nueve millones de dólares y recaudó 278.5 millones en la taquilla mundial. Shyamalan, director de altibajos, logró con Fragmentado uno de los mejores momentos de su carrera. La película obtuvo buenas críticas y el realizador comenzó a escribir y rodar de manera inmediata la siguiente entrega de esta peculiar trilogía: Glass (2019).

ESTE ES EL MUNDO REAL

Tras un acuerdo verbal con los estudios Walt Disney, poseedores de los derechos de El protegido, M. Night Shyamalan desarrolló con Universal Studios el tercer filme de este universo que explora la idea de que existen superhéroes y supervillanos entre nosotros, aunque son distintos de como las historietas populares los muestran. La encargada de tratar en un hospital psiquiátrico a El Centinela, La Horda y el Señor Glass es la doctora Ellie Staple (Sarah Paulson), quien cree que estos pacientes presentan un delirio de grandeza y dicho trastorno es lo que les da habilidades especiales, las cuales pueden explicarse clínicamente y eliminarse con diversos tratamientos, algunos de ellos radicales.

EL NACIMIENTO DE UN UNIVERSO

Glass atrapa nuestra atención desde los primeros minutos pero, debido a un ritmo irregular y a ciertos momentos forzados en el guión, la película se queda a medias. Shyamalan evade ciertos clichés de los filmes de superhéroes, en especial el de culminar con un tercer acto espectacular y lleno de acción. Sin embargo, algunas revelaciones de la cinta son predecibles y otras se manejan de manera apresurada y sin mayor justificación. Algunos críticos y espectadores encasillan a M. Night Shyamalan como un "director de giros inesperados". Glass presenta conceptos interesantes para entusiastas de los cómics y seguidores de Shyamalan, pero el filme desaprovecha su potencial.

POSTDATA

Glass se recomienda especialmente para quienes quedaron cautivados por el trabajo de James McAvoy en Split. Su poderosa actuación resulta razón suficiente para ver el cierre de la trilogía.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...