27 de junio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Finanzas

Trump mantendrá aranceles

Trudeau señala que Canadá seguirá diversificando sus mercados en los próximos años

AGENCIAS
WASHINGTON, EU, martes 02 de octubre 2018, actualizada 8:43 am

Enlace copiado

En medio de una algarabía por la firma del nuevo Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, México y Canadá, Donald Trump, presidente de Estados Unidos señaó que comerciar con su país es un privilengio y advirtió que los aranceles al acero y alumnio seguirán.

Trump esgrimió el pacto alcanzado con México y Canadá como una advertencia para futuras negociaciones comerciales, y marcó una vez más el eje básico de sus políticas económicas.

Por su parte, Robert Lighthizer, representante de Comercio Exterior y jefe negociador de Estados Unidos , auguró que "el USMCA acelerará el renacimiento de la manufactura que disfruta el país bajo el presidente de Trump".

En tanto, el presidente Enrique Peña Nieto, señal´ó que el nuevo tratato llega en el momento más oportuno para ser ratificado antes d que termine su mandato.

Peña Nieto afirmó que el nuevo acuerdo "beneficia a América del Norte en su conjunto, al mismo tiempo que protege el interés nacional de cada uno de nuestros países".

"Las condiciones están dadas para que la economía mexicana siga creciendo, atrayendo inversiones y generando empleos bien remunerados", acotó.

Aunque todavía no se ha confirmado cuál será la fecha exacta, el ministro de Economía de México, Ildefonso Guajardo, señaló que la firma podría darse el próximo 29 de noviembre.

El Gobierno canadiense y los principales sindicatos de Canadá aplaudieron el nuevo acuerdo, mientras que los productores lácteos y políticos de Quebec criticaron los detalles del pacto.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, consideró que el nuevo arreglo, bautizado como Acuerdo EU.-México-Canadá (USMCA, en sus siglas en inglés), es "bueno" para su país.

Pasar del TLCAN al USMCA "no fue una hazaña fácil" pero ahora Canadá podrá "consolidar" su posición en Norteamérica, aunque no dejará de diversificar sus mercados aprovechando el acuerdo con Europa, CETA, y con 10 naciones de la región transpacífica CPTPP.

Por su parte, el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, manifestó con beneplácito por el acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, debido a que se garantiza la soberanía sobre el petróleo y la industria eléctrica, se mejorarán los salarios de los trabajadores de la industria automotriz y se crean condiciones favorables para la inversión.

Enfatizó que "por lo que a nosotros corresponde estamos de acuerdo con la negociación que se llevó a cabo; se presentaron momentos de tensión, delicados, al final se aceptaron nuestras propuestas y debo de reconocer que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tuvo una actitud abierta, tolerante" por lo que consideró que el USMCA "es benéfico para los tres pueblos, las tres naciones, los tres gobiernos".

Detalló que "nosotros consideramos que esos son los tres elementos más importantes: mejorar los salarios de los trabajadores de la industria automotriz, dejar a salvo el derecho soberano de México sobre el petróleo y la industria eléctrica.

Lo que perdieron México y Canadá

Una nota de análisis publicada en el Diario El País, señala los puntos en los que Mëxico y Canadá tuvieron que ceder para mantener el tratado trilateral:

=> Industria automotriz: cede México. Era la joya a preservar para las autoridades mexicanas. La entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) en 1994 convirtió al país latinoamericano en una potente plataforma manufacturera y atrajo a las multinacionales del sector, que vieron en él la puerta de entrada perfecta para el mayor mercado mundial: Estados Unidos . Los salarios bajos -hasta seis veces menos que al norte del río Bravo, según los cálculos del servicio de estudios de BBVA-, son y siguen siendo el combustible perfecto para este esquema, que ha disparado el déficit comercial estadounidense con México.

=> Disparidad en otras industrias. El pacto a tres bandas -casi 2.000 páginas en su versión en inglés- no evita, sin embargo, que se mantengan los aranceles impuestos por Estados Unidos al acero y el aluminio importado desde Canadá y México.

