10 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Deportes

Steelers, con urgencia de ganar

Se miden a los Patriots, que también necesitan una victoria

AP
NUEVA YORK, EUA, domingo 16 de diciembre 2018, actualizada 2:50 pm

Enlace copiado

Lo que en algún momento fue una temporada prometedora para los Steelers de Pittsburgh se ha convertido en una crisis. Y la situación amenaza con empeorar.

Por si no fueran suficientes las tres derrotas consecutivas, la lesión del corredor James Conner o una ventaja apenas marginal de medio juego en la cima del Norte de la Conferencia Americana, los Steelers se miden hoy con un enemigo que ha demostrado ser indescifrable para Pittsburgh en los últimos años: Los Patriots de Nueva Inglaterra.

Desde que el quarterback Tom Brady y el coach Bill Belichick iniciaron su dinastía en 2001, los Patriots (9-4) tienen registro de 11-3 ante Pittsburgh, incluyendo playoffs, y están 4-0 en sus últimos enfrentamientos de campaña regular.

En 10 partidos de temporada regular ante Pittsburgh, Brady promedia 312,4 yardas por encuentro y suma 25 touchdowns a cambio de solo cuatro intercepciones. Por su parte, el ala cerrada Rob Gronkowski promedia 111 yardas por duelo ante Pittsburgh, incluyendo 168 en el triunfo por 27-24 de la campaña anterior. La defensiva de Pittsburgh, 16ta de la liga, tendrá las manos llenas.

Steelers (7-5-1) han permitido en promedio 27 puntos por encuentro durante su racha de tres derrotas luego de no admitir más de 21 en una cadena de cinco victorias previas. Pero los problemas de Pittsburgh van más allá.

Conner, líder corredor del equipo con 909 yardas por tierra y 12 touchdowns, se ausentó del duelo ante los Cargadores y está en duda el domingo por una lesión en el tobillo, mientras que el mariscal de campo Ben Roethlisberger presenta molestias en las costillas que lo hicieron perderse buena parte de la segunda mitad la semana previa.

"Necesitamos enfrentar la adversidad y simplemente prepararnos para lo que será quizás uno de los mayores desafíos que enfrentemos en todo el año", comentó el "Big Ben".

"No es lo ideal, pero somos primeros", dijo el ala defensiva Cam Heyward. "No hemos ganado partidos que debíamos ganar, y es nuestra culpa... Pero aún nos jugamos mucho".

Ambos equipos llegan en una inusitada posición, con respectivas derrotas a cuestas. Los Steelers dilapidaron un gol de campo que les hubiera permitido empatar el encuentro ante los Raiders, mientras que los Patriots permitieron una jugada increíble de los Delfines, quienes lanzaron dos pases laterales para imponerse ya sin tiempo en el reloj.

Asimismo, hay interrogantes sobre la capacidad de Steelers y 'Pats' para hacer una carrera larga en la postemporada. Pero ambos equipos controlan su destino rumbo a la postemporada. Incluso, los Patriots podrían asegurar su décimo título divisional consecutivo con un triunfo y una derrota de los Delfines, que el domingo viajan a Minnesota.

A ALARGAR LA RACHA

Los Cowboys de Dallas transformaron una campaña mediocre en un posible regreso a la postemporada de la mano de una feroz defensiva y de un Amari Cooper que revitalizó el ataque desde su llegada mediante un canje con Oakland en octubre. Sus próximos rivales, los Colts de Indianápolis, saben una o dos cosas sobre transformaciones.

Andrew Luck, el mariscal de los Colts, reapareció esta temporada después de perderse todo el año anterior con una lesión de hombro y retomó las cosas justo donde las había dejado. Es quinto en la NFL con 3.759 yardas y segundo con 34 pases de anotación para convertir a Indianápolis en el octavo mejor ataque y darle una foja de 7-6 un año después de una pesadilla de 4-12.

Será una dura prueba para unos Cowboys (8-5) montados en una racha de cinco victorias, incluidas dos sobre los aún campeones Águilas y una sorprendente ante los Santos, para colocarse a un paso de los playoffs.

Nada de esto hubiera sido posible sin la segunda mejor defensiva de la NFL, que admite apenas 18,9 puntos en promedio, y sin un ataque que encontró nueva vida desde el arribo de Cooper.

¿Cuánto ayudó Cooper a la ofensiva de los Cowboys. Previo a su llegada, el equipo tenía apenas dos partidos de más de 230 yardas aéreas. Tras su llegada, Dallas promedia 259, tiene marca de 5-1 y Cooper es líder de la NFL en ese lapso con 642 yardas producto de 40 recepciones, seis de ellas de touchdown.

/media/top5/fdgrehtrhjtrjhytrjjpg.jpg
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...