18 de febrero de 2019 notifications search
menu
Lector opina

Foro del Lector


jueves 17 de enero 2019, actualizada 10:06 pm


Transhumanismo

El transhumanismo es un concepto que preocupa, al menos a persona sensatas que tienen cierta idea de por dónde van los tiros. Es difícil, para un inexperto, hacerse cargo de lo que ocurre realmente, y hasta qué punto nos puede afectar. Se puede escribir desde un punto totalmente científico que será, normalmente, difícil para profanos. Se ha escrito sobre el transhumanismo desde la antropología, que interesa a aquellos con más conocimientos filosóficos. Pouliquen ha escrito un libro más divulgativo, para que cualquiera pueda internarse en ese mundo que produce, de entrada, un cierto vértigo. Al escribir en 115 apartados -que no capítulos-, encontramos, ya desde el índice, asuntos que pueden interesar a cualquiera.

El transhumanismo es entendido, de un modo general, como mejora-aumento de la persona humana. Esto, ya de por sí, produce una cierta extrañeza. ¿Cómo se aumenta a una persona? Desde un punto de vista moral tenemos claro lo que significa que una persona mejore. Es más, desde un punto de vista cristiano, sabemos que eso es lo importante, porque queremos prepararnos para la vida eterna.

Pero aquí viene otro de los retos de este planteamiento tecnológico: dicen que, a través de la tecnología, el hombre no morirá. Dicho así, sin más, nos suena a auténtica estupidez. Y lo es. Pero hay quien se lo cree. Esto es algo que puede resultar apetecible a un muchacho de veintitantos, pero seguro que le parece terrorífico a uno de sesenta y tantos ¡Inmortales! Pero si llevo toda la vida pensando en ganarme el cielo, diría un creyente y practicante. La eternidad es un estado trascendente, es decir, que nada tiene que ver con la tecnología, ni con los modos de vivir, ni con la salud.

Enric Barrull Casals

Girona, España.

.

***

Como dirigirse a las personas

Me llama la atención como en diferentes regiones las personas se dirigen con diversas formas, es común que se diga por ejemplo “gracias joven” y eso al dirigirse a personas mayores como yo con mas de setenta años a cuestas, o se use “amigo” o “compa”, pero como que se les atora decir “señor” cuando es tan sencillo; caso especial es al dirigirse a una mujer que comúnmente se le dice “señorita”, ya que si es soltera aunque sea mayor, se ofende si se le dice señora, lo que es una forma respetuosa de llamar a una mujer mayor. Caso curioso me tocó en Monterrey, y creo que se seguirá acostumbrando decir “ cuñado” al dirigirse a otro hombre, a mi en particular por no tener hermanas, no me molestó, pero creo que fuera de Monterrey, no se acostumbra esta forma de hablar y lo que van de fuera no dejan de molestarse en ocasiones por este termino.

Parece ser que lo mas sencillo que es decirle a una persona señor, es lo que mas se les dificulta, a mi en particular no hago mayor caso de como se dirijan a mi persona, aunque en una ocasión que me dijeron “joven” le respondí que si yo era joven, entonces tu todavía no has nacido.

Dirigirse con propiedad a las personas, no cuesta nada y el que recibe este trato lo agradece.

Raymundo Portilla Fernández

Torreón, Coahuila.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...