17 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Ciencia

Dicen haber creado bebés editados genéticamente

AP
HONG KONG, martes 27 de noviembre 2018, actualizada 9:01 am

Enlace copiado

Un investigador chino alega haber ayudado a crear a los primeros bebés genéticamente editados, unas gemelas nacidas este mes cuyo ADN dice alteró con una poderosa herramienta nueva capaz de reescribir el proyecto original de la vida.

De ser cierto, sería un gran salto para la ciencia con profundas implicaciones éticas.

Un científico estadounidense señaló que participó en el trabajo de edición genética en China, el cual está prohibido en Estados Unidos porque los cambios en el ADN pueden pasar a las generaciones futuras y se corre el riesgo de que otros genes resulten dañados.

Muchos científicos creen que es demasiado riesgoso intentarlo, y algunos denunciaron que el informe chino equivale a experimentar con seres humanos.

El investigador, He Jiankui de la ciudad de Shenzhen, dijo que alteró embriones para siete parejas durante tratamientos de fertilidad, y hasta ahora ha obtenido un embarazo. Dijo que su meta no era curar ni prevenir una enfermedad hereditaria, sino intentar otorgar una característica que poca gente tiene en forma natural: una capacidad de resistir una infección en el futuro con VIH, el virus que provoca el sida.

Señaló que los padres involucrados declinaron ser identificados o entrevistados, y que él no revelará dónde viven ni dónde se efectuó el trabajo.

Nadie confirmó la afirmación de He en forma independiente, ni ha sido publicada en una revista, donde sería examinada por otros expertos. Dio a conocer su labor en Hong Kong el lunes a uno de los organizadores de una conferencia internacional sobre edición genética que comenzará el martes, y previamente en entrevistas exclusivas con The Associated Press.

"Siento una fuerte responsabilidad que no es sólo por hacer algo por primera vez, sino también para poner el ejemplo", le dijo He a la AP. "La sociedad decidirá qué hacer después" en términos de permitir o prohibir ese tipo de adelantos científicos.

Algunos científicos expresaron su asombro al escuchar la afirmación y no tardaron en condenarla.

Es "inconcebible... un experimento en seres humanos que no es defendible ni ética ni moralmente", dijo el doctor Kiran Musunuru, experto en edición genética de la Universidad de Pensilvania y editor de un diario de genética.

"Esto es demasiado prematuro", dijo el doctor Eric Topol, quien encabeza el Scripps Research Translational Institute en California. "Estamos lidiando con las instrucciones de operación de un ser humano. Es algo muy grande".

Sin embargo, un famoso genetista, George Church de la Universidad de Harvard, defendió el intento de edición genética para VIH, lo que definió como "una creciente e importante amenaza a la salud pública".

"Creo que es justificable", dijo Church sobre ese objetivo.

En años recientes los científicos han descubierto una manera relativamente sencilla de editar genes, los filamentos de ADN que gobiernan el cuerpo. La herramienta, de nombre CRISPR-cas9, posibilita las operaciones de ADN para proveer de un gen necesario o deshabilitar uno que causa problemas.

INDIGNACIÓN

Científicos y expertos en bioética reaccionaron con asombro, enojo y preocupación el lunes luego que un investigador chino anunció que ayudó a crear a las primeras bebés del mundo editadas genéticamente.

He Jiankui de la Universidad Sureña de Ciencia y Tecnología de China dijo que alteró el ADN de gemelas nacidas a principios de mes para intentar ayudarlas a resistir una infección futura del virus que causa el sida, una meta dudosa tanto ética como científicamente.

Nadie más ha confirmado lo que He dice que hizo, y no ha sido publicado en una revista en la que los expertos puedan analizarlo. Lo reveló el lunes en Hong Kong, donde se lleva a cabo una conferencia de edición genética, y previamente en entrevistas exclusivas con AP.

La comunidad científica reaccionó a la afirmación con rapidez y dureza.

Más de 100 científicos firmaron una petición pidiendo una mayor supervisión a los experimentos de edición genética.

La universidad donde He labora indicó que contratará a expertos para investigar, afirmando que el trabajo "violó gravemente la ética académica y los estándares".

Un vocero de He dijo que desde principios de año ha tenido permiso para no impartir clases, pero permanece en la facultad y tiene un laboratorio en la universidad.

Las autoridades en Shenzhen, la ciudad donde se ubica el laboratorio de He, también iniciaron una pesquisa.

Y la Universidad Rice en EU dijo que investigará la participación del profesor de física Michael Deem, quien dijo que trabajó con He en el proyecto en China. Este tipo de edición genética está prohibida en territorio estadounidense.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...