21 de abril de 2019 notifications
menu
Deportes

Lucha contra racismo eclipsa encuentro

AP / MILÁN, ITALIA.-
MILÁN, ITALIA, domingo 20 de enero 2019, actualizada 11:05 am

Un cántico desagradable se convirtió en un poderoso símbolo contra el racismo en el empate sin goles del Inter de Milán contra Sassuolo ayer ante una inusual multitud en el estadio de San Siro.

Fue el segundo de dos partidos que el Inter tuvo que jugar a puerta cerrada como parte de un castigo por un cántico racista realizado el 26 de diciembre en un partido contra Napoli en la Serie A.

El club, sin embargo, pudo permitir el acceso de más de 10 mil niños de escuelas locales como parte de una iniciativa contra la discriminación.

La iniciativa ha sido nombrada como "BUU", un acrónimo de Brothers Universally United (Hermanos Universalmente Unidos) y que también es el sonido que algunos hinchas del Inter le dedicaron al defensa del Napoli Kalidou Koulibaly, quien nació en Francia y es hijo de padres senegaleses.

Se pudieron observar pancartas y letreros con el acrónimo en todo el estadio, mientras que los jugadores también tenían el mensaje "BUU No a la discriminación" plasmado en las mangas de sus camisetas.

Inter, tercero en la Serie A, se colocó cuatro puntos detrás del segundo Napoli, que no contará con la presencia de Koulibaly en el partido contra Lazio del domingo, luego de que perdió una apelación a su suspensión tras ser expulsado durante la derrota del cuadro ante el Inter.

Napoli dijo que la decisión era una "oportunidad desperdiciada" y una "triste derrota tanto para el fútbol como... para la lucha contra la discriminación".

Koulibaly fue expulsado por aplaudirle en forma sarcástica al árbitro luego de una amonestación y dijo al tribunal de apelaciones de la federación italiana de futbol que había perdido la concentración por los cánticos racistas provenientes de las gradas.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...