=> Vuelta de tuerca en el mercado laboral mexicano. El nuevo acuerdo obliga a México a garantizar la libertad de asociación y al "reconocimiento efectivo" de la negociación colectiva. También a la eliminación del trabajo infantil -una lacra que pervive, en pleno siglo XXI, en amplias zonas del país- y a garantizar unas condiciones de trabajo "aceptables".

=> Sin cláusula de terminación automática. EU encaró la negociación hace 13 meses con un objetivo de máximos: ponerle fecha de caducidad al acuerdo. Era la muestra más evidente de hasta qué punto el TLC irritaba a Trump.

=> Concesiones de Canadá en lácteos. El comercio de leche y otros productos lácteos fue el principal caballo de batalla en la recta final de la negociación, a pesar de que desde el punto de vista del volumen es insignificante. Políticamente, en cambio, es un tema muy sensible a ambos lados de la frontera. Canadá tendrá que dar un mayor acceso a los productos estadounidenses a su mercado, hasta ahora muy restringido.

=> Muchos capítulos heredados del TPP, el acuerdo que tanto denostó Trump. El sector lácteo es un buen ejemplo, pero hay más: muchos capítulos se inspiran, paradójicamente, en el acuerdo comercial transpacífico (TPP), del que el magnate republicano se salió en su primera gran decisión como presidente.

=> Cambio de nombre, asunto cosmético. Aunque no tiene ninguna relevancia técnica ni sobre el comercio entre los tres países, dejar atrás el nombre NAFTA (TLC, en español) era una de las mayores exigencias de Trump, que lleva meses cargando contra las supuestas "injusticias" de este tratado para EU.

=> La firma, en dos meses. La idea es que el acuerdo quede sellado en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G20 de finales de noviembre en Buenos Aires (Argentina), a la que asistirán Donald Trump, Peña Nieto y Justin Trudeau. En México no se habrá problemas: la nueva mayoría de Morena apoyará el nuevo acuerdo. Tampoco en Canadá. Más dudas hay en EU, donde las elecciones legislativas de noviembre amenazan con ser un tsunami para los republicanos.

=> Adaptado al siglo XXI. El acuerdo de 1994 estaba obsoleto en este punto: en aquel momento, Internet era solo una tecnología embrionaria. Se introducen cambios en disposiciones dedicadas a la propiedad intelectual para hacer frente a amenazas como la piratería.

=> Contra la manipulación de divisas. El pacto incluye una provisión orientada a disuadir a que los países manipulen sus monedas para favorecer su posición de juego en el mercado global. En la práctica no afecta a los tres miembros de la zona de libre cambio porque sus divisas fluctúan libremente. Mira más hacia los terceros países como China y abre la puerta a su introducción en futuros acuerdos comerciales.

Ve OCDE mayor productividad

El nuevo Acuerdo Estados Unidos, México, Canadá, que hasta hoy se conoce como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) contribuirá a mayor productividad y competitividad de la región en el ámbito internacional, dijo el secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría Treviño. “El acuerdo anunciado hoy sostendrá el fuerte crecimiento y los buenos empleos en los tres países; asimismo, estimulará la confianza de las empresas y los inversionistas al mantener un comercio estable basado en regulaciones previsibles. En pocas palabras, contribuirá a la mayor productividad y competitividad de la región en el ámbito internacional”, expuso. Tras asegurar que hay beneplácito por el convenio, en un comunicado explicó que la Organización apoya la apertura de mercados al comercio, además de la inversión como impulsor esencial para el crecimiento y el empleo.

La directora gerente de Moody’s, Atsi Sheth, dijo que las señales de conclusión de las negociaciones comerciales entre estos tres países están en línea con la opinión expresada por la calificadora hace tiempo, en el sentido de que continuará existiendo un tratado comercial para América del Norte.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...