20 de febrero de 2019 notifications search
menu
Lector opina

Foro del Lector


domingo 25 de noviembre 2018, actualizada 10:34 pm


El suicidio, señal de decadencia social

Hoy en día todas las familias vivimos mucho mejor que hace seis décadas, que yo recuerdo, el carro que antaño muy pocos tenían hoy es un problema por su cantidad no sólo para estacionarse, también para la contaminación que produce, el consumo de carne se ha disparado hasta en naciones que por pobreza y religión no comían carne como la India y es un problema ecológico los cada vez mayores hatos ganaderos en los países productores, aunque la carne es ya un problema de salud pública.

Oiga ud., ya no se acude al zapatero a poner medias suelas, y ya no se remienda la ropa, los difuntos no se velan en las casas, menos aún se entierran en un petate que también era la cama del difunto, oiga y la basura en la ciudad que era del orden de un kilogramo por día por familia hoy alcanza más de un kilogramo por persona, amenaza literalmente con ahogarnos y matar los océanos, el bendito celular que hasta los bebés manipulan acerca a todos, pero a su vez aleja, a las personas que están juntas, el colmo parejas en el parque cada quien con su infernal artefacto y absortos sin verse uno al otro, y la tele es el colmo de la estupidez por sus contenidos de bajezas debo reconocer algún canal con buenos reportajes, le comento aquí en Torreón hasta los años sesenta los hogares ricos empezaron a tener aire lavado y puedo seguir enumerando progresos sociales como que ningún niño va descalzo a la escuela, que hay libros gratuitos, que casi todos tenemos servicios médicos como IMSS o ISSSTE o Seguro Popular y medicamentos genéricos que son económicos y consultas de a treinta pesos, pero este recuento de avances ¿Para qué?

En principio para que los jóvenes lo sepan y los mayores los recuerden y los valoremos y también agradezcamos a Dios, pero sobre todo hagamos un receso y recapacitemos; nos ha traído alegría y paz verdadera todo este progreso, veamos algunas señales.

El incremento en consumo de alcohol y las espeluznantes drogas en más personas y edades cada vez más tempranas señales inequívocas de la necesidad de las personas de huir de una realidad que produce sufrimiento y dolor.

Pero la señal más aterradora que se está viendo son los suicidios en todo el mundo y nuestra nación no es la excepción, estas desgracias que todas las familias estamos expuestas, nos indican claramente que como sociedad estamos haciendo algo mal.

Esta sociedad y sus embelesos nos dan muchos satisfactores que sí verdaderamente disfrutamos, pero no llenan nuestras vidas y seguimos en una búsqueda perenne de aquello que en verdad necesitamos. Le comento algunas luces interesantes.

El señor Carl Jung, discípulo de Sigmund Freud, externó en las postrimerías de su exitosa vida de psicólogo: “La gran mayoría de mis pacientes son gente que se ha apartado de sus religiones y también jóvenes que nunca se han acercado a alguna religión”.

¿Tendrá esto alguna relación con lo que nos está pasando?

Sería bueno que regresemos, sugiero, a nuestra religión. Todas son buenas y hermosas, todas persiguen lo mismo, nuestro bien.

Muchas gracias.

Atentamente

Ing. Arturo Pedro Salas Juárez

Comarca Lagunera

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...