27 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Ola de calor 'derrite' a países

ALTAS TEMPERATURAS TAMBIÉN AFECTAN A INGLATERRA Y SUROESTE DE ESTADOS UNIDOS

NOTIMEX
TOKIO, JAPÓN, martes 24 de julio 2018, actualizada 8:15 am

Enlace copiado

Japón alcanzó ayer la más alta temperatura de que tenga registro, cuando el termómetro llegó a los 41.1 grados centígrados en Kumagaya, en la centro occidental prefectura de Saitama.

La Agencia Meteorológica de Japón añadió que el récord anterior pertenecía a la localidad de Shimanto, en la centro sur prefectura de Koicho, que en agosto de 2013 llegó a los 41 grados centígrados.

La ola de calor que vive el archipiélago continuó haciéndose sentir, y ya ha dejado más de 40 personas muertas, además de decenas de miles con malestares que los han obligado a recurrir a la atención medica, señaló un despacho de la agencia Kyodo.

Este lunes en prefecturas alrededor de la capital Tokio, ha habido tres muertes, todas de personas de edad, mientras la víspera el departamento de Bomberos reportó tres mil 125 servicios por problemas derivados del calor.

De ese número de servicios, 300 derivaron en el traslado de personas afectadas por las altas temperaturas a hospitales.

De acuerdo a las autoridades de meteorología, la ola de calor se debe al sistema de alta presión que afecta al país asiático, que al mantenerse hará que sigan altas las temperaturas.

 EN INGLATERRA

La ola de calor en Inglaterra alcanzó ayer una temperatura de 33.3 grados centígrados, la máxima registrada hasta el ahora durante este año y con posibilidades de que la capital británica alcance esta semana los 35 grados centígrados.

La Oficina Meteorológica (Met Office) emitió una alerta amarilla hasta el próximo viernes, lo cual significa que se deben tomar precauciones extras ante esta prolongada ola de calor.

"Hay un 90 por ciento de posibilidades de que las condiciones de calor permanezcan entre el lunes (...) hasta el viernes en algunas partes de Inglaterra", señaló.

La temperatura máxima se registró en Santon Downham, Suffolk, un poblado que se ubica en el este de Inglaterra. La alerta amarilla se emite cuando las condiciones de calor durante el día alcanzan los 30 grados centígrados durante dos días consecutivos.

 EN ESTADOS UNIDOS

Las altas temperaturas veraniegas también azotan el suroeste de EU debido a la llegada de un frente africano que ha elevado las temperaturas por encima de los 42 grados Centígrados, un hecho con notables efectos para la salud y la economía.

El Servicio de Meteorología nacional confirmó ayer que la ola de calor, que comenzó a principios de julio y afecta a estados como California, Arizona o Texas, se mantendrá al menos hasta el próximo jueves con temperaturas cercanas a los 46 grados Centígrados durante el día y 35 en la noche.

La combinación de partículas de arena procedentes del Sahara y la contaminación, junto a las temperaturas intensas, generan un clima desértico con brumas y un empeoramiento de la calidad del aire que perjudica a las personas con afecciones cardíacas o pulmonares, adultos mayores y niños.

Emergen cuerpos en glaciares

Un guía del monte Cervino (Matterhorn, en alemán), en los Alpes suizos, encontró el pasado 14 de julio el cuerpo de un escalador, identificado días después como un ciudadano japonés de 67 años. Aunque todavía no ha trascendido ni cuándo ni en qué circunstancias desapareció el hombre, el hallazgo no es novedoso: el derretimiento que sufren los glaciares como consecuencia del calentamiento global ha destapado en la última década en Suiza otros cuerpos atrapados durante años en el hielo en una zona en la que unas 280 personas han desaparecido sin dejar rastro alguno desde 1926.

Hace ahora justo un año, un empleado de la empresa Glacier 3000, que administra los teleféricos en el monte Cervino, encontró mientras paseaba por el glaciar Tsanfleuron los cadáveres congelados en perfecto estado de conservación del matrimonio formado por Marcelin y Francine Dumoulin, desaparecido en 1942.

En 2016, fueron descubiertos los restos de un alemán extraviado desde 1963 en el glaciar de Morteratsch, en el cantón de Graubünden.

En 2014, fueron hallados casi en la cima del monte Cervino los restos de Jonathan Conville, que nunca regresó de la escalada que emprendió por la montaña en 1979. Ese mismo año fue encontrado en un glaciar del cantón de Berna el cadáver de un explorador checo, perdido desde 1974.

Un año después, también en el monte Cervino, un grupo de montañeros se topó con los cuerpos de los japoneses Michio Oikawa y Masayuki Kobayashi, desaparecidos el 18 de agosto de 1970.

(Con información de El País).

Vinculan aumento de suicidios con cambio climático

El aumento de la temperatura global para el año 2050 puede ocasionar un incremento de 21.000 suicidios adicionales en Estados Unidos y México, según un estudio de la Universidad de Stanford dado a conocer el día de ayer.

La investigación, publicada en la revista Nature Climate Change, encontró "fuerte evidencia" que las altas temperaturas aumentan las tasas de suicidio, de acuerdo con una nota de la universidad.

"Los miles de suicidios adicionales que es probable que ocurran como resultado de un cambio climático no mitigado no son solo un número, representan pérdidas trágicas para las familias de todo el país", señaló el profesor y director del estudio sobre Marshall Burke en declaraciones recogidas en el comunicado.

Los investigadores compararon los récords de las temperaturas y los datos de suicidio a lo largo de varias décadas en condados de Estados Unidos y México, además de estudiar incluso el lenguaje usado en redes sociales.

El equipo utilizó proyecciones de modelos climáticos globales y calculó que el aumento de temperatura para 2050 podrían incrementar las tasas de suicidio un 1,4 % en Estados Unidos y un 2,3 % en México, lo que representaría 21.000 casos más en los dos países.

Burke, economista de la Escuela de la Tierra, Energía y Ciencias Ambientales en Stanford, agregó que los efectos de las altas temperaturas difieren poco según "la riqueza de las poblaciones y si están habituados a climas calurosos".

Solomon Hsiang, coautor del estudio y profesor en la Universidad de California Berkeley, explicó que aunque que por años se han estudiado los efectos del calentamiento respecto a conflictos y violencia, y que arrojaron revelaciones según las cuales las personas pelean más bajo altas temperaturas, ahora se estima que además de lastimar a otros algunas personas se lastiman a sí mismas.

"Parece que el calor afecta profundamente a la mente humana y cómo decidimos infligir daño", agregó Hsiang. (EFE)

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...