20 de abril de 2019 notifications
menu
Regionales

Maderenses ofrecen hogar a matrimonio

María de Jesús y Carlos Ríos viven una situación difícil por la salud de la mujer

MARY VÁZQUEZ/ EL SIGLO DE TORREÓN
FRANCISCO I. MADERO, COAHUILA, jueves 24 de enero 2019, actualizada 1:47 pm

Luego de que se diera a conocer la situación del matrimonio conformado por María de Jesús y Carlos Ríos, la sociedad maderense se volcó en su ayuda y después de no tener en donde vivir, hay dos ofrecimientos de un hogar, además de que las personas les llevaron comida y diversos productos.

Los señores, de avanzada edad, son originarios del ejido Finisterre, de Madero, donde hay alto grado de marginación, pero en noviembre su situación se complicó más luego de que doña María sufrió una caída y se fracturó un tobillo.

El señor cuenta que luego de casi dos meses de peregrinar con la operación de su esposa, debido a que le colocaron una placa en el pie, fue dada de alta, pero volvió al hospital hace unos 15 días, ahora con bronquitis, enfermedad que se complica con la diabetes que padece.

Platica que tenía algunas chivas, de ahí sacaba el sustento, pero cuando su esposa enfermó tuvo que vender 7 animales para cubrir los gastos para "moverse", pues si bien la señora cuenta con Seguro Popular y se cubrieron los gastos de hospitalización, tenían que pagar los gastos extras que se generaban con la convalecencia, pero resulta que por permanecer en el hospital, al cuidado de su mujer, le robaron las chivas que le quedaban y, aunque pudo recuperar algunas, se quedó prácticamente sin nada.

Carlos no cuenta claramente que pasó con su casa, pues por su edad tiene dificultad para recordar y dice que se quedó sin hogar y que tiene cinco hijos, pero viven en Acuña y al preguntarle que si tenía contacto con ellos, dijo que no quiere molestarlos.

Se indagó con personal del hospital la versión del señor y dijeron que por lo que les contó, se acudió a la comunidad para revisar su situación y resultó que no tenían a nadie, y que tal vez en su demencia el señor cuenta esa historia y que la señora también tiene incapacidad mental.

Unas personas que coincidieron con él en el hospital conocieron la historia y lo "colgaron" en Facebook, solicitaron ayuda y hubo respuesta; llevaron comida, medicamentos, pañales y más. También se pudo conocer que el DIF tomó conocimiento y se hará cargo.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...