18 de febrero de 2019 notifications search
menu
Internacional

El Grupo de Lima no reconocerá a Maduro

Impedirán a altos funcionarios venezolanos la entrada a los países miembros

EFE
LIMA, PERÚ, sábado 05 de enero 2019, actualizada 11:06 am

Los países americanos que conforman el Grupo de Lima, a excepción de México, "no reconocerán" un nuevo gobierno del mandatario venezolano Nicolás Maduro, a quien instaron ayer desde la capital peruana a "no asumir" un nuevo mandato, que es producto de un proceso electoral al que calificaron de "ilegítimo".

"El 10 de enero dará inicio el nuevo periodo ilegítimo del régimen de Nicolás Maduro, el mismo que se deriva de unas elecciones ilegítimas que no contaron con los estándares mínimos democráticos, ni la participación de todos los actores políticos involucrados en el proceso venezolano", señaló al fin de la reunión el canciller peruano Néstor Popolizio, quien encabezó el encuentro.

En esa línea, los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, instaron al mandatario venezolano a que no asuma la presidencia de este nuevo régimen el próximo 10 de enero.

El único país miembro del grupo que no firmó la Declaración fue México, sin que esto signifique ninguna intención de separación del bloque, dijo ayer una fuente de la Cancillería peruana.

El Grupo de Lima también llamó a Maduro a que respete las atribuciones de la Asamblea Nacional y le transfiera, de forma provisional, el Poder Ejecutivo hasta que se realicen nuevas elecciones presidenciales democráticas.

En la Declaración firmada y difundida ayer denunciaron que el proceso electoral llevado a cabo el 20 de mayo pasado en Venezuela "carece de legitimidad" porque no contó con la participación de todos los actores políticos, ni con la presencia de los observadores internacionales independientes.

Por lo que aseguraron que dicho proceso electoral no contó con "las garantías y estándares internacionales necesarios para un proceso libre, justo y transparente".

Así también se refirieron a "la gravedad de la crisis humanitaria" y el éxodo de migrantes provenientes de dicho país a los países vecinos, "producto de los actos y políticas antidemocráticas, opresoras y dictatoriales practicados por el régimen de Nicolás Maduro".

"Hacemos un llamado a toda la comunidad internacional para que presten el debido apoyo financiero a nuestros países, porque un éxodo de esta naturaleza desborda las capacidades nacionales", apuntó Popolizio tras leer la Declaración.

Por ello, entre las medidas que adoptarán como rechazo a un nuevo gobierno de Maduro está una revaluación del estado o nivel de sus relaciones diplomáticas con Venezuela, "en función del restablecimiento de la democracia y el orden constitucional".

Además, que en función a lo que permitan sus legislaciones internas, impedirán a los altos funcionarios del régimen venezolano la entrada al territorio de los países del Grupo de Lima, medida que ya viene siendo ejecutada por Estados Unidos.

También aseveraron que elaborarán listas de personas naturales y jurídicas con las que entidades financieras y bancarias de sus países "no deberán operar o deberán tener una especial diligencia, prevenir su acceso al sistema financiero y, de ser necesario, congelar sus fondos y otros activos o recursos económicos".

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), más de tres millones de venezolanos han emigrado de su país y el flujo migratorio continúa en aumento debido a la grave crisis política, económica y humanitaria que enfrentan.

De ese total, dos millones y medio se encuentran entre Colombia, Perú y Ecuador, la mayoría en los dos primeros países, que hasta el momento concentran a más de un millón y medio de venezolanos.

Venezuela reitera que Maduro jurará nuevo período

/media/top5/1135103madurojpeg.jpeg

El Gobierno venezolano reiteró ayer que Nicolás Maduro jurará de nuevo como presidente el próximo 10 de enero, al tiempo que expresó su “perplejidad ante la extravagante declaración” del Grupo de Lima que esta misma jornada instó al mandatario chavista a no asumir otro mandato. “El próximo 10 de enero el presidente Nicolás Maduro tomará posesión legítima y constitucional de la Presidencia de la República para el período 2019-2025, en perfecta sintonía, en tiempo y en forma con lo establecido en la Constitución”, dijo al leer un comunicado ante los medios públicos el canciller, Jorge Arreaza. El Grupo de Lima, conformado por representantes de 14 países, pidió hoy a Maduro, un exsindicalista de 56 años, que no jure el cargo que ganó con amplio margen en los cuestionados comicios de mayo pasado, a los que no se presentó el grueso de la oposición por considerar que no había garantía para una elección justa. Además, el grupo instó a Maduro, cuya legitimidad no reconocerá desde el 10 de enero, a que respete las atribuciones de la Asamblea Nacional y le transfiera, de forma provisional, el Poder Ejecutivo hasta que se realicen nuevas elecciones. Al leer el comunicado, Arreaza tachó como “extravagante” la declaración del Grupo de Lima y consideró que alienta “un golpe de Estado en Venezuela”, un hecho que, señaló, no tiene “parangón en la historia de la región” latinoamericana. Asimismo, aseguró que la declaración se acordó tras recibir el Grupo de Lima “instrucciones del Gobierno de Estados Unidos a través de una vídeo conferencia”. En ese sentido, Venezuela alertó en el documento que “sabrá responder a la luz del principio de la reciprocidad a las sanciones que individualmente decida tomar cada Gobierno (del grupo de Lima), en la proporción correspondiente (y) en el terreno que cada uno escoja”. Arreaza agregó al finalizar la lectura del comunicado que ha recibido mensajes de dirigentes de la oposición venezolana -que casi en pleno ha dicho que desconocerá a Maduro si jura un nuevo mandato-, “expresando su incomodidad” por la declaración del Grupo de Lima.

Se alistan para ‘lucha cívica’

La oposición venezolana agrupada bajo la plataforma Frente Amplio (FAVL) informó ayer que se alista para una etapa de “lucha cívica” y hacer frente al nuevo mandato de seis años que jurará Nicolás Maduro el venidero 10 de enero, que no reconoce así como parte de la comunidad internacional. “Estamos planteando una lucha cívica (ante) un gobierno que se mantiene solo por la fuerza”, dijo en una rueda el vocero del FAVL, Negal Morales, al indicar que los opositores no manifestarán en las calles si Maduro jura un nuevo período el 10 de enero. “No vamos a sacrificar a nuestros muchachos”, añadió en refrencia a los más de 100 muertos que dejaron las violentas protestas antigubernamentales de 2017. En ese sentido, Morales señaló que en el país iniciará el 10 de enero “una lucha distinta”, porque Maduro se convertirá en un “usurpador” y presidente de facto, y porque los venezolanos “sí queremos democracia”. Con todo, aunque habló de “articular todas las formas de lucha cívica”, no explicó en qué consistirá esta porque, dijo, “en dictadura las tácticas no se pueden explicar”. Además, adelantó que el 10 de enero no será “el día de la solución definitiva para los venezolanos”, pese a que auguró que Maduro “va a salir” de la presidencia.
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...