25 de marzo de 2019 notifications search
menu
Torreón

Un nuevo amanecer

Mujeres con cáncer se unen para apoyarse en la asociación Amanecer Rosa

GABRIEL ACOSTA / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, lunes 22 de octubre 2018, actualizada 9:34 am

Del mismo dolor vendrá un nuevo amanecer”. — Adiós, Gustavo Cerati.

El carácter de Lupita Ríos es inquebrantable. Luego de ocho quimioterapias, una cirugía y 25 radiaciones, su buen humor se percibe desde que uno entra por la puerta de Amanecer Rosa, una asociación en Lerdo, Durango, fundada por ella misma con el fin de formar un grupo de apoyo para mujeres con cáncer. Ahí está permitido llorar, reír, bromear, hacer actividades, compartir experiencias. Todo menos rendirse.

Lupita decidió que el cáncer no iba a arruinarle la navidad. En enero de 2016 recibió el diagnóstico y con serenidad, además de una gran fe en Dios, emprendió la batalla con la que sigue lidiando hoy en día. No está sola. Además del apoyo de su familia, ahora tiene un grupo de guerreras a su lado.

“Yo sé que hay señoras que la pasan muy mal. Han venido aquí destrozadas y gracias a Dios les levantamos la moral. Todas somos como una gran familia. Ya muchas no tienen cáncer y están en el proceso de tratamiento. Hablamos con ellas para que le echen muchas ganas”, cuenta Lupita Ríos.

“¿Ahora cómo me voy a peinar? Me dejo el cabello suelto, al día siguiente por un lado y al otro día por en medio”, dice Lupita riéndose, recordando cómo fue perder el cabello y la resiliencia que mostró. Con cáncer o sin cáncer, el sentido del humor no lo pierde nunca. No duda en contestar que su gran fortaleza la ha sacado de su fe en Dios.

A partir del diagnóstico y de todo su proceso con la enfermedad, Lupita siente que tiene un compromiso con mujeres que atraviesan una situación similar. Las invita a Amanecer Rosa, a que sepan que es su casa y que pueden marcarle a la hora que sea. Ella les ofrece consejo y compañía. “Muchas veces te pueden decir en tu casa que te comprenden, pero no lo hacen al cien. Para comprender a una mujer con cáncer tienes que haber pasado por la misma situación. Son muchos sentimientos encontrados”.

UNA MUJER BENDECIDA

/media/top5/lagINF5bcb8804a2ae9jpg.jpg

A pesar de que el proceso para lidiar con esta enfermedad ha sido tranquilo para Lupita, considera que hay un antes y un después del cáncer. Es consciente de que su familia fue un gran apoyo y que desafortunadamente no todas las mujeres cuentan con esa sólida base.

“Yo me considero, dentro de mi enfermedad, una mujer bendecida. Yo sí tengo el apoyo de mi familia y mis amigos. Hay muchas personas que no lo tienen, que están solas. Ahí es donde nosotros, como asociación, entramos para apoyarlas”. Hoy dice que gracias al cáncer ha conocido a sus mejores amigas.

-¿Qué es lo que más ha aprendido?

“A ser más compañera con las personas. Ya veo la vida de otra manera, vives al día. El día hay que aprovecharlo hoy. Vives el día, mañana no”.

De acuerdo con cifras del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM, en México mueren 10 mujeres al día debido al cáncer de mama. Es de gran importancia detectar a tiempo la enfermedad para tener mayores probabilidades de combatirlo. A estas mujeres, que recién las están diagnosticando, Lupita les ofrece consejo.

“Ahorita está muy avanzada la medicina, hay doctores excelentes y podemos salir adelante. Échenle muchas ganas para que reaccionen mejor a su tratamiento, a las quimioterapias. No lo vean como un castigo, las cosas hay que aceptarlas como vienen. Si tú vas a tu quimio con la mente positiva, reaccionas mejor”.

/media/top5/lagINF5bcb87fb050a8jpg.jpg

SIN TI NO SALE EL SOL

Dentro del grupo de mujeres resalta la figura de un caballero. Vidal Sánchez es un psicoterapeuta invitado por Lupita para ayudar a las chicas a lidiar con sus emociones, en especial con la autoestima. “La autoestima es básica para que puedan aceptarse a sí mismas y verse de otra manera. Les enseñamos también a que su cuerpo y su mente funcionen en armonía más adecuada. Nada está establecido en la vida del ser humano, hay que crear el día”, señala.

El grupo fomenta el desarrollo integral a través de actividades como la pintura y la cerámica. Vidal las apoya con pláticas, con tests de cómo se sienten y cómo es la relación con sus familias. Ese día, al retirarse del lugar, se despide de cada una de ellas pidiéndole a las mujeres que muestren sus sentimientos con sus esposos. “Sin ti no sale el sol, mi amor”, bromea provocando la risa del grupo. Reconoce que la terapia, en gran parte, le sirve también a él. “Es fantástico, ya no lo hago por ellas. Lo hago por mí”, ríe.

DATOS:

Amanecer Rosa.

-Avenida Matamoros 640 norte. Zona Centro, Lerdo.

-Teléfono Lupita Ríos: 87 11 73 22 25

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...