22 de mayo de 2019 notifications
menu
Columnas Deportes

El Espacio de Cerpa

SIN MARGEN DE ERROR

RODOLFO CERPA
jueves 10 de enero 2019, actualizada 9:41 am


Los juegos de playoffs de la NFL, llegan a una situación en que solo la concentración, es lo único que sobresale y después de que los aún campeones rogaban de que no encarnara Kevin Butler en el pateador los Osos, se nota como la liga le ha asentado como anillo al dedo a Nick Foles poniendo sus reglas hasta que los Santos digan lo contrario porque, en la semana once, la gente de Sean Payton, se puso a apedrearle el rancho y con todo lo que se encontraron en el camino a las Águilas.

Probablemente se toque mucho el tema acerca de la última ocasión en que Andrew Luck se topó con los Jefes de Andy Reid en la ronda de comodines de hace cinco años cuando Indianápolis superó una desventaja de 28 puntos en el tercer cuarto y donde el peso de la historia se pone en un tamiz sobre el estadio "Punta de Flecha".

Esa caída ante los Potros, finalizó con la primera temporada de Reid en Kansas City y desde entonces, los Jefes han perdido tres partidos de playoffs de forma dolorosa en cuatro temporadas pero este escuadrón de los Jefes es sin duda, el mejor hasta el momento con una ofensiva históricamente bien llevada de la mano por su futuro jugador más valioso de 23 años Patrick Mahomes aunque el detalle es que, ningún mariscal de campo en su primera temporada, ha podido ganar el Súper Tazón y al único que recuerdo que llegó ahí en su época de novato, fue el legendario Dan Marino quién, en la edición XIX, se topó con Joe Montana en el estadio de los Cardenales de Stanford.

Por la noche del sábado, estarán dos de los mejores corredores de la liga y que se diseñan en el esquema ofensivo de una manera diferente porque por un lado, los Vaqueros se encuentran más que contentos con Ezekiel Elliot para bajarle al ritmo de juego y recortar las posesiones mientras que los Carneros, les fascina utilizar el ritmo del desarrollo y es lo más seguro que se aislarán de Todd Gurley si se dan cuenta que pueden sacar del plan de juego a Dallas porque el egresado de la Universidad de Georgia, no ha jugado desde la semana quince por una lesión en la rodilla por lo que Sean McVay, intentará eludir a Jaylon Smith y Leighton Vander Esch quienes resultaron al final de cuentas, de que los Halcones Marinos bailaran las calmadas.

El domingo al medio día, se jugará lo irónico de la vida ya que, los Cargadores con mejor marca, tienen que viajar a Foxboro y la verdad sea dicha, bastante ha cambiado desde que Philip Rivers y LaDainian Tomlinson, perdieron en un juego de escándalo en contra de los Patriotas por el campeonato de la conferencia americana en el 2008 pero siendo objetivos, ésta escuadra de Los Ángeles, tiene muchas posibilidades de salir con la victoria ya que la gente de Anthony Lynn, tiene activos que pueden dominar con pases verticales o fuertes carreras porque la semana pasada, entraron como "Pedro por su casa" en contra de Baltimore sin que tener que recurrir a bombardeos en gran parte, por el dominio de Melvin Ingram y que, junto a Joey Bosa, serán difíciles de manejar para los tackles de Nueva Inglaterra especialmente por donde se encuentra Trent Brown porque allí, podría estar la papa.

Y ya por la tarde, Filadelfia estará en Nueva Orleáns donde probablemente, ahí tendrán que dejar la corona aunque ninguno de ellos ha sido el mismo desde que se toparon en la semana once empezando con los Santos que confían más en su defensa y que Michael Thomas, ha bajado su productividad aunque se percibe que la clave para las Águilas, será la protección que le den a Nick Foles.

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...