18 de febrero de 2019 notifications search
menu
Nacional

Liquidaciones PES y NA se declaran sin bienes

Para la liquidación de esos dos partidos se echará mano de su financiamiento

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, lunes 12 de noviembre 2018, actualizada 8:53 am

El proceso de liquidación del Partido Nueva Alianza (NA) y el Partido Encuentro Social (PES), como institutos políticos nacionales, podría enfrentar dificultades para cubrir obligaciones laborales, adeudos o multas, pues pese al millonario financiamiento público del que gozaron mientras tuvieron registro, ahora reportaron tener escaso patrimonio y ningún bien inmueble propio.

Encuentro Social tiene compromisos que, de manera preliminar, ascienden a 117.5 millones de pesos. De ellos, por adeudos fiscales y crediticios aún en consolidación, reconoce que podrían llegar a 72.5 millones de pesos, por lo menos hasta agosto.

Se suman multas electorales por cuando menos 45 millones de pesos, sólo por irregularidades de campañas electorales federales, sin considerar sanciones de precampaña o por otras irregularidades, y todas aún están pendientes de resolución en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Nueva Alianza tiene una situación mejor, pues sus multas federales por anomalías en campaña ascienden a 29.3 millones de pesos, más sanciones por precampañas u otras faltas aún impugnadas.

Según ese partido, no tiene pendientes fiscales, créditos hipotecarios o bancarios, ni adeudos con el IMSS o Infonavit, debido a que mantuvo a su personal bajo el régimen de honorarios asimilables a salarios, sin beneficios laborales que le obligaran a afiliarse a alguno de esos institutos.

Sin embargo, el Reglamento de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) prevé que la prioridad durante la liquidación de los partidos será proteger a sus trabajadores, por lo que éstos aún podrán iniciar juicios, si es que los partidos desconocen su relación laboral.

Una vez que se emitan los laudos laborales, los interventores procederán, en su caso, a cubrir lo demandado y luego al pago de obligaciones fiscales. Le seguirán las multas del INE y si quedasen recursos se atenderán otros compromisos con proveedores y acreedores.

Así, en el caso de ambos partidos, al carecer de bienes inmuebles, serán cuentas bancarias y los recursos obtenidos por el remate de bienes, como autos, mobiliario y equipo, los que deberán alcanzar para saldar pendientes.

Para la liquidación de esos dos partidos se echará mano del financiamiento que les fue autorizado para lo que resta del año, pero que ya no les pertenece y es depositado en cuentas bajo control de los interventores designados.

A Nueva Alianza aún se le depositarán en el resto de este año 22 millones 42 mil pesos al mes, en total serán 66.1 millones de pesos de octubre a diciembre, pero tampoco podrá disponer de ellos, pues serán administrados por el interventor Jorge Chessal Palau.

Al PES, cuyo interventor es Raúl Martínez Delgadillo, se le acumularán en tres meses de este 2018, es decir, 62.7 millones de pesos, pero todo se usará para concretar la liquidación.

PREFIEREN VIVIR DE RENTADO

Con financiamiento público suficiente para realizar sus tareas políticas, de educación cívica, formación política y campañas por 2 mil 978 millones de pesos, 13 años de vida política no alcanzaron a Nueva Alianza para tener un edificio propio.

Su dirigencia nacional opera en cuatro inmuebles en la Ciudad de México, dos en la colonia Roma (Durango 133 y Medellín 31) uno en la colonia Del Valle (Porfirio Díaz 79) y uno en Santa María la Ribera (Sabino 154), ocupado como bodega, por todos paga renta.

Sus reportes de altas de bienes muebles más recientes contabilizan más de 2 mil 500 entre autos, mobiliario, equipo de cómputo, videograbación, telefonía y otros, con valor cercano a los 40.1 millones de pesos.

La flotilla vehicular, de aproximadamente 36 unidades, es lo de mayor valor, por ejemplo, una camioneta Chevrolet Express Van de 486 mil pesos, un Volkswagen Combi-Última Edición de 480 mil pesos, un Volkswagen Passat V6 2016 de 430 mil pesos o una camioneta Pickup Chevrolet Colorado de 295 mil pesos.

