Columnas Social
GILDARDO CONTRERAS PALACIOS Domingo 19 de ago 2018, actualizada 10:17am ... Anterior El Siglo 3 de 6 Siguiente ... El Siglo

La llamada "Casa de los Estados Unidos" en Parras

El Siglo

El Ejército de Wool sólo permaneció en Parras durante 12 días, del 5 al 17 de diciembre de 1846, día en que recibió una orden de Taylor de que debería dirigirse hacia el Saltillo, ante la inminente marcha hacia allá, del ejército mexicano bajo las ordenes de Antonio López de Santa Anna; en su salida sólo quedó retrasado el capitán Hughes, topógrafo que días antes había salido con una partida de 14 hombres para hacer un reconocimiento sobre la región de La Laguna; además, permaneció en Parras el capitán Hoffman, con una pequeña partida de militares para resguardar a algunos de sus compatriotas que estaban enfermos de sarampión, y habían quedado en Parras, bajo el "cuidado caritativo" de distinguidas damas que se ofrecieron a ello.

A partir de aquella corta estadía de los norteamericanos en la casa que nos ocupa, los pobladores de Parras la empezaron a identificar con el nombre de la casa de los Estados Unidos, así se le conoció en los años subsecuentes; en las escrituras de compraventa, concernientes a dicha propiedad que se efectuaron durante la segunda mitad del siglo XIX, de esa forma se le denominaba.

Los norteamericanos siguieron visitando el suelo parrense. En mayo de 1847, el ejército del coronel Doniphan, estuvo en Parras procedente de Chihuahua y con rumbo del Saltillo, buscando salir de territorio mexicano por el norte de Tamaulipas. El día 12 de mayo, la vanguardia de la columna de Doniphan, al mando del capitán Reid y del teniente Mitchel, procedentes de La Laguna, pudo haber llegado a Parras sin tocar San Lorenzo, sin embargo lo hicieron, por las instrucciones de la superioridad de que allí recibirían el auxilio necesario para la tropa, que estaba totalmente desgastada en todos sentidos. Los contratos de los voluntarios habían vencido, meses atrás, y sólo deseaban regresar a sus hogares. Allí los hombres de Doniphan ofrecieron su ayuda a Manuel Ibarra, para combatir a una partida de indios lipanes, que habían estado asolando a la región en los últimos días, dicha partida militar, con Reid y Mitchel a la cabeza, en número de 10 individuos, esa misma tarde, regresó por donde habían llegado y se apostaron el sitio denominado El Pozo a 30 millas de San Lorenzo, camino a La Laguna; muy de mañana, el grupo fue auxiliado por otros 30 milicianos de la avanzada de Doniphan, y poco tiempo después, del día 13 de mayo de 1847, tuvieron un enfrentamiento con cerca de 50 guerreros lipanes, a quienes les mataron cerca de 15 individuos, liberaron a rehenes cautivos y recuperaron el ganado que habían robado en sus correrías. Ibarra entre otros agradecimientos por esta ayuda, del teniente Mitchell y del capitán Reid, les regaló los caballos que les había facilitado para que se trasladasen a aquel sitio en busca de los lipanes.

Aquella ayuda de los norteamericanos a Ibarra, es comprensible, debido a los acuerdos que el dueño de San Lorenzo, había tenido con el general Wool, y a su vez aquel, les servía de correo, llevando y trayendo noticias desde su paso por Parras, aún y cuando dicho general se encontraba en Buenavista.

Aún y cuando Doniphan y sus hombres sólo permanecieron en Parras por tres días, es lógico y muy probable, que él y sus principales jefes hayan ocupado la casa, que había proporcionado Ibarra a Wool. Su estadía en Parras fue del 14 al 17 de mayo de 1847, día en que continuaron su marcha hacia el Saltillo. A su paso por San Lorenzo, el lugar les pareció: "… una espléndida hacienda perteneciente a don Manuel de Ibarra. La hacienda tenía la apariencia de ser una rica villa y don Manuel quien vivía allí sin duda lo hacía con comodidades…".

La llamada casa "de los Estados Unidos", siguió siendo visitada ocasionalmente, por los soldados norteamericanos, allí pernoctaban aquellas partidas de milicianos, que realizaban rondines de vigilancia en la región de Parras, mientras estuvo la ocupación norteamericana en nuestro territorio. La jefatura general del ejército de ocupación, en un principio estuvo a cargo de Z. Taylor y abarcaba los estados de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y Zacatecas. A la salida de Taylor en noviembre de 1847, Wool ocupó su lugar y estuvo al mando de dicha jefatura, hasta junio de 1848, aun y cuando ya se había firmado el Tratado de Paz, en Guadalupe Hidalgo, en febrero anterior, y por el cual México perdió más de la mitad de su territorio. Aquellas patrullas de vigilancia, cometían toda clase de atropellos en contra de la población civil, llegando aún al asesinato, como el de Longinos de León, que fue muerto por ellos, por el rumbo del "cerro del muerto" el 27 de noviembre de 1847; y todavía el 24 y 27 de marzo de 1848, ajusticiaron por insubordinación, por medio de la horca en la plaza de Parras a Eduardo Perales y José Antonio Hernández. Con la salida del ejército de ocupación, las visitas de los norteamericanos a Parras, cesaron. Sólo quedó el recuerdo de su estadía, en el nombre que los pobladores de Parras, le asignaron a aquella edificación, que una vez utilizaron en su servicio.

