26 de abril de 2019 notifications
menu
Columnas Social

La columna del perro

AYUDAR A LOS ANIMLITOS DE LA CALLE

M.V.Z. Miguel Dávila Dávila
NOSOTROS, domingo 20 de enero 2019, actualizada 10:34 am


Estimados lectores, diariamente recibimos entre 20 ó 30 llamadas de personas que quieren ayudar a los perros para que no estén en la calle, pero de una gran cantidad de llamadas, sólo una es para adoptar, el resto son llamadas para reportar animales que son abandonados en terrenos, plazas o cerca de las casas de personas que protegen a los animales, o bien, hablan para reportar que ya no quieren a su mascota y que por lo tanto la quieren donar. Este artículo que escribimos hoy, tiene como objetivo principal sensibilizar y concientizar a la sociedad acerca de los cuidados de nuestras mascotas, fomentar la cultura de la educación y respeto en general hacia los animales, fomentando la adopción de los mismos, pero sobre todo, y principalmente, hacerles ver a quienes así lo hacen, que no abandonen perros en la calle.

A todas aquellas personas que gustan de ayudar a los animalitos de la calle y que los encuentran deben siempre de tener cuidado al acercarse a ellos, ofrecerles principalmente agua, no forzarlos a comer, es necesario llevarlo con el médico veterinario de su preferencia para que revisen su estado de salud, tratar de conseguirles una casa donde puedan vivir tranquilos sin el estrés al que estaban acostumbrados viviendo en la calle.

Si realmente queremos ayudar a estos animalitos en desgracia, sacrifiquemos un poquito de nuestro tiempo, principalmente en mascotas con serios problemas, atropellados, golpeados, quemados, ayudándolos el tiempo que se lleve su recuperación.

Fomentemos también, insisto, la cultura de la adopción en lugar de la compra de cachorros, y más en las épocas del año en las que estamos acostumbrados a obsequiar perritos como regalo, los cuales después de un mes, o cuando empiezan a hacer travesuras, a ensuciar o crecen, son sacados a la calle por los que se decían sus dueños. Si adoptamos a uno de la calle, colaboramos en esta noble causa y ayudamos de paso a un ser abandonado, poniendo un granito de arena, en la solución de los grandes, y de los muchos problemas, que nos aquejan en nuestra sociedad. Y ahora, para terminar, una gota de filosofía: SI EDUCAS A TUS HIJOS A QUE SEAN ALEGRES Y POSITIVOS, Y NO NECESARIAMENTE RICOS, CUANDO CREZCAN Y SEAN ADULTOS, SABRÁN EL VALOR DE LAS COSAS Y NO EL PRECIO.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...