25 de junio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Al Larguero

CALIDAD

ALEJANDRO TOVAR
martes 04 de diciembre 2018, actualizada 8:51 am


Enlace copiado

El futbol es ejemplo de vida y siempre tiene respuestas para todo. Nos muestra de un solo golpe las realidades que debemos considerar, respetar y reconocer, obligando a que nadie escape hacia una existencia paralela o al auxilio de las frases socorridas cuando hay derrotas en esa tan clásica actitud de los protagonistas, que buscan ocultar las verdades debajo de cualquier piedra.

Rayados pasó a la siguiente ronda porque fue mejor equipo que Santos Laguna y supo resolver los dos duelos. En el primero, choque parejo, sus goleadores no tuvieron tino y dejaron escapar las oportunidades. Todo se definió con un gol maravilloso de Funes Mori. En el segundo, Diego Alonso hizo ajustes en defensa y medio campo, que nunca supieron descifrar Salvador Reyes y sus chicos.

Dejó cinco en línea Medina y Vangioni por las bandas, con César Montes, Basanta y Nicolás por el centro, aunque su toque definitivo fue convocar de nuevo al discriminado Avilés Hurtado, condenado desde que falló penal en la final y repudiado por todos. El potro colombiano encontró en el TSM los espacios adecuados para su rapidez y habilidades hasta fabricar el segundo con arte.

No se trata de hacer un estudio con profundidad investigadora y síntesis, sino considerar que Salvador hizo lo que pudo, porque su ajuste (Isijara por Preciado) no funcionó pues el volante no ha recuperado su gran forma y el ecuatoriano cuando está en la cancha parece que está en otra dimensión, no se afina en la función. Sus videos de golazos y gran juego fueron solo de promoción.

La diferencia está en que Santos suele vender bien y caro, lo cual es legítimo y propio de fenicios pues también cuando compran lo hacen con lo mínimo, después de que su gente de inteligencia, como ellos le llaman han investigado a fondo a los convocados. Lo cierto es que Cris Martínez, Cetré, Dionner Quiñones y Ayrton Preciado han sido petardos que no resuelven como debieran. La diferencia con el plantel de enfrente, con variedad de recursos es de calidad. Y Reyes lo sabe.

En el resto de la guerra en tiempo corto, tuvieron que pasar 24 horas para que Tigres definiera la derrota ante Pumas como "un fracaso", según el presidente Miguel Ángel Garza, lo que en su momento no fue mencionado por Don Tuca, que prefiere callar y retorcerse, Otro que no habló, contra su costumbre fue Herrera, que siempre se excusa con los árbitros. Esta vez le favorecieron y prefiere dejarlo pasar. La hipocresía también vive en el futbol pero no es fácil engañar a todos.

[email protected]
TAGS
Temas del día
  • Migrantes
  • Metrobús
  • Sargazo
  • RELACIONADAS
    COMENTA ESTA NOTICIA
    Cargando comentarios...
    Cargando más noticias...
    Cargando tendencia...