17 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Muerte de Khashoggi fue planificada: Erdogan

El mandatario señaló que la investigación de las autoridades turcas continúa

EFE
miércoles 24 de octubre 2018, actualizada 8:25 am

Enlace copiado

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, afirmó hoy que el "salvaje asesinato" del periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado de su país en Estambul fue "planificado", prometió que Ankara llegará al fondo de lo sucedido y propuso que se juzguen en Turquía a todos los implicados.

"El asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi fue premeditado", declaró Erdogan en un discurso en el Parlamento en Ankara.

"Esta claro que esta operación no ocurrió por casualidad, sino que fue fruto de una planificación. Tenemos fuertes indicios en este sentido", subrayó.

El mandatario señaló que la investigación de las autoridades turcas continúa y pidió que los 18 ciudadanos detenidos en Arabia Saudí en relación con el asesinato sean juzgados en Turquía.

"Hago una llamamiento al rey Salmán para que estas personas sean juzgadas en Estambul", afirmó Erdogan.

"El asesinato pudo haber ocurrido en el consulado, oficialmente territorio saudí, pero está en nuestro país. No puede ser ocultado por la inmunidad diplomática", declaró.

El mandatario describió detalles de la investigación turca que hasta ahora habían aparecido en la prensa como filtraciones anónimas, poniendo el acento en que fue un acto premeditado.

Erdogan confirmó que Khashoggi no abandonó el consulado y que la investigación policial se extiende a un bosque en el noroeste de la ciudad y al municipio de Yalova, en una provincia colindante a Estambul.

"La información y evidencias que tenemos indican que Jamal Khashoggi fue víctima de un salvaje asesinato. Ocultar semejante atrocidad dañaría la conciencia de toda la humanidad", declaró el presidente turco.

Y añadió: "Esperamos la misma sensibilidad de todos los implicados, especialmente de la administración de Arabia Saudí".

El líder turco también criticó la lentitud de la investigación del asesinato debido a la tardanza de los permisos de Riad que las autoridades turcas necesitan para poder acceder a las dependencias del consulado, bajo inmunidad diplomática.

Aunque el presidente turco dijo que no dudaba del rey saudí Salman bin Abdelaziz, propuso: "Una investigación tan crítica debe realizarla una delegación que sea justa y verdaderamente imparcial, y que no tenga el mínimo vínculo con lo sucedido".

Además, pidió a las autoridades saudíes que revelen dónde está el cadáver del periodista y exigió saber quién dio las órdenes del crimen.

"Por qué se reúnen 15 personas (saudíes) en Estambul el día del crimen, de quién reciben órdenes esas personas, por qué no se permite registrar el consulado de inmediato, sino días después, por qué se hacen declaraciones insostenibles sobre el asesinato, por qué no hay un cadáver hasta ahora", preguntó Erdogan.

"Todos, desde quien ordenó el asesinato hasta el ejecutor, deben responder para tranquilizar la conciencia de la humanidad", añadió.

El presidente turco apeló al rey saudí para pedir que se revele al identidad del supuesto "colaborador local" que ayudó, según la versión de Riad, a las autoridades consulares a deshacerse del cadáver de Khashoggi.

"Si es cierto lo que dicen de que entregaron el cuerpo a un colaborador local, ¿quién es ese colaborador? Estás obligado a revelar su identidad", dijo Erdogan.

Dan otra versión

Ante la indignación mundial por el asesinato de Jamal Khashoggi, funcionarios saudíes ahora reconocen que el periodista fue abordado al interior del consulado del reinado en Turquía y que había un doble a la mano para ayudar con el encubrimiento. Es el giro más reciente en los elaborados esfuerzos del reinado para explicar la muerte de Khashoggi.

Esta nueva versión de los hechos, que dos funcionarios saudíes

describieron a The Associated Press, surge tres semanas después de que el reinado dijera que Khashoggi salió del consulado por su cuenta e insistía en que las afirmaciones turcas de que fue asesinado por un escuadrón de la muerte eran infundadas.

Ahora, los funcionarios saudíes le dicen a AP que, en efecto, enviaron a un equipo a Turquía que incluía a un experto forense y a un hombre cuyo trabajo era vestirse con la ropa del escritor de 59 años y hacerse pasar por él, aunque insisten en que su muerte fue accidental.

Esta versión intenta distanciar al príncipe heredero Mohammed bin Salmán del asesinato, aunque funcionarios vinculados con el dirigente de 33 años se han visto implicados. Sin embargo, el hecho de que los saudíes reconozcan algunos aspectos de la versión proporcionada por las autoridades turcas, indica que el reinado siente una intensa presión global, incluida la del presidente Donald Trump y de miembros del Congreso de Estados Unidos, algunos de los cuales han pedido que se frene el envío de armas y se impongan sanciones.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...