La Reliquia, el significado de sus elementos, El Siglo de Torreón
14 de mayo de 2021. notifications
menu desktop_windows
Torreón

La Reliquia, el significado de sus elementos

ÁNGEL F. CHÁVEZ FÉLIX / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, sábado 27 de octubre 2018, actualizada 11:20 am

Enlace copiado

En regiones como La Laguna, la proximidad de festividades religiosas como la de San Judas Tadeo, trae consigo formas de celebración dignas de admirarse y de gran convocatoria.

Además de las misas, rosarios y las danzas, se festeja al santo con la tradicional Reliquia.

Según el otrora cronista de Torreón, el doctor Sergio Antonio Corona Páez, la Reliquia implica una promesa o manda hecha a un santo por una persona o una familia, y se concretiza en la celebración anual de su fiesta en las casas, con rezos, con danzas y con una comida especialmente hecha para la ocasión.

La Reliquia, de acuerdo con registros históricos, es una costumbre que tiene sus orígenes en Zacatecas, pero que llegó a La Laguna con los primeros migrantes que venían de esa ciudad, muy probablemente en el ferrocarril.

Aunque en otras zonas el hablar de una reliquia remite a una parte del cuerpo o de la vestimenta de un santo que se venera como objeto de culto, en La Laguna se conoce más por ser una comida votiva que consta de un guisado, asado de puerco y siete sopas diferentes.

Estos platillos se reparten entre los asistentes al rezo, e incluso entre quienes lo soliciten, sean vecinos o no. Su propósito es filantrópico, pero en cuanto al aspecto religioso implica una acción de gracias de los organizadores y la súplica de la protección del santo para el año siguiente.

Sobre los elementos que la componen, debe saberse que su origen es colonial y con un significado especial cada uno. El asado representa el alimento del cuerpo y las sopas, el alimento del alma.

Cada una de las siete sopas, tomando el 7 como un número sagrado, representa la voluntad de prometer a quien se dedica la Reliquia, que se cumplirá cada año con las siete virtudes opuestas a los pecados capitales: La humildad, contra la soberbia; la generosidad, contra la avaricia; la castidad, contra la lujuria; la paciencia, contra la ira; la templanza, contra la gula; la caridad, contra la envidia; y la diligencia, contra la pereza.

/media/top5/lareliquiatpng.png


ILUSTRACIÓN: TOM PALOMARES


RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...