Otros vehículos son un Toyota Rav4 XLE modelo 2013, con valor aproximado de 273 mil pesos; dos Volkswagen Jetta, de 533 mil pesos; dos camionetas Honda, de 403 mil pesos, y otros cinco vehículos con valor de un millón de pesos en total, además de una motocicleta Honda NX4 Falcon modelo 2009, de 67 mil 100 pesos.

Ese partido también posee cinco cuatrimotos con valor de 152 mil pesos y 15 motocicletas Italika con valor total de 1.1 millón de pesos.

Le siguen en valor equipos y mobiliario, como pantallas Samsung 60 Led Smart TV de 30 mil pesos; cuatro cámaras fotográficas con valor total de 303 mil pesos, más dos lentes con valor total de 74 mil pesos; dos videocámaras de 120 mil pesos, además de un sillón DIR JM_KTM de 46 mil pesos.

Según Nueva Alianza, su presidente nacional, Luis Castro Obregón, recibía un honorario asimilado mensual bruto de 100 mil 334 pesos, pero descontados impuestos son 72 mil 730 pesos netos.

En su alrededor tuvo un equipo de ocho personas que representaron una nómina mensual de 207 mil 500 pesos entre secretario particular de 40 mil pesos netos, dos asesores de 30 mil pesos cada uno, secretaria privada de 28 mil pesos, asistente de 25 mil pesos, otro asistente de 16 mil pesos, un asistente en giras de 21 mil pesos y un asistente del secretario particular de 20 mil pesos.

El secretario particular de Castro devengó 84 mil 592 pesos mensuales brutos, 62 mil 340 pesos netos.

SIN REGISTRO Y ENDEUDADO

En el caso del PES, aunque sólo duró cuatro años de vida, recibió mil millones de pesos de prerrogativas. Al final de su etapa como partido, el PES enfrenta adeudos fiscales, con proveedores y compromisos bancarios por 72.5 millones de pesos y sin bienes inmuebles que pudieran ser considerados para saldar las cuentas.

Del ejercicio de 2017, el PES tiene un adeudo de impuestos ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT) por 15 millones 96 mil pesos. Por el ejercicio fiscal 2018 se calculan inicialmente, pues aún están en revisión, adeudos al fisco por 24.1 millones de pesos.

Está en proceso el pago a diversos proveedores por 22.2 millones de pesos y suscribió un crédito bancario del que debe 11 millones de pesos.

En caso de que no pudiera cumplir con esos compromisos, no podría venderse algún inmueble del PES, pues despacha en un edificio rentado en avenida Chapultepec 478, colonia Roma Norte (de seis pisos más sótano), por el que paga mensualmente cerca de 350 mil pesos a Constructora Inmobiliaria Nogueira.

Respecto a sus obligaciones laborales, el PES tiene en su nómina a 148 personas, todas bajo el régimen de horarios asimilados a salarios, por lo que, dado que no les dio derechos laborales, no tiene pendientes con el IMSS e Infonavit.

La nómina del personal y pagos a dirigentes representa 4.2 millones de pesos al mes. El presidente del partido, Hugo Eric Flores, tiene una percepción de 79 mil 893 pesos al mes, 60 mil pesos netos.

En total, al corte del tercer trimestre de 2017, la nómina de su personal representaba 28.1 millones de pesos, sin prestaciones a sus trabajadores.

Al menos con cifras preliminares no constan vehículos, pues ha rentado autos para sus traslados. En cambio, reporta bienes como tres sillones y una pantalla que suman 305 mil pesos, lo que equivale a un vehículo.

En el caso de "sillones ergonómicos ejecutivos con asiento tapizado en mesh y respaldo en malla", registró uno con valor de 94 mil pesos, otro igual, pero con valor de 103 mil pesos, un sillón ejecutivo con asiento y respaldo alto en una sola pieza en teknopiel color negro con "brazos C" con valor de 108 mil pesos y otro con valor de 49 mil pesos.

También constan, por ejemplo, una pantalla Samsung HD 75, smart tv wifi de 50 mil 472 pesos.

Proceso de extinción de institutos políticos

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...