22 de abril de 2019 notifications
menu
Lector opina

Foro del Lector


domingo 20 de enero 2019, actualizada 1:38 am


La justicia, según AMLO

En el mundo de AMLO no existe la justicia como castigo a los delitos, sino el perdón como elemento conciliador y pacificador entre las partes en conflicto.

En el mundo de AMLO, cualquiera puede robar y ser perdonado ipso facto, tal como se ha visto últimamente con quienes, durante años, han robado a Pemex.

En el mundo utópico de AMLO la acción de perdonar es la esencia de la justicia, y no habrá quién obligue al infractor a resarcir los daños, por más cuantiosos que sean.

Bajo este concepto de justicia amliana cabe preguntarse ¿Cómo deslindar el perdón implícito en la justicia, según AMLO, del concepto de impunidad, en que los delincuentes ni siquiera son objeto de una amonestación, mucho menos de ingresar a un reclusorio?

El concepto del perdón es parte fundamental del cristianismo, y AMLO, al parecer, tiene la tendencia para actuar como un cristiano conciliador, para quien todo lo malo del ser humano es susceptible de trocarse en bueno, si se le otorga el perdón, la amnistía, la segunda, tercera y hasta cuarta oportunidad; perdonar es el eje rector de la moral de AMLO. Perdonar 70 veces siete. ¿Y qué hay de las víctimas? ¿Qué hará para ejercer la justicia en el caso de Ayotzinapa? ¿Prometerá a los deudos una justicia divina? ¿Les pedirá perdonar a los policías, miembros del ejército y delincuentes del crimen organizado, involucrados en esa masacre injustificada?

¿Cuál será entonces el papel de los órganos autónomos en la procuración de justicia? ¿Para qué la Fiscalía General de la República? ¿Acaso el Nuevo Sistema Penal de Justicia será sólo para delincuentes menores?

Ha dicho AMLO que su propuesta de amnistía no es sinónimo de impunidad; y al empezar su mandato puso punto final a la administración de Peña, afirmando que no habría castigo para nadie. Borrón y cuenta nueva. Un nuevo estilo de gobernar, un nuevo tipo de justicia, en el que el perdón es la constante. ¿Dónde están los funcionarios de Pemex que han robado a la nación? ¿Dónde los huachicoleros que siguen ordeñando combustible? ¿Dónde, los dueños de gasolineras que compran y venden gasolina robada? ¿Dónde, el líder del sindicato petrolero que se ha enriquecido ilícitamente y sus miembros se habían apropiado de ciertas áreas de las instalaciones de Pemex?

¡Ah, este México sui géneris! donde pasa de todo y no pasa nada, donde la polarización ha permanecido desde su nacimiento como república (liberales, versus conservadores), y ahora se rasgan las vestiduras los opositores de AMLO, al acusarlo como agente polarizador de la población. ¡Cómo si históricamente en política, México hubiese sido una nación unida! ¡Nunca!. Social, económica, cultural y políticamente hay muchos “Méxicos”.

Sin embargo, no debería extrañarnos, pues la diversidad es una condición natural que se cumple felizmente en una sociedad plural con un gobierno incluyente. México se ha unido socialmente, pero en la desgracia que traen consigo los desastres naturales, por suerte esporádicos. Pero de ahí en más, el egoísmo, la envidia, el “yoísmo” privan en la idiosincrasia mexicana.

AMLO seguramente sabe que La justicia implica tomar decisiones en un marco de derecho y ejercer una acción correctiva de acuerdo a la ley, (eje rector de la justicia).

Héctor García Pérez

Comarca Lagunera

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...