La propiedad de San Lorenzo y las situadas en Parras, estuvieron en manos de los Ibarra, hasta la muerte de doña Isabel Goribar Arrieta, viuda de don Manuel Ibarra Castaño, la cual ocurrió a mediados de los años cincuenta del siglo XIX. Leonardo Zuloaga, como encargado de los negocios de su suegra, buscó interesados en adquirir dicha propiedad entre los acreedores de dicha hacienda, pero no encontró respuesta y prefirió quedarse con ella, con el pago correspondiente de algunos créditos que la gravaban, en el año de 1859.

Entre las deudas que la hacienda tenía, había una con la Iglesia Catedral de Durango por 5,800 pesos, cuya garantía eran, la llamada casa de los Estados Unidos y la del "Santuario", localizadas en Parras; Leonardo Zuloaga, esposo de Luisa Ibarra, al adquirir la citada hacienda y demás inmuebles, no quiso reconocer más aquella deuda y entregó a cambio dichas propiedades.

Durante la Guerra de Reforma, de acuerdo con la ley del 7 de diciembre de 1858 expedida por Santos Degollado, impuso un préstamo obligatorio al clero de dos y medio millones de pesos "…por cuantiosas sumas que el mismo clero ha facilitado a un puñado de militares desleales..."; de acuerdo a dicha ley, el gobierno de Nuevo León y Coahuila, a cargo de Santiago Vidaurri, "recogió" aquellas propiedades que Zuloaga no quiso recuperar, como parte de la garantía del "crédito forzoso" a cargo de la Iglesia; el mismo gobierno se encargó de "tirar" las escrituras correspondientes, a favor del señor Pedro López Estrada, quien liquidó el importe de la compraventa al mismo Gobierno del Estado. Aquella operación se realizó el 2 de mayo de 1860, ante el Juez de Letras, Lic. Antonio Valdés Carrillo.

El 16 de febrero de 1865, la propiedad de la "casa conocida como de los Estados Unidos y la viña llamada San Pedro…", fue vendida por don José María Aguirre y Gómez, representante legal de su hermano político, Pedro López Estrada, a la señora María Carmen de la Peña Rumayor, en la cantidad de 2,500 pesos, pagaderos en monedas de plata acuñadas y no otra cosa ni especie (en la venta no se incluyó la del Santuario). En términos generales, dicha propiedad colindaba al Norte con la calle Ramos Arizpe, al Sur con arroyo denominado de "Los Sandovales" (el Barranco, hoy Calle Madero), al oriente con callejón de don José Delfín (callejón del Aguacate, hoy Guerrero), y al Poniente con propiedad de los Olvera, propiedades situadas sobre la acera oriente de la hoy calle Múzquiz.

En enero 3 de 1873, la señora De la Peña, vendió una porción de su propiedad a don Policarpo Hernández en 450 pesos, y a partir de esa fecha, en los subsecuentes años, se realizaron diversas operaciones de compraventa, en forma fraccionada sobre los terrenos de la propiedad conocida como casa de los Estados Unidos y viña de San Pedro. En ellas intervinieron en diferentes fechas don Matías de la Peña, don Tiburcio Montoya, la firma Fuentes y Hno., don Dionisio Reyes y José de la Peña, representado por don José Ma. Aguirre, quien, el 1 de febrero de 1894, enajenó lo correspondiente a la viña de San Pedro al señor Cosme Charles en la cantidad de 3,000 pesos. Dicha viña tenía tres títulos sobre derechos del "Agua Grande" que habían sido adquiridos por los Ibarra, en el año de 1834. Fue el 28 de febrero de 1898, cuando don Cosme Charles, adquirió de don Dionisio Reyes, la propiedad correspondiente a la casa de los Estados Unidos, la cual estaba integrada por 20 piezas, una "aguardentera", 2 bodegas, 2 pasadizos, 2 zaguanes y dos patios. De esa forma, el señor Charles se hizo de la propiedad completa que originalmente se componía de casa y viña.

Durante el siglo XX, a la muerte de don Cosme Charles en julio de 1918, la propiedad pasó a sus descendientes, en la actualidad, gran parte de dicha propiedad, la han enajenado en forma parcial; en el área que correspondía a la viña, se han construido casas habitación, a manera de "fraccionamiento", cuya entrada está por la calle Ramos Arizpe, en el lado oriente de la fachada de la casa principal que fue conocida como de los Estados Unidos. El área que corresponde al frente de lo que fue la casa habitación, y "tienda", se han establecido algunos negocios, como hoy día se estila en la mayoría de las casas situadas en el Centro Histórico de Parras, que hasta finales del siglo XX, constituían el hogar de muchas familias parrenses. Hoy Parras, se ha convertido en el gran "tianguis" del sur de Coahuila.


Más de Columnas Social

... Anterior El Siglo Siguiente ... El Siglo


- IMP
El Siglo
El Siglo0
RELACIONADAS
Ver más
DESTACAMOS
El Siglo
COMENTA ESTA NOTICIA
El Siglo
Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE El Siglo

© 2018. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT