24 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Ciencia

Nuevos cultivos celulares para mejorar injertos de piel

EFE
LONDRES, INGLATERRA, viernes 02 de noviembre 2018, actualizada 6:46 pm

Enlace copiado

Un equipo de científicos en Singapur ha desarrollado un nuevo tipo de cultivos de células humanas para mejorar las técnicas de los injertos de piel, según revela un informe publicado por la revista Nature.

Los resultados de esta investigación, liderada por la Escuela de Medicina Duke-NUS de Singapur, abren nuevas vías para tratar de manera más segura quemaduras graves o enfermedades de la piel, destacan los expertos.

En los últimos años, recuerdan, las técnicas para efectuar injertos de piel han mejorado considerablemente, llegando a restaurar, en algunos casos, hasta el 90 % de la superficie corporal de pacientes con quemaduras o heridas graves.

En esos casos, normalmente se extraen células epiteliales del propio paciente y estas se desarrollan en cultivos de laboratorio para formar parches de tejido más grandes, los cuales se injertan después sobre las áreas afectadas.

A menudo, explican los autores de este trabajo, se añade al citado cultivo de células procedentes de ratones para reforzar el proceso de crecimiento.

Esta mezcla de material genético entre especies, advierten, presenta algunos riesgos, pues expone a los pacientes a la posibilidad de sufrir infecciones y reacciones inmunológicas adversas.

Para superar estos problemas, el experto al frente de esta investigación, Karl Tryggvason, y sus colegas de la Escuela de Medicina Duke-NUS de Singapur recurrieron a una proteína llamada laminina, presente en el cuerpo humano.

Constaron que dos variantes específicas de la laminina (LN-511 y LN-421) son capaces de reforzar el proceso de crecimiento de "los queratinocitos en la piel de un humano adulto".

Los queratinocitos son las células predominantes en la epidermis y gracias a su alto contenido de queratina, una proteína que se caracteriza por su resistencia, estimulan el crecimiento de células epiteliales, como las que revisten la superficie de la boca, el estómago y los intestinos.

De esta manera, los científicos pudieron sustituir completamente las células de ratones con queratinocitos para desarrollar cultivos compuestos exclusivamente por material humano, listos para aplicar en injertos de piel.

Asimismo, comprobaron que los cultivos celulares obtenidos a través de esta nueva técnica pueden injertarse con éxito en la piel de los roedores.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...