22 de marzo de 2019 notifications search
menu
Lerdo

Abra retrasa perforación de pozo

DIANA GONZÁLEZ / EL SIGLO DE TORREÓN
LERDO, DGO, jueves 24 de enero 2019, actualizada 8:40 am

La localización de un abra ubicada a una profundidad de 46 metros ha retrasado la obra de perforación de un nuevo pozo de agua potable que se ejecuta dentro del Parque Nacional Raymundo desde el 23 de agosto del año pasado.

La obra no se ha detenido por este motivo, pero representa dificultades, ya que, aunque se ha perforado a una profundidad de 98 metros, fue a casi la mitad del camino que se descubrió esta abra y hubo un consecuente derrumbe de material pétreo de la zona que además es abundante por la cercanía del río.

La maquinaria ha sacado constantemente rocas de todos los tamaños, pero tras el descubrimiento del abra -cuyo diámetro aún se desconoce- no ha sido posible avanzar como se había esperado, puesto que en la zona hay humedad y no han podido sacar todo el material necesario para seguir con el ritmo proyectado en la perforación, cuyo avance actual es del 40 por ciento (%).

Esperan encontrar agua a una profundidad aproximada de 150 metros que pueda brindar un aforo de 110 litros de agua por segundo al menos.

Este pozo de Raymundo se sumará a la red pública del municipio de Lerdo, que surte actualmente en más de un 90 por ciento el Sistema San Fernando conformado por 7 pozos.

Esta obra se ejecuta gracias a las gestiones del Municipio y del Sapal ante la Comisión de Aguas del Estado de Durango (CAED) y ante el Gobierno federal, siendo una obra por completo a cargo del Gobierno del Estado.

En esta obra del pozo de Raymundo se aplicarán recursos por un monto de 5 millones de pesos que fueron etiquetados para esta acción necesaria, ya que este nuevo pozo proporcionará del vital líquido a más de 20 mil habitantes del sector norponiente de la ciudad.

La CAED licitó y adjudicó la obra a la empresa Aforos y Perforaciones Robles que trabaja constantemente en la perforación con todo tipo de equipo y maquinara para sortear las dificultades encontradas por las condiciones del terreno.

Personal de la constructora no han dejado de laborar en la zona para poder avanzar, puesto que de haberse presentado condiciones distintas en el terreno la obra habría tardado alrededor de 45 días.

El problema es que, aunque se extrae material constantemente siguen habiendo derrumbes, por lo que se trajeron unos tubos que se introducirán y evaluarán la factibilidad de rellenar el abra con algún tipo de concreto y así seguir avanzando, no obstante, la anterior acción está sujeta a cambios. En última instancia podría incluso cambiarse el lugar de la perforación, no obstante, el objetivo es concluir lo antes posible.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...